domingo, mayo 11

España y la Revolución: La historia se repite

Siglo XIX: En el cara a cara entre España y la Revolución, en el año 1808, nuestra patria salió victoriosa. En 1812 nos colaron la Revolución que España no quería, por la puerta de atrás, mediante una constitución que se impuso gracias a la violencia, tanto física como intelectual de cuatro decididos juramentados.

Siglo XX: En el cara a cara entre España y la Revolución (comunista, digna hija de la anterior liberal), nuestra patria salió de nuevo victoriosa. Una vez más se ganó la guerra y se perdió la paz, y aunque tardaron un poco más, los cuatro juramentados colaron de nuevo la Revolución que España no quería, por la puerta de atrás, mediante una constitución que se impuso gracias a la violencia, tanto física como intelectual de cuatro decididos juramentados.

Siglo XXI: ¿Se repetirá la historia?. Esta vez la revolución ha hecho su trabajo destruyendo la fibra moral y la reserva espiritual. Tiene más posibilidades de vencer en el cara a cara.

 

Etiquetas de Technorati: ,,

6 comentarios:

Ignacio dijo...

Ellos nunca van cara a cara, van por la espalda.

Y no cuentas con una variable: ellos ven la guerra, las guerras, comolas peleas de pressing catch: nadie sale dañado pero hay que evitarlas y ser todos amiguitos, hombre.

Y si noes así la guerra, es que los demás estaban equivocados.

Mis saludos, sra embajadora.

Anónimo dijo...

Creo que esta vez sería más difícil un triunfo católico, porque con la estrategia gramsciana (aplicada también dentro de la Iglesia), me parece (o al menos eso se ve desde Argentina y en las estadísticas), minar al alma católica de España.
Aunque no todo está dicho.
Hernandarias

Seneka dijo...

Dices que se ganó la guerra y se poerdió la paz (1939) y dices bien. Pero lo "sorprendente" es que esa derrota en la paz comenzó a gestarse antes de acabar la guerra. Resulta tremendamente clarificador analizar la biografía de algunos personajes, como Carlos Arias Navarro, su trayectoria y su actuación en la vida pública. O la postura frente al régimen franquista de las grandes potencias durante los famosos 40 años.

La sangre de los "vencedores" ya había sido pisoteada y traicionada antes del 1 de Abril de 1939.

pcbcarp dijo...

A ver si me aclaro. ¿Planteáis el retorno al Ancien Régime? O sea, Ancien, ancien...

Embajador en el Infierno dijo...

Ignacio- Por algo son los hijos de las tinieblas.

Hernandarias- Creo que estas en lo cierto, tristemente.

Seneka- La pérdida de la paz se empezó a gestar desde el decreto de unificación y el encumbramiento de "politicos profesionales" como el cuñadísimo.

PCBCARP- Si por Ancien te refieres al absolutismo de corte jansenista, pues la respuesta es no. Nuestro Ancien es más Ancien que el Ancien. Y sobre todo, es de aqui, de la tierra, no importado de Francia (ni de ningún otro sitio). Implica un Estado mínimo y una Sociedad fuerte y vibrante.

Se que alguno me crucificará por lo que voy a decir, pero a dia de hoy lo más parecido a lo que yo quiero es la estructura política de los USA. Con las pertinentes salvedades, a lo maltés.

Seneka dijo...

En realidad creo que el decreto de unificación fué sólo un síntoma, no la raiz del problema.

Cuando el poder mundialista comprendió que la Républica tenía los días contados, reaccionó de inmediato para comenzar a instalarse descaradamente en los entresijos y aparatos del poder franquista. Ese fue el momento en que todo empezó a crujir.

Si encuentro la referencia a la biografía de Arias Navarro te la paso, pero te aseguro que es espeluznante.