viernes, mayo 16

El PSOE se echa en brazos de Mariano

Los analistas bursátiles más avezados saben perfectamente que cuando un comercial de su mesa de contratación o un inversor les presionan vehementemente para que den una recomendación de compra en un valor determinado, no les mueve su interés por el valor y el dar a conocer al mundo entero una magnífica oportunidad de compra. No, lo que realmente desean es vender su participación. La idea es que el analista "caliente" inopinadamente el valor para que ellos (el inversor o el cliente de un comercial) puedan cómodamente deshacer su posición. El caso más gráfico de esto que digo se puede leer aqui.

No se si es por haber pasado la mayor parte de mi carrera profesional en la bolsa o simplemente por mi natural desconfiado, el caso es que en cuestiones de política siempre procuro buscarle los tres pies al gato. Y por lo general con buenos resultados. Los políticos son mucho peores que los bolsistas.

De modo que para desentrañar las razones que expliquen el apoyo del PSOE (entorno mediático incluido) a Rajoy no me sirve la respuesta facilona de "es que Rajoy no va a ganar elecciones nunca". Lo que está bien claro, y la experiencia lo demuestra, es que en el momento que un dirigente del Partido Popular es encumbrado por el entorno socialista, las "bases" se le echan encima e impiden cualquier progreso de dicho dirigente: vease el caso Gay-ardón.

Para el PSOE lo de Gay-ardón es una especie de gambito de dama. Prefieren ceder Madrid que cosas mayores.

Desde el momento en que Zapatero da el giro a la izquierda que le permite ganar las elecciones, deja claramente desprotegido su lado derecho, o sea el centro. Resulta absolutamente de cajón que esa es la vía que tiene el PP para crecer en votos de cara a próximas elecciones. Sobre todo si tenemos en cuenta que a la derecha del PP no hay nada, no tienen donde rascar, ni tienen donde perder. La derecha del PP seguirá votando al PP aunque Mariano celebre una misa negra con sacrificio humano incluido, televisada via satélite y con Zerolo de monaguillo.

Y por si acaso alguien duda de lo que digo, vease la última iniciativa del entorno socio-mediático del PP para recuperar a la "derecha sociológica" que ya empezaba a desmandarse peligrosamente (comentario sobre esto en próxima entrada).

O sea, que Mariano está siguiendo la estrategia adecuada para volver al poder. Que al fin y al cabo es para lo que está el PP, y no para románticas aventuras en pos de "valores" y "principios", que no dan de comer.

Dicho todo lo cual, un comentarista a la anterior entrada sugiere que lo que el PSOE pretende con su apoyo a Rajoy es hacer salir a la palestra a todo el sector "rancio y radical" (palabras del comentarista) para que organicen una buena fiesta y con un poco de suerte se hagan con el poder en el partido. La premisa es que las posibilidades de los "rancios y radicales" de hacerse con el "centro" son escasas.

Con las salvedades pertinentes en la terminología, me parece que por ahí van los tiros.

Gracias Nicolas V.



Lea lo que otros dicen sobre: , , , , , ,

7 comentarios:

Ignacio dijo...

Por nada del mundo me pierdo esa misa, mueve tus hilos que yo quiero ir




La derecha del PP seguirá votando al PP aunque Mariano celebre una misa negra con sacrificio humano incluido, televisada via satélite y con Zerolo de monaguillo.




Mis saludos, sra embajadora.

Embajador en el Infierno dijo...

Proximamente en los antiguos muelles de la Copa del América. Ya verás. (Algún uso hay que darles, ¿no?).

Ignacio dijo...

En dos semanas tengo que ir a regatear; ya te pondré los ientes largos con las fotos y demás.




Mis saludos sra.embajadora.

Embajador en el Infierno dijo...

Eso ha sido una cabronada por tu parte.

Ignacio dijo...

Pues si; pero lo bien que nos lo pasamos ¿que?



Mis saludos sra embajadora

AMDG dijo...

Dicen que es El País, despechado por Zeta, el que está prometiéndole a Rajoy "cobertura mediatica".

Embajador en el Infierno dijo...

AMDG- Mira que eso lo he oido yo también. Pero me parece demasiado conspiranoico, aunque con bastante sentido.