martes, junio 24

¿Pondrá fin Benedicto XVI al cisma lefebvriano? (ACTUALIZADO)

Es este un asunto que para el católico español de a pie tiene una importancia tendente a cero. La comunidad lefebvriana en España es más bien pequeña. Sin embargo en otros países del orbe católico, por ejemplo en Francia, Estados Unidos o Argentina, la presencia de la Fraternidad Sacerdotal del San Pío X y los laicos adheridos a ella es significativa.

Hoy mismo se ha dado a conocer que el Cardenal Dario Castrillón Hoyos ha enviado una carta a monseñor Bernard Fellay, actual líder de la FSSPX, en la que detalla una serie de condiciones bajo las cuales el Papa levantaría las excomuniones sobre los monseñores Lefevbre, Fellay, Williamson y Galarreta, y abriría las puertas para la plena comunión de la FSSPX con la Iglesia católica.

Todo el detalle de las propuestas, así como la confirmación oficial de la FSSPX de haber recibido la misiva se puede leer aquí (en inglés).

Según parece el Papa pide, entre otras cosas, que la FSSPX acepte el Concilio Vaticano II y la completa validez de la liturgia post-conciliar. Si la respuesta por parte de la FSSPX es afirmativa, la misma se convertiría en una Prelatura Personal.

Con la carta del Cardenal Castrillón Hoyos el tema se ha puesto bastante calentito, y de hecho la pelota ahora mismo está en el lado de la FSSPX. Creo que sería causa de inmensa alegría en muchos lugares del mundo católico que efectivamente el Papa Benedicto XVI pusiera final a esta situación irregular.

Por cierto, este último ha sido solo uno más en la serie de movimientos que llevan dándose desde que Benedicto XVI fuera nombrado Papa. La evolución detallada de los acontecimientos se puede leer en este hilo del FSTM.

ACTUALIZACION I: El Padre Zulhsdorf ha puesto en su blog las cinco condiciones que el Papa ha exigido. La verdad es que, aunque bastante genéricas, parecen la mar de generosas (traducción mía):

1. Compromiso de dar una respuesta proporcional a la generosidad del Papa.
2. Compromiso de evitar cualquier declración pública que no respete la persona del Santo Padre y que pueda ser negativa para la caridad de la Iglesia.
3. Compromiso de evitar cualquier pretensión de un Magisterio superiro al del anto Padre y compromiso de no oponer la FSSPX a la Iglesia.
4. Compromiso de demostrar voluntad de comportarse honradamente en total caridad eclesial y con respecto a la autoridad del Vicario de Cristo.
5. Compromiso a respetar la fecha- fijada para el final del mes de Junio- en la que se ha de responder positivamente. Esto será un requisito y condición necesaria para la inmediata preparación a la adhesión para obtener la completa comunión.



44 comentarios:

Gwen dijo...

Hombre,Embajador... yo creo que no es el Papa quien tiene que acabar con esta situación... el la Fraternidad quien tiene que aceptar lo que desde el comienzo del lío se les pide.Una de las cosas que caracteriza al catolicismo es la obediencia al Papa.Aqui no hay rabinos que van a su bola, hay una jerarquía que obedece todo el mundo. Lefèbvre se negó a aceptar la liturgia posconciliar? pues que ceda...
Imagina, si no,si es el Papa el que cede,la que se puede montar...

Embajador en el Infierno dijo...

Por supuesto Gwen que al final quien tiene que hacer el esfuerzo de adaptación (por decirlo de algún modo) es la Fraternidad, pero quien tiene el poder para levantar las sanciones canónicas es el Papa. A eso se refiere el titular.

No creo que el Papa vaya a ceder en nada sustancial, pero es a él como pastor del rebaño a quien corresponde buscar y traer a las ovejas descarriadas.

Anónimo dijo...

Pues que queréis que os diga. Después de la aprobacion de los kikos... Menudo gol han colado.

Prefiero mil veces a Lefebvre que a monseñor Kiko...

Gwen dijo...

el kiko es el que se ha cargado la Almudena? qué horror...

Respecto a Lefèbvre, y por ignorancia, que ya veo que le tenéis simpatía... no sé cómo funciona esto,¿no debería primero arrepentirse y después que le levantaran las sanciones? y ¿qué sanciones le impusieron? (me refiero, a si eran muy severas o eran por quedar bien).

Embajador en el Infierno dijo...

Gwen- Personalmente no tengo ninguna simpatía especial hacia monseñor Lefebvre, el cual murió hace ya unos pocos años excomulgado.

La carta enviada por el Cardenal Castrillón detalla las condiciones bajo las cuales se levantarán las excomuniones y se "hará sitio" a la FSSPX. No conocemos todas esas condiciones pero supongo yo que alguna clase de retractación habrá.

Gwen dijo...

No lo decía tanto por ti como por el anónimo. No estoy al tanto de lo que pasa en las sectas de dentro o fuera de la iglesia, soy atea y me pierdo en esas cosas. Pero pregunto sin mala intención, simplemente por curiosidad. Vivo en un país de tradición católica (de la que no reniego) y me parece bien saber cómo funcionan estas cosas.

Yurremendi dijo...

No es lo mismo cisma que excomunión.

Eso de "sectas" o es inocencia o es una barbaridad.

Mons. Lefebvre fue un gran hombre de Iglesia y siento admiración por él, lo que no quiere decir que todos los sacerdotes de la FSSPX sean admirables.

Nadie cederá, no os preocupéis.

Gwen: me dejas perplejito. Atea y hablando de obediencia al Papa, etc.? Cuandop uno cree que ya lo ha visto todo...

Gwen dijo...

¿Por ser atea se me supone ignorante?
Pues son mucho más ignorantes de su propia religión muchos católicos que ni se plantean qué hacen y porqué. (Excluyo, desde luego, al Embajador y a otros muchos).

Anónimo dijo...

YURREMENDI, difícilmente se puede catalogar a Marcel Lefebvre de "un gran hombre de Iglesia" cuando, como obispo, desobedeció una orden directa y explícita del Papa para que no ordenase nuevos obispos.

No dudo de sus intenciones, pero el empecinamiento y la soberbia de parte de los miembros de la Hermandad ha hecho mucho daño al tradicionalismo y a quienes queremos el retorno del rito antiguo.

Benedicto XVI está tendiendo la mano a la Hermandad. Espero que ésta la acepte. Las circunstancias en el mundo necesitan de la unión de todos los católicos.

PFB

Anónimo dijo...

¿se puede levantar la excomunión una vez ha muerto el excomulgado sin arrepentirse? Me temo que no...

J.

rufuks dijo...

16:18 Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella.
16:19 Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo".

Yurremendi dijo...

Gwen: no le supongo ignorante, pero me pregunto qué le impele a opinar sobre un tema que verosímilmente le importa un comino y cuyas interioridades por propia confesión desconoce. Pero haga lo que le plazca, a mi no me molesta en lo más mínimo.

PFB: no sé si sin la desobediencia de Mons. Lefebvre la Iglesia (toda la Iglesia) habría conservado el rito tradicional. Y hay cosas más graves que la desobediencia. En cualquier caso, no creo necesario defender a Mons. Lefebvre porque se defiende él sólo.

Me parece un tanto absurdo decir que han sido los de la FSSPX los que han hecho daño al tradicionalismo. Y quién ha pretendido aniquilar la Tradición? Gentes de "obediencia", y mil veces peores.

Pero no trato de convencer a nadie, cada cual tiene su conciencian que es de lo que tendrá que rendir cuenta.

gaad dijo...

Si la fraternidad no acepta, ya me imagino a los modernistas diciendo:
"ya ven teniamos razón".

Por cierto embajador ¿No sabes que pasó con la página de ediciones católicas,lleva un tiempo sin publicarse?

Saludos y felicitaciones por tu página

Embajador en el Infierno dijo...

Yurremendi- Te veo muy pesimista con este asunto. ¿No crees que exista ni una mínima posibilidad de reconciliación?¿No piensas que desde dentro mismo de la FSSPX puedan hacer fuerza para que tal reconciliación se de?.

J- Hace no mucho leí una larga disertación sobre la posibilidad y efectos de levantar la excomunión a un muerto. Desgraciadamente no conservé el artículo, pero según parece si se puede.

Gaad- Ya he visto que Ediciones Católicas lleva tiempo muerta. No tengo ni idea de lo que ha pasado. Ya una vez hace tiempo sufrieron un ataque informático y estuvieron un buen tiempo sin aparecer y al poco volvieron. De hecho tuvieron un problema serio con su proveedor de alojamiento. No se si habrá pasado algo similar esta vez.

Seneka dijo...

Rezad, rezad, malditos ...

Francesco dijo...

Embajador... no sé si has visto el desarrollo de la noticia, pero ahora han trascendido las 5 condiciones que surgieron del encuentro entre Castrillon y Fellay.

Me parece que, considerándolas, tiene que aceptar... El Papa les pide lo mínimo que les puede pedir... obediencia a su autoridad, abandonar pretensiones de tener mas autoridad que el Magisterio, caridad eclesial...

Yo creo que deben analizarlo bien y aceptar. Es la unica solucion posible, y daria hermosos frutos para toda la Iglesia!

Condiciones que resultan del encuentro del 4 de junio de 2008 entre el cardenal Darío Castrillón Hoyos y el obispo Bernard Fellay
*
1) Compromiso a una respuesta proporcionada a la generosidad del Papa
2) Compromiso a evitar toda intervención pública que no respete la persona del Santo Padre y que pueda ser negativa para la caridad eclesial.
3) Compromiso a evitar la pretensión de un magisterio superior al Santo Padre y de no proponer a la Fraternidad en contraposición con la Iglesia.
4) Compromiso a demostrar la voluntad de actuar honestamente en la plena caridad eclesial y en el respeto a la autoridad del Vicario de Cristo.
5) Compromiso a respetar la fecha - fijada para fin del mes de junio- para responder positivamente. Ésta será una condición requerida y necesaria como preparación inmediata a la adhesión para alcanzar la plena comunión.

Villeguillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Villeguillo dijo...

Yo pasé de ser un enemigo de Monseñor Lefebvre, y mirar con miedo la liturgia tradicional a un convencido seguidor suyo. No me tiembla la boca al decir que si Monseñor Lefebvre es posible que sea una figura importantísma en la Historia de la Iglesia.

Como fiel de la Fraternidad, yo no tengo más Papa que a Benedicto XVI y claro que espero que las cosas se solucionen, con la ayuda de Dios, que haya un acuerdo y que tantas desavenencias y malos encuentros dejen paso a luchar contra quién es el enemigo.

Embajador en el Infierno dijo...

Seneka- Quite (en inglés).

Franceso- Según estabas escribiendo el comentario yo estaba poniendo la traducción de las condiciones en esta misma entrada. Muchas gracias de todos modos.

Creo que la generosidad de las condiciones ponen a la FSSPX en una posición la mar de complicada, vamos que no pueden decir que no a riesgo de (creo yo) consumar el cisma.

Villeguillo- No comparto tu entusiasmo por Mons. Lefebvre y a la vez no soy un hipercrítico. Pienso que la intención era buena pero le perdió la manera de llevarla a cabo. También es cierto que algunos otros dentro de la Iglesia probablemente tendrían que hacer cierto examen de conciencia sobre el trato dado a Mons. Lefebvre.

En cualquier caso y aunque suene raro a mi me parece que Mons. Lefebvre eligió la vía fácil. Ejemplos hay de grandes figuras de la Iglesia que (con perdón) comieron mierda de todos los colores y ahí siguieron. Incluso en el siglo XX. Me viene a la cabeza uno de mis ídolos de juventud: el cardenal Mindszenty, primado de Hungría, cuyos sufrimientos ( y perdón por hacer comparaciones idiotas) dan mil vueltas a los de Mons. Lefebvre.

YURREMENDI dijo...

Las "propuestas" me parecen muy vagas (y reiterativas). La última es la típica jugada vaticana: un plazo de decisión muy justito para tomar una decisión que debe tomarse con calma y con garantías. Tiene que haber algo más estoy seguro de ello: un acuerdo más concreto en determinados puntos. Además,no se da a entender que el "levantamiento de la excomunión" fuera automático. Por otra parte, en la FSSPX consideran que las excomuniones fueron jurídicamente nulas y que lo procedente es una declaración de nulidad.

Yo apuesto por el "así, no", y efectivamente, los malos serán otra vez los "integristas".

Gwen dijo...

yurremendi, cuando no hay argumentos, como es tu caso,lo más vulgar es personalizar y atribuir una intención al interlocutor.Como decir qué me importa o no, y además considerar que es claro y evidente... ¿y tú que sabes, chavalín?

Lo cierto es que son varios los teólogos delo más tradicionales, pro-misa en latín, rito antiguo y lo que quieras que reconocen que muchos ateos por la propia búsqueda, o por la necesidad del ateo español de negar su propia cultura (fenómeno muy español)(no se puede ser solamente ateo, tienes que renegar del todo de la Iglesia y de la religión católica... y no lo digo por ser mi caso, ni porque me parezca bien, al revés), se conoce de cabo a rabo los dogmas y vericuetos de la religión católica. Y ahora paséate por las Iglesias españolas un domingo y dime sinceramente que la mayoría de los católicos en este país saben de qué va la cosa... muchísimos no saben qué dice la Iglesia, por ejemplo, respecto a las parejas divorciadas. Y ahí tienes recasados comulgando...

pcbcarp dijo...

Antes que nada, Es obvio que sí se puede desexcomulgar a un fallecido, ya que lo único fallecido es su carne mortal que sólo representa una mínima parte del objeto de excomunión. Y lo que importa es el alma y tal, que es la excluida.

A mi juicio (y ya sabe el Embajador que yo soy más bien devoto de Palas Atenea pero estas cosas las considero con seriedad) Lo que se producirá es una convergencia. Tras determinado tiempo de guitarras, gorras de beisbol y política de masas, parece que, gracias a Benedicto XVI se vuelve a considerar que el Catolicismo es una cosa concreta y que al que no le guste, pues que se monte una secta protestante y telepredique.

A mí, desde fuera, me parece de lo más correcto. La moral es sólo una parte de la Religión. uno puede ser ateo y mantener un comportamiento ético intachable, incluso para los estándares católicos más exigentes. Pero otra cosa es creer en Dios y seguir el Magisterio.

Bueno, y ya me estoy metiendo donde no me llaman. El Embajador, creo que sabe que hablo en serio.

Anónimo dijo...

En el blog Secretum meum mihi aparece que el Papa permitirán ignorar el Concilio Vaticano II (según Il Giornale), con el fin de superar el cisma, aunque se les pide que acepten la Autoridad del Papa (esto es fácil porque nunca han caído en el sedevacantismo) y defender la Iglesia (no vendrá mal ante tanto "obediente").

Anónimo dijo...

Corrección a lo anterior: se entiende que el Papa permitirá ignorar el CVII a los miembros de la FSSPX si estos se unen.
Bueno, esto n oserá tan raro si tenemos en cuenta que hay gente que niega, ni siquiera ignora, los 20 concilios anteriores y todo aquello que huela a "preconciliar".

Yurrremendi dijo...

Gwen:

Me ha obligado usted a releer lo que había escrito para ver qué es lo que podía haber provocado una reacción tan arisca (por, cierto, lo de "chavalín" me rejuvenece, gracias).

Vamos a ver, yo he dicho: "me pregunto qué le impele a opinar sobre un tema que verosímilmente le importa un comino". Subrayo lo de "verosímilmente". Como comprenderá, uno no se encuentra todos los días ateos preocupados por estos temas. También he dicho: "cuyas interioridades por propia confesión desconoce." Y eso, insisto, lo ha dicho usted misma. Por otro lado, no veo que yo esté atribuyendo intenciones, ni que esté personalizando más que usted (por cierto, yo no veo nada raro ni anómalo en el hecho de que nos hablemos los unos a los otros como a personas, y no como si fueramos meros textos respondiendo a otros textos).

Su última observación es correctísima: no seré yo quien niegue la ignorancia supina de buena parte de los católicos, tanto españoles como extranjeros.

Le deseo lo mejor, es decir, que abandone un día su ateísmo: ser atea y lúcida no puede llevarle más que a la desesperación.

F. L. de la Rosa dijo...

Las condiciones están claras, la misma FSSPX nunca ha contradicho lo que ahora se dice que acepten; es más, es el paso para declarar nulas las excomuniones y que no hay cisma porque las ordenaciones episcopales se hicieron en "estado de necesidad". La verdad es que cuanso salió la noticia todos pensábamos en que eran las típicas sandeces modernistas y el típico documento de Castrillón, pero no, gracias a Dios lo único que se pide a la FSSPX es:

"¿Reconoce usted la autoridad del Papa?"

