viernes, junio 13

Hay esperanza






Cuando el gran Gary Larson se retiró me sentí casi como un huérfano.Con el tiempo aprendí a llenar mi sed diaria de humor inteligente a base de Dilbert.

Una nueva esperanza resurge en el horizonte cuando el asesino de Bambi me descubre a Alberto Montt que ha sido capaz de hispanizar mas que competentemente el estilo "Larson" añadiendo bastante de su propia (e interesante) cosecha.


Lea lo que otros dicen sobre: , ,

No hay comentarios: