martes, julio 22

Espíritu empresarial

El espíritu empresarial no consiste, como pretende hacernos creer, en la capacidad de tomar riesgos, ser lanzado y creativo y todas esas superficialidades. El espíritu empresarial consiste en saber estar pegado al duro e ingrato tajo diario cuando no es que no veas la luz al final del túnel, es que ni siquiera puedes ver la punta de tu nariz de lo oscuro que está el tema.

Como decía algo soezmente, pero cargado de razón, un buen amigo que las había pasado canutas: "El pelotazo no existe, antes hay que sangrar por el ojete".

Supongo que resulta más atractivo hablar al personal de "riesgo", "creatividad", "adaptabilidad" y demás jerga pseudo-empresarial en vez de decir: "Déjate las pestañas currando".


Lea lo que otros dicen sobre: , , ,

32 comentarios:

Mary White dijo...

Como decía otro amigo mío... lo cortés no quita lo caliente.
Una sufrida ama de casa (que es la empresaria por excelencia) se mueve en un entorno dinámico, con incertidumbre, recursos escasos y te aseguro que solo dejándote los higadillos trabajando, no vale... la que improvisa juguetes "suecados" (ver el blog del galáctico), cenas con lo que queda a final de mes, arregla ropa de un hermano a otro (pongamos, hermano gordito y alto le pasa ropa a la hermana pequeña,pequeñita y flaca, hala! échale imaginación y aguja e hilo)... a eso se refiere. Todas se dejan las pestañas, pero ¿quién sobrevive mejor? Y no es que el resto no tenga mérito,que conste.

Mary White dijo...

perdón... ver blog del galáctico por lo de "suecado".

Al Neri dijo...

El pelotazo también llega por esa capacidad que tienen algunos de estafar a los demás, de explotar a los trabajadores y de apartar cualquier escrúpulo.

Como fanático padrinófilo que soy, me encanta la frase de Balzac con la que Mario Puzo abre su novela:

"Detrás de cada gran fortuna hay un crimen"

Ignacio dijo...

Un post lleno de palabras soeces.

Deberías ir a la hoguera por herejía.

En cuanto quieras, me hablas del espiritu empresarial de la koplowitz, los borbones, el hermano de guerra, montilla, pepiño, Letizia, y unos cuantos mas que no pongo para no aburrir, y mis lagrimas llorarán abundantes al saber tanto esfuerzo entrega y desesperación.


No nos jodas, embajador ¿los albertos?


Mis saludos esforzados, señora Embajadora: miremelo, que últimamente me tiene muy preocupado

Seneka dijo...

Tengo para mi que lo que distingue de forma clara el espíritu empresarial es la íntima convicción de estar luchando por el futuro de los demás; es la asunción consciente de una responsabilidad frente a la sociedad que le empuja a uno a actitudes en las que el propio provecho no puede ser nunca el primer criterio de decisión.

Joaquín dijo...

Nunca he sido empresario, y lo más cerca que los tengo es de perfil... Pero, ¿don Quijote era empresario? Él también "emprendió" su propia empresa (derrotar a los malos). Por eso oigo decir mucho a los empresarios que se han metido en una "aventura" (joint-venture creo que viene de ahí). Hay que verlo con un poco más de romanticismo, vamos.

Embajador en el Infierno dijo...

Queridos chicos y chicas, observo que lo que os mola de verdad es que deje volar la imaginación y escriba lo primero que se me pasa por la cabeza, sin adornos ni florituras.

Yo también lo profiero, la verdad. Me ahorra el trabajo de tener que pulir las ideas y las palabras a priori, y me da oportunidad de sostener diálogo para fijarlas a posteriori, que resulta más enriquecedor (aunque no menos cansado).

Dicho lo cual y dándoos las gracias por molestaros en comentar paso a contestar:

Mary White- No puedo estar en desacuerdo con lo que dices. Pero en el fondo de la labor del ama de casa está la entrega generosa a los demás, sin eso, por muy creativa y muy habilidosa que sea el edificio se derrumba.

Al Neri- Sabía yo que lo del pelotazo traería cola. Y me alegro. La economía ortodoxa nos enseña que las empresas se montan para reducir los costes de transacción y maximizar el beneficio. Y de hecho la mayoría de la gente que quiere ser empresario lo hace por tener una idea genial (reducir costes de transacción la mayoría de las veces) y querer dar el pelotazo (maximizar el beneficio...propio). Y yo he descubierto que con esas ideas en la cabeza vas a pocos sitios. Ser empresario requiere otras cosas, concretamente lo que he dicho en la entrada.

Ignacio- Las Koplowitz, los albertos, y demás (ya con el hermano de guerra y esos ni entro) no son empresarios. Como mucho llámalos "financieros" o algo asi.