Me parece estupendo, porque si no se acepta esto claramente se cae en el cisma, cosa que hasta ahora no había ocurrido. Se puede y se debe reconocer la autoridad del Papa para ser católico, y por hacer resistencia pasiva a la debida obediencia en estado de necesidad no se cae en cisma.

Por lo demás estoy de acuerdo con Yurremendi. Por cierto, Embajador, el de Barbastro no hizo lo que hizo Monseñor Lefebvre entre otras cosas porque no era Obispo, pero ganas nunca le faltaron, pero al fin y al cabo no era más que un simple sacerdote. No obstante consiguió el indulto para el, entonces, presidente del Instituto secular, derecho que siempre ejerció y que lamentablemente sus sucesores no siguieron su estela de la "Tercera Campanada".

Saludos carlistones.

rufuks dijo...

Dudo que el Papa permita "ignorar" el CVII a la FSSPX, me da que hará una cosa mucho más inteligente (que ya ha puesto en marcha con el Instituto del Buen Pastor) y es ponerles a revisar el Concilio Vaticano Segundo.

rufuks dijo...

Querer cuestionar la validez de las excomuniones ya es poner en entredicho la autoridad del Papa,lo que en sí ya es un acto cismático.

Yurremendi dijo...

De la Rosa:

Esto es bastante vago, no le parece?: Compromiso a una respuesta proporcionada a la generosidad del Papa

Los puntos 2 y 4 son lo mismo: respeto al Santo Padre y caridad, dos cosas que no hay razón para negárselas a priori a la FSSPX. Me parecen, en suma, dos puntos bastante vacuos.

El tercer punto : evitar la pretensión de un magisterio superior al Santo Padre resulta curioso, porque la FSSPX ha mantenido siempre el magisterio de los papas frente a las relecturas y emasculaciones pre- y post-conciliares.

Lo que compete es hacer una lectura tradicional de los documentos del CVII, promulgada magisterial y solemnemente, que disipe las intencionadas ambigüedades y dobles lecturas, y ponga por fin al Concilio en línea con la ortodoxia católica.

Saludos carcas.

Yurremendi dijo...

Rufuks:

El último punto de mi anterior comentario iba un poco dirigido a usted.

Cuestionar la validez de una sanción canónica no equivale a cuestionar la autoridad del Papa, ni mucho menos constituye un acto cismático. Es una cuestión jurídica que se ventila con el CIC en la mano (lo cual nigún cismático no molestaría en hacer).

También el CIC define lo que constituye cisma.

rufuks dijo...

Claro pero es que no es una sanción canónica cualquiera.

Gwen dijo...

Yurrumendi, sigo sin ver qué tiene de especial ser atea y estar enterada de lo que pasa en la Iglesia Católica en un país como este. Pero probablemente por mi manera de ser no soy un ejemplo de atea.
Desde luego que creer (en la religión que sea) le quita a uno muchos problemas y preocupaciones... de ahi la eficiencia de las religiones.

F. L. de la Rosa dijo...

Yurremendi, por supuesto que es vago e impreciso, como caracteriza, desgraciadamente, el estilo romano de la actualidad, pero Dios saca bien del mal. Sea lo que sea lo que decida Monseñor Fellay bien decidido estará y lo argumentará como de costumbre y como corresponde al espíritu romano, él tiene una perspectiva mucho más amplia que nuestras pobres entendederas y las acomodadas posaderas modernistas.

saludos

rufuks dijo...

Creo que te equivocas, no tiene nada de vago e impreciso sino más bien lo contrario. El Papa busca lo que se transgredió y es la obediencia legítima a Pedro,algo que es muy dificil de entender cuando estas inbuido de jansenismo. No me cabe la menor duda de la generosidad del Papa una vez superada esta situación.

Tumbaíto dijo...

¡Un jansenista! ¡Dónde! ¡Dónde! ¡Dejádmele ver!

Anónimo dijo...

Gwen

No confunda religión y superstición.

La superstición si que permite quitar a uno muchos problemas y preocupaciones aunque realmente los pospone.

