miércoles, septiembre 10

Rezar no es lo mismo que ser un quietista

Atención a la propuesta de Séneka.

Para los más vagos: propone el paisano que lo que hay que hacer contra estas nuevas leyes (aborto, eutanasia, ...) que se aproximan es: menos jaleo y más oración.

Los católicos hemos vivido tan en la obsesión por lo "aconfesional" que a veces nos olvidamos de nuestra arma más potente: la oración.

Lo dice Benedicto XVI:

"Ha llegado el momento de reafirmar la importancia de la oración ante el activismo y el secularismo de muchos cristianos comprometidos en el servicio caritativo."


¿Quiere esto decir que estoy a favor del quietismo social?. De ninguna manera. Lo que quiere decir es que visto el panorama político, aquí hace falta un milagro de la Virgen (y no es una broma)para que dichas leyes no prosperen. Y a la Virgen no le impresionan las manifas, sino los Rosarios.




Lea lo que otros dicen sobre: , , , , ,

10 comentarios:

MJPS dijo...

Añade a eso confesión frecuente y misa diaria y ya tienes un bulldozer contra el relativismo imperante

Embajador en el Infierno dijo...

MJPS- Aunque yo lo daba por supuesto, haces muy bien en recordarlo. Gracias.

Enneas dijo...

100% de acuerdo. Y una cosa no excluye la otra.

No sé si hace falta un milagro o ya es el final. Siguiendo estos días las noticias sobre el famoso acelerador de partículas, que ya algunos han apodado como "La máquina de Dios", creo que la soberbia humana está rozando su límite y no sé si las teorías catastrofistas tienen fundamento pero seguro que, algún día, estallará.

Babel total.

Miquel Bordas dijo...

¡Excmo. Sr.!

Séneka y Vd. tienen razón. Cuando el Gobierno explicitó sus planes la semana pasada me hirvió la sangre. Y me sigue hirviendo…

Pero sólo la oración salvará las vidas de los condenados a no nacer o de los condenados a morir “dignamente” cuando ya no sean rentables.

Sólo Dios, quien es el dador de la vida, puede mantenerla aunque – misteriosamente – se deje atar las manos y tenga que sufrir la muerte de sus hijos, especialmente los más inocentes, por manos de sus otros hijos, que lo son, por mucho que sean asesinos.

Sólo Dios es Misericordia, para unos y para otros. Y es Justicia.

Sí, nos lamentaremos con Marta: “Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano” (Jn 11, 21). A la vez, empero, nos ratificamos en nuestra fe “Pero aun ahora yo sé que cuanto pidas a Dios, Dios te lo concederá” (Jn 11, 22).

La oración es nuestra acción más temible, porque dejamos actuar a Dios. Incluso la oración no es nuestra acción, sino la misma acción del Espíritu en nosotros. Por esto, nuestros enemigos la temen tanto, conciente o inconcientemente.

A rezar con María, que Ella con su oración consintió y dio a luz al Hijo.

Suyo afmo. amigo y s.s. q.l.b.l.m
Miquel

Interruptor dijo...

Totalmente de acuerdo. Pero a este paso voy a tener que hacer una romería al día, porque con un rosario diario parece que no llego.

Alberto Ferrer dijo...

Cierto es que la mejor arma que tenemos contra todo esto es la oración. Y poco uso hacemos de ella…

rojobilbao dijo...

A D-os rogando y ...CON EL MAZO DANDO.

Los rezos ayudaban a los cristianos a morir mejor frente a los leones, pero los leones se los comieron pese a los rezos. Mucho de uno y del otro.

Embajador en el Infierno dijo...

Enneas- No te imaginaba yo a ti de apolíptico.

Miguel- ¡Amén!

Interruptor- Aqui lo importante es participar.

Alberto-Pues no te cortes.

Rojobilbao- ¿Como era aquello de: "la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos"?. Pues eso. Y quede claro que yo no abogo porque se deje el mazo.

o s a k a dijo...

me ha gustado eso del "bulldozer contra el relativismo imperante"
x []

n a c o
lascosasclaras

Embajador en el Infierno dijo...

Bulldozer pero de buen rollo ¿eh?

Embajador
likepeacebrother