Como decía otro buen amigo: "Un empresario es aquel que hipoteca su casa para poder pagar las nóminas". Filosofía popular y una verdad como un templo.

El padre de las Koplowitz era empresario, el resto simplemente chupan del bote que dejó aquel señor.

Seneka- Mil veces amén.

Joaquín- El romanticismo es liberal y por tanto condenado por la Iglesia. Y además como decía Camilo José Cela: "El romanticismo es simplemente una falta de higiene mental". (se lo oí una vez en la tele). A mi me sirve lo que ha dicho Séneka.

Ignacio dijo...

Lo de Cela, no me vale.

Esconderse de la realidad, es eso : esconderse: a fecha de hoy, empresario es el que hipoteca al estado para forrarse, y además con recochineo.
La idea ideal de empresario, sería otra cosa, pero lo que hay es lo que hay.
Y con permiso, discrepo de Seneka: no se hace nunca por los demas, se hace por uno mismo.

Todo se hace por uno mismo.


Mis saludos sra. Embajadora: cuide de que tome la medicación que da la impresión de que la tiene abandonada.

Mary White dijo...

Embajador, Santa Teresa de Calcuta seguía su propio interés: su necesidad era el cuidado de los más desfavorecidos y era una empresaria de tomo y lomo porque lo hacía como nadie. Santa Teresa de Ávila, otra empresaria como la copa de un pino (me ofrecieron que escribiera su biografía como empresaria, de hecho), era una innovadora.
La búsqueda del propio interés no significa ser un cerdo egoísta explotador.
Se confunde porque más que "propio interés" (que es como lo expresaba Adam Smith) debería utilizarse fin último,objetivo personal...
Se confunde empresario (o capitalista) con millonario. Normalmente quienes se forran a base de pelotazos no respetan las reglas del juego (la primera igualdad ante la ley).

Hay que recordar que el ideólogo de la lucha contra la explotación capitalista (Marx) vivió de su señora (aristócrata) y su amigo (empresario, Engels), jamás trabajó excepto algunos artículo en un periódico americano, y no saludaba a Engels cuando iban con sus mujeres porque la aristócrata no estaba dispuesta a saludar a la obrera (la mujer de Engels). Vamos un entendido en explotación.

Ignacio dijo...

Yo la verdad aunque sea muy razonado y etc, pero esto de verme a Santa Teresa como empresaria pues no.
Ni a la madre Teresa.
Ambas eso si coinciden conmigo: lo hacían por ellas mismas.

Joaquín dijo...

Sí, el empresario es el que está continuamente al tanto de los cobros y los pagos... Estamos pensando en un "pequeño" (no más de cinco empleados, por lo común de la familia...) que ya viene entrampado de la primera instalación, y no puede negociar la financiación con los bancos. Sin embargo, todo ese sufrimiento de tesorería no estaría justificado sin una ensoñación quijotesca que le hace tener una perspectiva optimista del futuro. Don Quijote se lanzó contra el molino porque estaba convencido de que podía vencer al gigante. Si hubiera atendido a las razones mundanas y de sentido común de Sancho Panza, hubiera colgado las armas. Vamos, creo que un empresario es un Quijote de día, cuando abre el chiringuito, y un Sancho Panza de noche, cuando hace las cuentas...

rufuks dijo...

Si pero D. Quijote contaba con Sancho Panza que es la verdadera figura central de la historia.

rufuks dijo...

En ese mismo sentido Tolkien le hace un homenaje a Cervantes cuando en el Señor de los Anillos incluye a Sam Sagaz, es el Sancho Panza de la novela.

rufuks dijo...

lo siento lo tenía que decir o explotaba...

Mary White dijo...

Joaquín,lo que digo no es contradictorio con lo que dices. Creo que el empresario sería una mezcla de ambos.Pero se trata de plantearse un fin y perseguirlo,en ese sentido de "emprender" que distingue la palabra francesa para empresario de la de gestor (el de los pagos).

Joaquín dijo...

Mary White, el estudio de Santa Teresa y sus "fundaciones" (Corp.) desde una óptica empresarial sería fascinante.

Sí estoy con vosotros que un empresario tendría un componente quijotesco y sanchopancesco al 50%.

rufuks dijo...

últimamente estoy súper concienciado con mi colectivo, los gorditos, ya que llevamos años de abuso e infravaloración social. Sancho y Sam son dos claros ejemplos de lo que podemos llegar a hacer.

rufuks dijo...

Quiero una ley que nos permita casarnos con tias buenas, eso para empezar a negociar o si no a Estrasburgo.Me cago en la leche.

Mary White dijo...