La religión todo lo contrario. La vida de los santos está llena de problemas y de preocupaciones hasta de noches del alma. Suelen morir de una manera un tanto horrorosa. La mayoría mártires y los restantes frecuentemente jóvenes o con enfermedades de las más duras ofreciéndo sus sufrimientos a Dios para que salve a ateos como usted o pusilánimes como yo.


Siga investigando y recuerde que lo que posponga lo recuperará en el septiembre del purgatorio.

Gwen dijo...

Amable anónimo, estoy suspensa para la vida eterna, probablemente. No por mala persona sino por impertinente cabezota. Porque no sé en qué se diferencia una persona que tiene fé en una cosa o en otra. Quienes creen de verdad sus propias paranoias, por ejemplo, quien cree que en las tormentas se abre el cielo y puede llegar a desplomarse sobre nuestras cabezas, se montará su vida en torno a eso. Y al cabo de siglos podría llegar a ser una religión. La religión católica, que vertebra la civilización occidental, y por eso la defiendo frente a otras, en el fondo se basa exclusivamente en creer, en la fé... y puestos, da igual creer en la transustanciación que en que se cae el cielo. No por quitarle importancia a cuerpo de Dios, sino en términos puros de fe, de fe que no se razona.Todo lo que viene después: la palabra revelada, los milagros, los santos... no tiene cabida si no partes de la fe, al menos en un Dios que revela la palabra, que da la Gracia a los santos, etc, etc...

Anónimo dijo...

Gwen.-

Menuda forma tan pesimista de encarar el curso escolar a la perfección.

Las personas no se diferencian por la fe. Un católico puede creer exactamente lo mismo que otro católico pero son diferente por las obras. Siempres somos diferentes por las obras. Es decir somos diferentes por el Amor.

Si quiere usted encontrar la Fe verdadera, busque al Dios que más le ame.

Uno no ama porque cree. Cree porque ama.

El amor es el camino de perfección. Cuando uno sale al campo abierto del amor te preguntas cómo he de amar más; por qué senda he de ir.

La razón te dice cómo hacerlo pero es demasiado lenta, demasiado ardua para avanzar rápidamente.

Esa razón busca entonces la Fe que más ame.

¿Quién puede amarle más que aquel que da la vida a manos de su enemigo por la vida de su enemigo?

Fíjese como razona:

Quienes creen de verdad sus propias paranoias, por ejemplo, quien cree que en las tormentas se abre el cielo y puede llegar a desplomarse sobre nuestras cabezas, se montará su vida en torno a eso.

¿Pero no vé que ese razonamiento está invertido ingenuamente porque realmente ha sido el amor quien ha configurado esa fe encantada y encantadora?

Piense como el amor ha creado esa fe.

Al Neri dijo...

Sería una buena noticia para todos los católicos.

Gwen dijo...

Señor anónimo,me halaga su insistencia.El caso es que llego a que somos diferentes por las obras, es decir en el amor.Y creo en las personas (en parte, así me va, ¿sabe?) y que quien más ama más cree y más arriesga por el otro. Y que el camino a la perfección va por ahi.Y ya. ¿dónde engancha eso con Dios? (ojo... Dios ente no antropomórfico, sin alegría,pena,rabia, e intención... sino un ser perfecto,infinito,creador).

Gracias por la atención. No quisiera molestar al Embajador &colegas.

Gwen dijo...

En un acto de humildad diré que a quien le da miedo las tormentas es a mi, desde niña y por ese motivo, aunque ya la razón me dice que no se cae,no es una bóveda... pero el terror no se ha ido.

Anónimo dijo...

Gwen

Dios no es antropomórfico. Dios ha querido ser antropomórfico que es algo muy distinto.

El hombre está hecho a imagen y semejaza de Dios. Es como el reflejo de Dios en un espejo. No es que Dios sea antopomórfico y nosotros como reflejo de Él resultemos antropomórficos. Del mismo modo que un espejo que refleja a la persona no es la persona misma.Dios ha querido que su reflejo encarnado en el hombre sea antropofórmico como ha querido que su reflejo en el ángel sea angélico o que en el ser vivo sea instintivo o vegetativo o inerte (aunque técnicamente hablando los reinos animal, vegetal y mineral no sean imagen de Dios. Esto ya es un rollo metafísico-teológico para expertos como Yurrumendi)

Ahora bien, como el hombre como imagen divina es libre pero imperfecto quiso ser Dios mismo y no su imagen misma. O lo que es lo mismo el hombre rompío el espejo.

