martes, junio 3

En la COPE empiezan a despertar

Uno ya no sabe si esto es alancear moro muerto, hacer leña del arbol caído o mera coincidencia, el caso es que me alegro que haya gente en la COPE de los que tienen responsabilidad en la cadena que venga a decir las cosas claras. Es lo que ha hecho el Padre Bru, director de la programación socio-religiosa en la COPE, y a quien yo no tenía el gusto de conocer hasta el día de hoy en su bitácora:

Otro tema, que en conciencia no puedo pasar por alto. Esta mañana se ha cuestionado la libertad de expresión de una persona que siempre debería ser especialmente respetada en esta casa, el Cardenal Arzobispo de Barcelona. Más aún cuando de lo que habla es de esta casa. Nunca me ha convencido la defensa de la libertad de los “liberales”, por muy natural que parezca que un liberal defienda la libertad. La razón de mi desconfianza es doble: primero porque el liberal puro, al no tener una visión trascendente de la vida, no suele dar mucha importancia al respeto a la dignidad humana de los demás a la hora de ejercer su libre albedrío. Segundo, porque su característico individualismo autosuficiente le lleva a magnificar el derecho a su propia libertad, y minimizar, cuando no negar, el derecho a la libertad de los demás.


No tengo ninguna personal simpatía por el Cardenal Martinez Sistach, pero la verdad es que si sus críticas van a servir para que se empiece a hablar a las claras acerca de ciertas ideologías absolutamente incompatibles con el catolicismo y que campan a sus anchas por las dehesas eclesiales, pues bienvenido sea. Y el párrafo del Padre Bru es irreprochable.



15 comentarios:

Tumbaíto dijo...

¿Qué ha ocurrido para que la libertad de expresión de uno de los amiguitos del NAZIonalismo catalán esté en cuestión?

¿Le han echado plomo fundido por la garganta o quizá ha padecido la ablación de sus cuerdas vocales?

Espero que no sea simplemente que alguien haya dicho que el cardenal es un impresentable.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Desconfío de los que desconfían. Es lo lógico.

Seneka dijo...

¿Has leido la entrevista a JM de Prada en L'Osservatore Romano y su artículo del domingo en ABC semanal?

Cada vez suena con más inisistencia lo que el padre Bru señala en su blog. ¡Ya está bien de contemporizar con el enemigo de la Iglesia!

Esperemos que esto vaya dando sus frutos y que no de origen a un nuevo "efecto pendular".

pcbcarp dijo...

Vaya, parece que por fin se relativiza el conocido axioma de que sólo fulanito y menganito tienen derecho a la libertad de expresión.

Dhavar dijo...

Primo:No se ha cuestionado la libertad de expresión de nadie.Simplemente se ha dicho que lo que ha dicho es una sandez, lo cual es absolutamente cierto.Claro que, si de la jerarquía primero y de Gallardón después sólo se puede decir !Qúe grande eres Marcial!
A cuenta de tanta dignidad ofendida nos estamos volviendo un país de gazmoños insoportable.
Segundo:
"al no tener una visión trascendente de la vida, no suele dar mucha importancia al respeto a la dignidad humana de los demás a la hora de ejercer su libre albedrío".
Esto es para enmarcarlo.Ese "non sequitur" es memorable.
Tercero:Este señor debería leer un poco más a San Agustín y la inviolabilidad de la libertad humana (incluso frente a la Curia, vaya por Dios), en vez de refocilarse en la vieja condena al liberalismo del siglo XIX.

En todo caso, oído cocina:Cuidado con los musulmanes, que se ofenden por todo.Cuidado con los políticos, que también se ofenden por todo.Y cuidado con la Jerarquía Católica, que también se le han hinchado las narices.Mordazas para todos, la verdadera libertad es lo que yo digo que es, que para eso mando, en las conciencias o en los cuerpos.

Y, sobre todo, que nadie diga córcholis, o le pongo una querella del copón.Y que nadie ose criticar mis actuaciones ni mis dichos, que eso es un insoportable menoscabo de mi dignidad.Sólo faltaba!

Seneka dijo...

En mi humilde opinión:

el ejercicio dialéctico del talibán de la COPE no es un ejercicio de libertad, porque lo hace sin un ápice de caridad y porque (más importante aún) lo hace sin sentido de la responsabilidad.

Su preocupación no es la verdad, sino la defensa a ultranza de una posición ideológica apriorística, a la que pretende ahormar (y no le sale, claro) el Magisterio de la Iglesia cuando le interesa.

Me parece que las palabras y críticas del padre Bru van por este camino. No me parece buen negocio intentar colocar al sacerdote en una posición ideológica o política que el no ha adoptado.

Anónimo dijo...

Dhavar:

Si la solución es muy fácil: todos los que idolatráis a Losantos -como si la salvación de España dependiese de un ex-maoísta actualmente en estado de ateísmo perplejo, y su amigo protestante- hacéis una colecta, le montáis una emisora de radio y ya está.

Como has leído a San Agustín, es fácil que comprendas la dificultad de que la Evangelización la hagan los ateos, aunque para Dios todo es posible.

Por último, no acabo de comprender qué es lo criticable cuando el dueño de la empresa intenta defenderse de los ataques verbales de sus empleados.

