lunes, abril 28

Conversaciones en la embajada (VIII): Extrañas asociaciones de ideas

Llega la primavera y empiezan las excursiones familiares de lo sábados. Este último tocó a Avila. La #3 se pasó todo el invierno insistiendo en visitar la ciudad amurallada después de haber leído una biografía de Santa Teresa para niños. El siguiente sitio que quiere ir a ver es Calcuta, por motivos similares, aunque creo que esto lo va a tener algo más complicado.

La Embajadorcita #1 se apropió de la cámara de vídeo con la intención de hacer un completísimo reportaje de la excursión. Recuérdese que la #1 es esencialmente espiritual poco apegada a las realidades terrenas, mientras que la #2 es todo lo contrario: apunta maneras de ingeniera.

Pues bien, la #1 se pone a filmar y cuando lleva un rato se da cuenta que la pantalla está totalmente negra. No se ve nada:

Embajadorcita #1 (Ofuscada): ¿Que narices le pasa a esto?.¡No se ve nada!

Embajadorcita #2 (Autosufuciente): Hija, es que tienes que quitar la tapa del propósito.

Embajadorcita #1 (Confundida): ¿Como?

Embajadorcita #2 (Hastiada de la poca habilidad de su hermana): Que tienes que quitar la tapa del propósito. Anda, dejame.

Embajadorcita #1 (Roja de la risa): ¡¡Eso no es el propósito es el objetivo!!

Embajadorcita #2 (En plan: Como que no te enteras marisabidilla): Papá me dijo una vez que un pro-pó-si-to es lo mismo que un ob-je-ti-vo. ¡Lista, que eres una lista!.

Luego tuve con la #1 una larga discusión léxico-filológica. A la #2 le importa un bledo esas inútiles disquisiciones: la cámara funciona como ella dice, y si su padre dice que un objetivo es lo mismo que un propósito no hay fuerza en la tierra que le convenza de lo contrario. Punto pelota y a ver las murallas que son muy bonitas.

Esta entrada se la dedico a Cristina L. y a su madre que me han dicho por ahí son infatigables seguidoras de esta bitácora.

6 comentarios:

Cristina L. dijo...

¡Lo que me he reído! Tan geniales como siempre. Muchos recuerdos. Ha sido una agradable sorpresa.

Embajador en el Infierno dijo...

Pues nada, nada. A disfrutar.

Seneka dijo...

Son geniales tus hijas. Aunque tengo la secreta esperanza de que la voocación de mis hijos no sea el matrimonio, si las cosas se me tuercen tenemos que hablar tu y yo (bueno, la Sra. Embajadora y la Sra. Seneka, más bien ...).

Anónimo dijo...

OLE,OLE y OLE

Embajador en el Infierno dijo...

Seneka- Yo ya llevo algún tiempo en contacto con la superiora de un convento de calatravas de estricta clausura sito en Moralzarzal. No te digo más.

Anónimo- A ver si me dices quien eres...

Anónimo dijo...

Hola!