Pero Dios es un enamorado del hombre. Y como lo quiere tanto y es todopoderoso es capaz de sacar del mal radical del hombre el bien absoluto de encarnarse por elección antropomórficamente para regalarnos la filiación divina y hacernos divinos.

El camino de perfección engancha con Dios en que Cristo es el camino mismo. Cristo sintió todo eso que usted dice alegría, pena, rabia, ira,....

Dios mismo por amor al hombre se hizo miserable a los ojos de los hombres haciéndose hombre.

El Dios transcendente del que usted habla no encarnado es una entelequia. En el paraíso Dios mismo hablaba con el hombre. No era un ser transcendente sino que tenía un trato personal con el hombre.

¿Por qué Dios Padre iba a enviar a la Segunda Persona de la Santísima Trinidad a reencarnarse para salvar al hombre siendo perfecto, todopoderoso, bello? Dios Padre es Amor infinito y si el hombre no quiere ser hijo, lo que hace es hacerlo además hermano de Dios mismo. Y además no le es suficiente y está tan enamorado de su criatura que hace de un mujer su madre y madre nuestra porque Dios es una familia.

Dios es su padre, su hermano. Su Madre por elección es nuestra Madre.

Resumiendo Dios no es todopoderoso, bellísimo, perfectísimo, sapientísimo a la manera trascendente de los filósofos.

Dios es amor todopoderosísimo, amor bellísimo, amor sapientísimo, amor perfectísimo, amor misericordioso.

O a caso usted quiere a su madre porque sea inteligente, bella o perfecta. No la querrá porque la quiere. Porque el amor de su madre es inteligentísimo, bellísimo, perfectísimo....

La prueba del algodón. Busque usted un Dios que sea más Amor que el pobremente le he descrito. No ser circunscriba solo las religiones conocidas. Sea creative. Imagine su propia religión. Invéntese una historia mejor. Donde haya un Dios que de más Amor y venga a contármelo.

Si lo encuentra ese sería el verdadero Dios y no el Dios católico del que yo le he hablado.

Alemamá dijo...

Será maraviloso.... además el que comience a habe más prelaturas personales es muy bueno; que se aproveche esa figura jurídica. Son buenas personas

Embajador en el Infierno dijo...

PCBCARP- Pues si, creo que en lo fundamental estamos de acuerdo. Al final el Papa Benedicto XVI lo que a mi modo de ver está intentando es recuperar cierto atisbo de identidad católica, y claro... las panderetas y demás como que no encaja muy bien.

FL de la Rosa- Sobre San Josemaria se han dicho muchas cosas, no se cuantas de ellas reales y cuantas fruto de la imaginación de las gentes. Lo del indulto parece que es cierto aunque si no me equivoco el mismo Papa Pablo VI permitió dicha clase de indultos con total liberalidad para los sacerdotes de más edad, o en casos específicos (Inglaterra) para regiones enteras. Lo de San Josemaría no fue pues algo extraordinario.

Lo de que quisiera seguir los pasos de Lefebvre a mi, la verdad es que me cuesta mucho creerlos. Creo que el de Barbastro era de los que no se iban de la Iglesia ni con agua caliente. Y lo de las tres campanadas, yo sigo sin tener claro sin los documentos son reales o ficticios. Habiéndo leído dos y después de haber leído muchas otras cosas que sin duda salieron de su pluma me cuesta reconocer el estilo.

Yurremendi- Dices: "Lo que compete es hacer una lectura tradicional de los documentos del CVII, promulgada magisterial y solemnemente, que disipe las intencionadas ambigüedades y dobles lecturas, y ponga por fin al Concilio en línea con la ortodoxia católica.". Pues a mi me parece que eso es a donde apunta el acutal Papa.E incluso creo que está llamando a la FSSPX en su ayuda, con las salvedades y condiciones pertinentes. Veremos a ver que pasa.

Rufuks- Como suele ser habitual en este blog te he borrado el comentario donde insultabas a Tumbaíto. Está totalmente de más (tu comentario). El resto de vuestra "conversación" también ha sido borrado porque no aportaba nada.

Gwen & Anonimo- Vosotros a lo vuestro que el intercambio es de lo más interesante.

Alemamá-Solo queda rezar.