Rufuks, si creas un colectivo y presionas lo suficiente, en cuanto a votos,exige una ley... seguro que la sacan, es un derecho ¿no? pues en menos que canta un gallo, es exigible por ley...

Mary White dijo...

Joaquín,hay un proyecto en firme (por lo que me han contado).

rufuks dijo...

Evidentemente, tengo en proyecto escribir un manifiesto "Gorditos de España..¡Unios!".(Firmado por el Colectivo Sancho Panza)
Gracias Mary White por que veo que eres solidaria con mi causa, y tranquila si sale la ley adelante con la primera reivindicación haré que hagan una excepción contigo.Tú no estarás obligada.

Mary White dijo...

Pues no soy una "tia buena"(o no me veo así), pero además a mi no me disgustan los hombres gordos... y puedo demostrarlo :)

JC dijo...

Sancho Panza no muestra perfil de empresario...o sí?Es el promotor de ese dicho malicioso que es 'dame pan y dime tonto'.
Y un empresario ahora no es más que un cazasubvenciones, salvo excepciones...con un par de ...

Ignacio dijo...

Pa mi que os habeis disipado




mis saludos sra. Embajadora

Mary White dijo...

Estas cosas pasan en los mejores blogs,Ignacio.

Ignacio dijo...

Suponmgo que por eso no pasa en el mio; gracias por la condescendencia.

Seneka dijo...

A ver, algunas cosas que se me ocurren:

1.- Don Quijote no era un romántico. Lo que hizo lo hizo atendiendo a un elemental e inveterado sentido del deber. Y no se trata de que viviese alejado de la realidad, sino de que la realidad que vivía no le convencía, y en lugar de dedicarse a quejarse y llorar hizo lo único que él entendió que podía hacer: lanzarse al mundo para transformar esa realidad, para devolverle al mundo el sentido caballeresco de la vida. Por supuesto, es mi opinión.

2.- Decir que Sta. Teresa y la Madre Teresa actuaban por su propio interés no es falso, pero es decir muy poco de sus actitudes. Es una descripción muy pobre de la razón de sus existencias, porque todo lo que hacían estaba basado en el total desprendimiento de si mismas (humildad). Es claro que lo que les interesaba era su salvación eterna, pero precisamente por ello se pusieron a si mismas como lo menos importante de cuanto tenían entre manos.

3.- Los "empresarios" de los que habla Ignacio no son empresarios, son asaltadores de caminos de la peor calaña. Que el sistema funcione así no quiere decir que ésa sea la verdad. Y la verdad es que el fin último de la actividad económica no puede ser el enriquecimiento personal. Eso es un error, absolutamente aceptado, por otra parte, por quienes en mayor o menor grado asumen de forma axiomática que el hombre es un lobo para el hombre y no son capaces de ver en todos los aspectos de la vida el carácter trascendente que encierran. El mundo no lo creó Dios para que los más avispados lo pasen teta.

Mary White dijo...

Ignacio,entiendo que no percibes la disipación en tu blog cuando la hay. No es necesariamente negativo,por otro lado. Los temas derivan en otros que a veces pueden ser incluso mejores del planteado en el post inicial. No pretendía ser condescendiente ni, desde luego, menospreciaba ningún blog.

Séneca, claro que es una descripción pobre, porque es sesgada adrede. Se trata de enfocar nada más el punto de vista empresarial... para añadirlo al resto.

Ignacio dijo...

Seneka: solo desde la busqueda de uno mismo se hacen cosas, solo desde el conocimiento de uno mismo: la trascendencia está ahi; luego, por logica simple, lo que me beneficio yo se expande como un reguero de polvora, pero no buscas el beneficio sino que sigues un élan personal y eso hace que los demás se beneficien.
Sólo los que actúan con "magnificencia" entregando su vida a la causa, lo hago por....son los que unicamante buscan benficios ¿censurables? no lo se, no me atrevo; juzgar no me atrevo aun

taskforce dijo...

Leyendo este post uno puede llegar a creer que tu has trabajado duro alguna vez, claro que para eso hay que echarle mucha imaginación al asunto.

Jejejejeje mira que soy malo

Seneka dijo...

Ignacio, podría estar completamente de acuerdo contigo, pero habría que ver qué significa exactamente "buscarse a uno mismo" y "entregar la vida a la causa".

Particularmente, eso de buscarse a uno mismo me da mucho repelús, si en la ecuación no entra un tercero que sirva de referencia. De hecho, creo que buscarse a uno mismo es una soberana pérdida de tiempo, y peligrosa además, y que la tarea es buscar a los demás. Aunque quizá estemos diciendo lo mismo con palabras diferentes ...

Seneka dijo...

Monsieur Taskforce, me alegro muchísimamente de volverle a ver por estos lares interneteros. ¿Qué tal la prole?

Abrazón.