jueves, enero 8

Tiranía democrática

«La excesiva nivelación, la homogeneidad, la ausencia de tensiones y diferencias de potencial dentro de una sociedad, el martilleo constante de ideas o pseudoideas uniformes en la escuela, en la universidad, en todos los medios de comunicación, la falta de individualidades discrepantes y creadoras, pueden conducir a una sociedad, formalmente gobernada de manera admirable, a una tremenda desmoralización, a una pasividad que significa, si se miran las cosas de frente, una anulación de la libertad"


(Julian Marías en "Libertad personal y libertad política")

Lea lo que otros dicen sobre:, , , ,

6 comentarios:

bitdrain dijo...

Amen a esas palabras, aunque en cierta manera y por experiencia personal creo que esas otras voces estan silenciadas, unas por pasividad y otras por el bullicio imperante.

Enneas dijo...

Recuerda a la famosa cita de Tocqueville.

rojobilbao dijo...

Sobre Lord Acton:

Hacer tabla rasa es lo que pretendieron los revolucionarios franceses en 1789. Esta revolución, a diferencia de la americana de 1776, y aunque
en sus comienzos iba bien encaminada, es una claro ejemplo de otro de los peligros que amenazan a la libertad: el estatismo ligado a la democracia,
aliada con el socialismo. Los desmanes de las masas durante la
Revolución francesa, la arbitrariedad, la supresión de los cuerpos intermedios, la Homogeneidad y uniformidad y, sobre todo, el amor a la igualdad
por encima del amor a la libertad, impidieron el desarrollo de una
democracia liberal como la que surgiría en los Estados Unidos, continuadores de la historia europea de la libertad en un nuevo continente.

(...)

La democracia genera tanto miedo como esperanza. Lord Acton identifica el gobierno democrático con el gobierno del pueblo, pero sobre todo con el gobierno de las masas, siempre pobres e ignorantes. En este sentido comparte con otros ilustres filósofos liberales un miedo aristocrático a que el gobierno popular se convierta en el gobierno de la mediocridad
y a que el deseo de riqueza, bienestar e igualdad acabe con los
límites y los principios constitucionales.

(...)

Pero el recelo que provoca en él la democracia se debe fundamentalmente al peligro de la tiranía de la mayoría —del que ya advirtieron Mill y Tocqueville— y recuerda que donde no existe seguridad para las minorías no hay libertad.
(...)

Embajador en el Infierno dijo...

¿Habló Lord Acton de "cuerpos intermedios"?. Vaya, vaya...

Rubén dijo...

Es una premonición de la deriva sufrida por la democracia. En busca del mito, de Grecia, tenemos la poliarquía a la cual Robert Dahl hace referencia.

Embajador en el Infierno dijo...

Ruben- Yo creo que esa deriva está inscrita en el código genético de la democracia liberal y su búsqueda del paraiso en la Tierra.