sábado, noviembre 22

¿Qué hubiera pasado si......? (ACTUALIZADO)

Lo de Uruguay es de traca. Primero va el Arzobispo de Montevideo y señala que los políticos que voten a favor de la ley del aborto están automáticamente excomulgados. ¡Menuda falta de tolerancia!.

Pero la cosa no queda ahí. Luego va el presidente del país. Sr. Tabaré Vázquez y veta la ley. Jerónimo tiene el texto completo del discurso donde explicaba el veto. Conviene leerlo.

La alegría que produce tanto derroche de sentido común se oscurece cuando uno mira hacia este lado del Atlántico.

¿Que hubiera pasado - me pregunto- si en el año 1985 el Cardenal Primado de España Monseñor Marcelo Gonzalez Martín, el presidente de la Conferencia Episcopal Monseñor Gabino Diaz Merchán o el Cardenal Arzobispo de Madrid Monseñor Angel Suquía Goicoechea hubieran hablado con la claridad de Monseñor Nicolás Cotugno, Arzobispo de Montevideo?.

Y os dejo otra para que la discutáis: ¿Qué hubiera pasado si el Jefe del Estado, D. Juan Carlos de Borbón, se hubiera negado a firmar la inicua ley?. No digo que hiciera lo que hizo el rey Balduino de Bélgica, sino que simplemente se hubiera negado a firmar la ley. ¿Creéis que le habrían echado?. Yo no estoy nada seguro. De hecho cada vez tiendo más a pensar que habría recibido el decidido apoyo del pueblo español. ¿Qué pensáis?.

Luego nos extrañamos de que Zapatero vaya mendigando una silla. El problema no es Zapatero, el problema es España. Y no solamente la clase política, no señor, es un problema de dirigentes y de los que asesoran a los dirigentes en todos los ámbitos de la sociedad. Aventuro que muchos de los que alaban la conducta del Sr. Tabaré Vázquez tendrán miles de excusas para evitar la comparación con España 1985, con España hoy y se acoquinaran al primer bufidillo de "El Mundo". ¡Menos alabar y más aprender!.

ACTUALIZACION: Con ser el acto del presidente Tabaré Vázquez un hito de sensatez en la historia política contemporánea Noticia Globales advierte por la voz de un líder provida uruguayo que no es oro todo lo que reluce:

Pero el veto fue parcial, y lo que quedó del proyecto, es casi tan malo como lo que se vetó. Y no sólo malo, sino contradictorio con los argumentos esgrimidos por el propio Presidente. Quizá alguien piense que le estamos buscando el pelo al huevo. Demostraremos que no es así, y que existen graves incoherencias entre lo escrito por el Dr. Vázquez en su mensaje a la Asamblea General, y los capítulos de la ley que fueron aprobados por el Presidente.



6 comentarios:

Fernando dijo...

Embajador, no creo que sean casos equiparables. Supongo que el Presidente de la República, en Urugay, tendrá potestad para vetar las Leyes aprobadas, si no le parecen convenientes, igual que ocurre en Estados Unidos. Si en una monarquía constitucional el Rey pudiera firmar o no, dependiendo de su opinión,la figura de la Corona perdería su sentido: se le podrían pedir cuentas de una Ley que con el tiempo se viera nefasta (por ejemplo, la LOGSE, según reconoce todo el mundo) y que él no hubiera vetado, pudiendo hacerlo.

Mi aplauso, pues, para el tal Tabaré, pues en España ningún político del PP se habría atrevido a hacer algo así: o ¿es qué Rajoy va a recurrir al T Constitucional la nueva Ley del Aborto, suponiendo que salga adelante???

Al Neri dijo...

Me resulta imposible pensar en la hipótesis de El Cuchara negándose a sancionar la Ley del Aborto. Pero creo que se hubiera montado un revuelo en aquella época y que la progresía se hubiera rasgado las vestiuras. Habría propiciado un gran enfrentamiento entre los españoles, una polémica sinigual.

AleMamá dijo...

Cuando pase esta hora de horror homicida, los que han firmado leyes inicuas por cuidar sus prebendas sufrirán el juicio de la Historia, que va más allá de este siglo de insanos, y al contrario, personas consecuentes serán grandes referentes de reservas morales.

todoerabueno dijo...

Y, ¿por qué iba a negarse a firmar Juan Carlos Borbón?¿Es que es católico?. A veces tienes cada comentario...

E. G-Máiquez dijo...

Yo me habría hecho juancarlista hasta la muerte.

Embajador en el Infierno dijo...

Fernando.- Lo que todo esto muestra no es que la figura de la "Corona" puede perder su sentido, sino que tal como está constituida actualmente simplemente no lo tiene. Y aún así, en situaciones donde la Corona no tiene sentido surgió uno que se opuso (Balduino) pero el Jefe del Estado de estepais ni siquiera se atrevió a un balbuceo.

Y entendiendo bien lo que me dices, creo que no es lo mismo dar aprobación a una ley que pueda tener efectos negativos, a dar aprobación a una ley que legaliza el asesinato del inocente. Lo primero es perfectamente perdonable y entra dentro de la más normal falibilidad humana. Lo segundo va directamente contra la Ley de Dios.

Al Neri- Esa ha sido siempre mi opinión, pero cada vez estoy más convencido que en aquella época todavía se necesitaban demasiado mutuamente como para que la izquierda montara el gran cisco, sobre todo por una ley que de ninguna forma era apoyada por la sociedad española.

Alemamá- Lo has definido muy bien: "los que han firmado leyes inicuas por cuidar sus prebendas". Ese fue el problema. Demasiados conflictos de intereses. Ya se sabe que con las cosas de comer no se juega.

Todoerabueno- Que bobada la mía...se me había olvidado lo fundamental. Es que los republicanos no perdonáis una, oye.

E. G-Maiquez- Sospecho que no habrías sido el único. Solamente hay que ver el impacto de las recientes declaraciones de Dª Sofía.