miércoles, julio 30

El Cardenal Kasper saca el bazoka

El Cardenal Kasper no se ha distinguido a lo largo de su trayectoria por una actuación clara y nítida. Supongo que son los problemas del ecumenismo posibilista, que ahora mismo parece en vías de extinción.

Y digo que parece en vías de extinción porque su alocución a la conferencia de Lambeth (especie de "sínodo" anglicano que se celebra cada diez años) ha sido bastante cristalina y en momentos hasta dura, sin llegar a los niveles del Cardenal Dias hace unos idem.

Como de costumbre Francesco se ha tomado la molestia de traducir la parte más sustanciosa del discurso de la que extraigo:

Ahora debo ser claro respecto a la nueva situación que se ha creado en nuestras relaciones ecuménicas. Si bien nuestro diálogo nos ha llevado a un acuerdo significativo sobre la idea del sacerdocio, la ordenación de las mujeres al episcopado bloquea sustancialmente y definitivamente un posible reconocimiento de las órdenes anglicanas de parte de la Iglesia Católica.


Mazazo y gordo. Pero advierto que el resto del discurso también tiene bastante tela.


13 comentarios:

Terzio dijo...

A buenas horas mangas verdes, que se dice.

Y, con todo el respeto a la púrpura, no sé yo si eso es de motu proprio del Kasper (tan modernisto), o encomienda imperativa de la superioridad.

A Kasper le están tocando unos marrones notables, entre el Alexis de Moscú y estos otros encarguitos.

Si el cardenal Bea levantara la cabeza, no sé que le parecerían estas variaciones ad rithmum saeculi entre las que evoluciona el super-optimista ecumenismo de los 60; pero, a estas alturas, que nos quiten lo bailao.

De todas formas, si se compadreó con todo quisque en Asís, lo de levantar la voz en Lambeth es casi anecdótico.

Lo que no me explico es el mal gusto de invitar a Lambeth a católicos y ortodoxos con la que tíenen organizada los de Lambeth, que ni ellos mismos se aclaran.

'

Cruz y Fierro dijo...

¿Qué quiere decir Kasper con "un posible reconocimiento de las órdenes anglicanas de parte de la Iglesia Católica"?

Si no me equivoco, S.S. León XIII ya dejó zanjado el asunto negando cualquier tipo de validez a las órdenes anglicanas.

El cardenal Kasper nunca da puntada sin hilo...

Cruz y Fierro dijo...

Addendum: Anglicanos muchos más ortodoxos y santos que los que hoy quedan, como John Henry Newman (próximamente beato Deo volente) o Robert Hugh Benson, tuvieron que volver a ordenarse en el presbiterado tras su conversión a la verdadera Fe. Entiendo que algunos anglo-católicos tengan problemas con ello, pero ¿el cardenal Kasper?

Embajador en el Infierno dijo...

Terzio- Nunca es tarde si la dicha es buena.

Y estoy contigo en que a mi me parece que todo esto viene de por encima de Kasper, pero oye... a nadie le amarga un dulce.

Cruz y Fierro- Yo quiero pensar que es una forma de hablar, sin más consecuencias. En cualquier caso yo me fijo en lo que a todas luces parece un "fue bonito mientras duró, que lo pases bien y hasta siempre".

Cruz y Fierro dijo...

Aquí lo que dejó dicho León XIII al respecto de las órdenes anglicanas:

http://www.statveritas.com.ar/Magisterio%20de%20la%20Iglesia/Magisterio%20de%20los%20Papas/Magisterio%20Leon%20XIII/LeonXIII-Apostolicae%20Curae.htm

Cruz y Fierro dijo...

Cruz y Fierro- Yo quiero pensar que es una forma de hablar, sin más consecuencias. En cualquier caso yo me fijo en lo que a todas luces parece un "fue bonito mientras duró, que lo pases bien y hasta siempre".

¿"Una forma de hablar" de parte de alguien en un puesto donde se requiere tanta diplomacia?

Dios quiera que tengas razón.

Joaquín dijo...

En realidad hay que estimar que la Iglesia Católica cegó cualquier posibilidad de diálogo mucho antes (hacia 1976), y especialmente con el documento Ordinatio Sacerdotalis del año 1994:

Por tanto, con el fin de alejar toda duda sobre una cuestión de gran importancia, que atañe a la misma constitución divina de la Iglesia, en virtud de mi ministerio de confirmar en la fe a los hermanos (cf. Lc 22,32), declaro que la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia.

La expresión "dictamen definitivo" parece bastante severa.

Embajador en el Infierno dijo...

Cruz y Fierro- Me parece que no me he explicado bien. Cuando digo "una forma de hablar" lo que quería decir es que es una forma de decir cosas duras ("hasta la vista") sin que suenen excesivamente ásperas. Estaba pensando precisamente en lo que tu mencionas de la diplomacia. Todos sabemos que Leon XIII dejó cerrado y bien cerrado el asunto de las "órdenes" anglicanas y sobre eso hay poca discusión posible.

Joaquin- Fíjate que el mismo Kasper menciona en su discurso el Ordinatio Sacerdotalis. Documento que por otro lado parece a todas luces una declaración ex-cathedra al contener los elementos que debe tener una tal declaración.

Joaquín dijo...

Embajador, en el punto 4 de la "Ordinatio Sacerdotalis", el documento se hacía eco de que la cuestión de la ordenación de la mujer había sido "discutible" y de mera "disciplina". En lugar de lanzar una declaración ex-cathedra, cierto, la Iglesia pudo haber dejado en suspenso la cuestión, que entonces tenía visos discutibles. Pero con la declaración en negro sobre blanco ya no tiene ningún arreglo futuro.

Seneka dijo...

¿Arreglo?

No lo pillo.

Joaquín dijo...

El arreglo es que podríamos imaginarnos, en ausencia de la "Ordinatio Sacerdotalis", de una Iglesia Católica con sacerdocio femenino, en cuanto que a la altura de 1994 en algunos sectores se estimaba como una cuestión discutible y de mera disciplina eclesiástica. Después de 1994, ese "arreglo" es imposible.

Embajador en el Infierno dijo...

Aporto el Responsum Ad Dubium publicado por la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe donde deja bien sentado que el asunto ha sido zanjado para siempre jamás.

Terzio dijo...

¿¿¿¿Como????!!! ¿Que la Iglesia Católica cegó el diálogo..."????!!!

La Iglesia católica no ha cegado nada; ciegos están los que plantean asuntos inviables y opustos al Depositum Fidei.

El tema ecuménico - del Vat2º hasta el presente - ha obviado y pasado por alto una verdad: Las confesiones nacidas de la reforma del XVI y derivados surgen con un vicio de origen muy grave. Que de aquellos polvos salgan lodos como el tema de la pseudo-ordenaciones de mujeres, es una prueba más. Ciegos hay que estar para no entenderlo así.

En tiempos de Newman, las cosas estaban tan claras al respecto que se exigía el bautismo sub conditione para los que se recibían, y así se bautizó al mismo Newman (por el Btº Domingo Barbieri) y hasta la misma reina Victoria Eugenia, antes de la boda con Alfonso XIII fue bautizada(por cierto que tuvo de madrina a la emperatriz Eugenia de Montijo, nada menos).

Pero eran otros tiempos, con más firmes claridades católicas y menos confusas proclividades ecuménicas, tan imposibles realmente como patentiza este particular caso de las doblemente falsas ordenaciones anglicanas.

'