miércoles, septiembre 3

Se saluda al grado no a la persona

Este verano me he pimplado enterita la serie "Hermanos de sangre" que han echado por MulaTV.

Resumiendo mucho narra la historia de una compañía de paracaidistas norteamericanos durante la segunda guerra mundial.

La escena que se me quedó grabada sucede casi al final de la serie. El Comandante (Major) Winters está sentado en un jeep cuando pasa por delante de él el capitán Sobel. Este Sobel era un capullo con balcones a la calle que durante el periodo de instrucción se las había hecho pasar moradas a toda la compañía incluído al entonces teniente Winters.

Justo antes de meterse de lleno en la guerra Sobel demuestra su absoluta incapacidad para el mando en combate y es fulminantemente quitado de enmedio por su coronel que lo manda a un destino alejado de cualquier responsabilidad real de mando. La compañía, incluyendo el teniente Winters, queda muy aliviada.

Según progresa la guerra Sobel (el capullo) se queda estancado en su grado de capitán, mientras que Winters (antiguo y sufrido subordinado de Sobel) va ascendiendo según demuestra su capacidad de mando.

De modo que ahí los tenemos: el capitán Sobel se encuentra de morros con su antiguo subordinado ahora convertido en su superior. Sobel procura hacerse el "longuis" y mira para otro lado para no tener que saludar. Winters, que es un soldado como la copa de un pino, no se la pasa y le da el alto. Mientras le saluda militarmente le dice:

- ¡Sobel, se saluda al grado no a la persona!


Sobel, a regañadientes, saluda correctamente.

Las derivaciones no militares de esta pequeña anécdota no se le pasara a los lectores más avispados. Y tampoco voy a hacer todo el trabajo por vosotros. Meditad.

9 comentarios:

XavMP dijo...

Al revés...
-"Sobel, se saluda al..."

Muy buena serie, increible Winters.

Embajador en el Infierno dijo...

Cogne!.

Gracias XAV. Mira que me he esforzado para no liarla.

ceriñola dijo...

Embajador, me has recordado una anécedota que leí a García Serrano y que seguro que te va a encantar. La cuento de memoria, así que no te fíes de los detalles.

Durante el avance de las tropas navarras en el frente Norte, ya cerca de la toma de Fuenterrabía, un par de requetés cruzan un puente donde se encontraba el coronel Sánchez Beorlegui, jefe de las tropas, de charla con otro oficial. Al notar como ninguno de los requetés le saludaba, el Coronel, algo mosca por la poca dispciplina, agarra a uno de ellos y le dice:

- A ver, ¿ud no sabe quién soy yo?

A lo que responde el requeté:

- Pues claro, ud es el Coronel.
- Pues entonces, vuelva a cruzar el puente y salude correctamente - le ordena Sánchez Beorlegui

El requeté, obediente, cumple la orden y al pasar delante de su coronel le suelta a viva voz:

- ¡¡¡Adiós, "Biorlegui" !!!!

Orisson dijo...

Siento meter el dedo en el ojo, pero me ha dicho un pajarito que hay un señor muy miserable, indigno de cualquier saludo, que se llama Juan Carlos. Sin embargo tiene el título de Rey de España.

Se saluda al cargo, no a la persona.

Un saludo

Orisson dijo...

¡Ah! Y Embajador, el que más mola es el teniente Spears. Y es interesante su personalidad heroica y ambiciosa a la vez.

Gracias por recordarme esa magnífica serie.

Un saludo

M. A. Labeo dijo...

Magnificas escena y serie, gracias por recordárnoslas.

El diálogo en la versión original (no lo habrás visto en MulaTV) suena aún mejor:

De memoria: "Captain Sobel; we salute the rank, not the man."

Saludos

Embajador en el Infierno dijo...

Ceriñola- ¡Lo que me he podido reir!. He consultado "La gran esperanza" porque pensaba que venía ahí pero no. En cualquier caso le voy a dedicar una entrada. Muchas gracias.

Orisson- Interesante lo que dices. Ya sabes que la siguiente derivación es la legitimidad de origen y la de ejercicio. Y curiosamente en eso la película es impecable. Por desgracia no podemos decir lo mismo de otros...Y no miro a nadie.

A mi es que el Spears me parecía demasiado increible como para ser verdad. Prefiero a Winters. Y, te digo un secreto, es que Winters me recuerda a mi padre (no por el físico).

Labeo- Como de costumbre, cien veces mejor el original. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Orisson,

el rey es Capitan General, Jefe de Estado y Mando Supremo, según la Constitución

Se saluda al cargo, no a la persona.

Perlimplín dijo...

Ah, ja, ja, sí, yo también he leído la anécdota que cuenta ceriñola. La recuerdo con frecuencia porque me hizo mucha gracia.

Yo me tragué entera la serie esa cuando la echaron en TV hace unos años.