viernes, septiembre 12

Jonas Brothers

Me manda Ignacio la segunda parte de un artículo bastante interesante (primera parte aqui) sobre el carajal que se montó el otro día en la gala de la MTV.

Según parece el humorista inglés que manejaba el cotarro se dedicó a reirse en la cara de los yanquis en su misma casa, y a la vez se ocupó de poner como chupa de dómine a un grupo de pop juvenil llamado "Jonas Brothers" a cuenta de su activismo en favor de la abstinencia sexual antes del matrimonio. Y se armó la marimorena.

Recomiendo la lectura de ambos artículos.

El caso es que yo ya conocía a los Jonas estos, más que nada porque el elemento femenino de la Embajada (o sea, todo el mundo menos el hamster- Centella- y yo) son rabiosas fans de estos chicos.

A mi me parecían lo mismo que cualquiera de ustedes han pensado en cuanto han visto la foto. Pero claro, a mi padre el aspecto desaseado de Bruce Springsteen tampoco acababa de convencerle.

Dicho lo cual me ha alegrado conocer (y a la Sra. Embajadora aún más) el elemento cristiano de los componentes del grupo y la defensa de la particular causa, que no es moco de pavo.

Uno que en estas cuestiones del espectáculo es un escéptico sin remedio, sospecha que cualquier dia de estos nos aparece un video en YouTube de uno de los Jonas.....¿como diría yo?..... rompiendo la promesa. Mientras tanto, que nos quiten lo bailao.



Lea lo que otros dicen sobre: ,

16 comentarios:

Mont dijo...

Pues que digan lo que quieran sus admiradoras, pero el segundo por la izquierda parece el príncipe gitano de joven volviendo de farra. :D

Embajador en el Infierno dijo...

Je, je.. Eres demasiado generoso. Si yo volcara aquí mi corazón...

Al Neri dijo...

A mí me parece que les hace agua la canoa.

Embajador en el Infierno dijo...

Al Neri- ¿Tu también te estás haciendo viejo?

Ignacio dijo...

Gracias por el vínculo, pero es cosa de Nuevo digital, yo solo soy el cartero.


Mis respetos, sra embajadora.

Anónimo dijo...

Las apariencias engañan, pero hay excepciones;

Zapatero y su cara de.....
Maleni y su dialectica.
Zerolo y su ........

Bueno, para que seguir.

Un abrazo.
Andrés.

Embajador en el Infierno dijo...

Ignacio- no hombre, hay que hacer bien las cosas.

Andrés- Te has olvidado de "la más grande": "que su mismo semblante la condena".

Ra dijo...

Anda que...
En vez de predicar el celibato bien podían predicar la pobreza. Eso no se les ocurrirá, no.

mjack dijo...

Sí, bueno, estas cosas normalmente son propaganda. Como cuando Brittney Spears blasonaba de virgen, justo antes de lanzarse a su destructiva espiral de sexo desenfrenado, sustancias prohibidas, excesos alcohólicos, exhibiciones impúdicas y cambios de imagen dementes que incluían afeitados de cabeza radicales. Suele pasar.

o s a k a dijo...

estoy on al neri: gotean aceite por todas partes

claro que no tanto como el presentador del evento jeje

n a c o
recuerdosacentella

Embajador en el Infierno dijo...

Ra- ¿Y tú que sabes?. Mal asunto eso de enjuiciar la conciencia de los demás.

Mjack- Muy de acuerdo. De ahí la última línea de mi entrada.

Naco- Mi señora me ha aclarado que, por lo general, el primer chico que hace tilín a cualquier mujer en su adolescencia tiende a ser del genero julai.Dice que no sabe porque, pero que es así. Luego el asunto evoluciona hacia los hombres de verdad. Veremos.

Galsuinda dijo...

Muy bueno!
Jordin Sparks
www.lastfm.es/music/Jordin+Sparks es guapa con ganas...

Esto se anima

Gracias, embajador :)

Ra dijo...

Querido Embajador infernal,
pues tal vez me equivoque -y tampoco voy a perder el tiempo en wikipediarlo-, pero poca pobreza transmiten estos chicos, y mucha menos el ambiente que les rodea.

Me temo que si su máxima moral es el celibato (y digo ésta porque es la que usted destaca), no se preocupe que en unos años los tendrá usted de compatriotas en el infierno. Nada condenó Jesús del sexo prenupcial, en cambio sí que afirmó que "antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico irá al Reino de los Cielos".

Amor y empatía.

Embajador en el Infierno dijo...

Ra- Mi pseudónimo no es "Embajador DEL Infierno" sino "Embajador EN EL Infierno". El matiz es fundamental.

Si confundes pobreza material con pobreza espiritual alegremente, no me extraña que no menos alegremente juzgues la conciencia de los demás. En ambos casos te confirmo que andas muy equivocado.

Sobre la santidad (real o presunta) de los Jonas Brothers, yo no se nada. Eso lo sabe Dios y de momento no me ha comentado ninguna cosa interesante sobre el particular.

Ra dijo...

Disculpe el atropello onomástico. No era mi intención.

No entiendo muy bien por qué dice que confundo pobreza material y espiritual. Por supuesto, yo me refiero a la material, y del mismo modo Jesús en la frase que he citado. Además, y usted coincidirá conmigo, por lo general la riqueza material suele distraer de la riqueza espiritual. Pero eso es otro cuento.

El destino infernal de los hermanos Jonás es simplemente una deducción de las palabras que he citado de Jesús, si es que, como me parece y aparentan, tienen un saldo bancario de unos cuantos dígitos. De cualquier manera, no crea que les deseo o les quiero augurar ese destino, ni mucho menos, es sólo que ellos son la confluencia de este pequeño debate moral. Y además, qué voy a decir yo desde mi estatus de rico a escala mundial.

Embajador en el Infierno dijo...

Ra- Disculpado queda, no faltaba más.

Nuestro Señor dijo, como usted sabrá mejor que yo, muchas cosas acerca de la riqueza y de la pobreza. Estableció claramente, como usted ha señalado, la dificultad que tiene un rico para acceder al Reino de los Cielos. Pero no lo condenó directamente como hace usted.

De hecho condenó con palabras bastante más contundentes, así a bote pronto, a los que causaran escándalo (la piedra de molino), a los tibios (la sal que se vuelve sosa y se echa fuera para que la pisoteen los hombres), a los sacrílegos (el hombre que no está con el vestido adecuado en la fiesta y es echado a las tinieblas exteriores donde será el llanto y rechinar de dientes) y seguro que a muchos otros que ahora mismo no recuerdo.

Por otro lado sobre la pobreza la primera bienaventuranza es clara: "Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el Reino de los Cielos". No alabó el estado de pobreza material por si, sino en tanto llevaba a un estado de pobreza espiritual en el que se reconoce enteramente la amorosa Providencia de Dios en toda su extensión, y que es camino para la verdadera humildad.

La pobreza material no es, por tanto, garantía de salvación. De la misma manera que la riqueza material no es garantía de condenación. De modo que si Nuestro Señor Jesucristo no condenó sin más a los ricos materiales ¿porque los condena usted?.