Moi

Dhavar dijo...

Anónimo:

Es absurdo empezar tu frase con eso de "los que idolatrais a Losantos".Parece una terrible trampa diléctica pero no añade ni quita nada.
Cuando el dueño de una empresa de defiende, o ataca, o chancea, o reflexiona, es tan criticable lo que dice, cómo lo dice y cúando lo dice como cualquier hijo de vecino.
¿De dónde ha salido este viento?Cómo es que cada vez se defiende más la intangibilidad de cualquiera que tenga poder?¿Qué demonios nos pasa?

Embajador en el Infierno dijo...

Tumbaito- Sinceramente, me importa muy poco el rifirrafe que se ha montado a cuenta de la libertad de expresión de unos y otros. Resulta una patética escaramuza que realmente esconde problemas mucho más sustanciales.

De lo que me alegro, como ya he dicho, es que este asuntillo haya servido precisamente para abrir la caja de Pandora de esos problemas más sustanciales. Eso es lo que me importa.

Por tanto no voy a entrar a discutir quien tiene o no tiene derecho a que.

Luis- Eso suena muy sesentayochista. A mi no me va.

Seneka- Si que los he leído. Y estoy de acuerdo contigo en que el asunto va cogiendo fuerza. Esperemos que no lo paren en medio del meneo.

PCBCARP- Creo que eso es una discusión sin fin.

Dhavar- Como digo más arriba el problema de ofensas y ofendidos es totalmente artificial e irrelevante y se da porque no hay voluntad en discutir sobre lo sustancial.

El comentario del Padre Bru pretende entrar en lo sustancial y por eso lo apoyo. El que sea una condena decimonónica no le quita un ápice de legitimidad en cuanto está estrechamente pegado al Magisterio de la Iglesia, que a mi es lo que me importa.

El alboroto tan tremendo que se ha montado a mi personalmente me confirma que el Padre Bru ha metido el dedo directamente en la llaga.

Por lo demás tu último párrafo es perfectamente aplicable al ruiseñor de las ondas. Por ahí no van los tiros.

Moi- Yo tampoco entiendo el problema en que el dueño de la empresa se defienda de los ataques verbales de sus empleados. Pero, insisto, ese no es el problema.

Tumbaíto dijo...

¡Ah, bueno! Yo también creo que tiene que haber un debate sobre la pornografía infantil. ¿Pillamos a algún buen padre de familia, así al azar, y le acusamos de pedofilia? Le aseguro que la repercusión mediática del enfangamiento de ese pobre hombre dará pie a que se hable (que hablen los que tendrían que tener la boca cosida con hilo de pescador).
El problemilla, Sr. Embajador, es que seríamos un poco hijos de puta. ¿No cree? Además de analfabetos porque está la questio iuris y la QUESTIO FACTI.

El desdén por la QUESTIO FACTI es muy frecuente en los ajusticiamientos del populacho.

Por cierto, fueron los fariseos los que reprochaban a Cristo sus compañías, ¿no?

Embajador en el Infierno dijo...

Tumbaito- Espero que no te lo tomes a mal, pero es que me siento incapaz de contestar a esta última intervención tuya. Perdoname, todos tenemos nuestras limitciones, y la mia es que no entiendo lo que quieres decir.

Tumbaíto dijo...

El problema de la questio facti es en que si a mí me acusan de haber roto cierto vidrio que haya existido su ruptura.

En nuestro caso que si alguien acusa a Don Federico Jiménez de haber frustrado el ejercicio del cardenal a expresarse libremente que exista esa frustración.

Y yo pregunto a todo el mundo: qué ha hecho para...? y nadie me lo dice. Eso es de una sinvergüencería intolerable que permite los mayores atropellos.

Se me responde lo importante no es qué ha hecho sino que lo ha hecho. ¡Y un cuerno! ¡Exhiban las pruebas!

Si alguien no está capacitado para resolver la questio facti no se le puede permitir que llegue a la questio iuris.

Dhavar dijo...

Como dice Tumbaíto, no sólo es enormemente desvergonzado,sino que ademáses de una cursilería insoportable,y una fallida exhibición de poder.

Embajador en el Infierno dijo...

En la entrada siguiente a esta ya he dado prueba de eso que llamais QUESTIO FACTI bien clara.

Tumbaíto dijo...

A ver si nos entendemos:

Dice el Padre Bru: "Esta mañana se ha cuestionado la libertad de expresión de una persona que siempre debería ser especialmente respetada en esta casa, el Cardenal Arzobispo de Barcelona".

Y yo idiota entre los idiotas me pregunto: ¿qué ha hecho Don Federico para cuestionar la libertad del cardenal?

Sólo quiero que alguien me diga qué dijo y si pudiera ser que lo que dijo en vez de cuestionar la libertad del cardenal lo que cuestionaba era la inteligencia o la honradez del cardenal.

Porque claro yo vivo en Barcelona y ya estoy hasta los mismísimos de que los giliprogres me digan las cosas horrorosas que supuestamente Don Federico dice contra Cataluña y, sin embargo, cuando acudo a la grabación me encuentro con que no tiene nada que ver lo que dicen que ha dicho con lo que ha dicho.