lunes, abril 7

Frutos del liberalismo

Especialmente dedicado a la "amiga" de AMDG:

El investigador Francisco Fernández Pardo presentó este lunes en Sevilla la obra Dispersión y destrucción del patrimonio artístico español, en la que señala a los responsables de que "más del 50 por ciento del patrimonio artístico español se haya perdido".

Dividida en cinco volúmenes a lo largo de dos siglos (XIX y XX), la obra se acompaña de 3.500 ilustraciones en gran formato. El primer volumen se inicia con la Guerra de la Independencia y los "enormes saqueos" de los franceses y continúa con el proceso de desamortizaciones de Mendizabal a las órdenes religiosas, donde muchas obras "pasan al poder del Estado" y, tras recorrer la España "arruinada del siglo XIX", donde se vendía mucho arte por poco dinero. Los dos últimos volúmenes describen el escenario del siglo XX hasta la actualidad.


Tomado de El Bibliómano.


Lea lo que otros dicen sobre: , ,

8 comentarios:

Seneka dijo...

Paisano, parece que estemos conectados misteriosamente en la distancia (¿el alambre de plata?):

http://seniorquecosas.blogspot.com/2008/04/memoria-historica-plus.html

Mas sobre frutos del liberalismo.

Embajador en el Infierno dijo...

¿Pero vuelves a escribir regularmente o que?

o s a k a dijo...

en realidad eran unos avanzados, las vanguardias renovadoras

: (

n a c o
desdeladeconstrucción

LUIS AMÉZAGA dijo...

Ahora el término liberal se lo apropia cualquiera. La deconstrucción que avisa naco.

Sijander dijo...

Gracias por la sugerencia, lo tendré en cuenta. Por cierto, ¿te conozco? ¿Quién eres?

AMDG dijo...

Matanzas sistemáticas de civiles para el imponer el derecho a la vida y expolio masivo de bienes ajenos para imponer el derecho a la propiedad.

Fighting for peace is like f*ck*ng for virginity.

Embajador, ¿aún no te leen tus hijas, verdad? :)

AMDG dijo...

Por cierto. Tratarán también de la Guerra Civil, digo yo.

Embajador en el Infierno dijo...

Sijander- Pues no lo se, ¿Quién eres tú?.

AMDG- No te preocupes, con los tiempos que corren ya hemos hablado de las "cosas de la vida" largo y tendido a estas alturas. Intenté negociar con mi mujer: ella se ocupaba de las hijas y yo de los hijos. Pero no coló. Me comí buena parte del marrón. Mira esto.