domingo, febrero 22

Libros: Yo escogí la esclavitud

De todos los libros de cautivos y cautiverios que he leído (y he leído unos pocos empezando, por supuesto, por "Embajador en el Infierno") este es posiblemente el menos interesante. La historia de las vicisitudes por las que pasó Valentín Gonzalez (a) El Campesino, en la URSS. Al ser un libro corto muchas de las peripecias están contadas casi de forma telegráfica con lo cual a veces es difícil creérselas.

La idea viene a ser que después de haberlo dado todo por el partido durante la última guerra civil española, Valentín Gonzalez escapa a Rusia y allí se da cuenta que el monte no es todo de orégano. Uno, la verdad, se queda con la duda de si este señor era un tonto o un caradura. Más que nada porque durante la guerra tuvo que saber como eran los guardianes del paraíso del proletariado, como para luego llevarse una "sorpresa".

En un libro de estos lo que interesa es la experiencia personal. Este libro es, sin embargo, más una obra de propaganda (en el mejor sentido de la palabra) anti-comunista que un libro de experiencias personales.

Si uno sabe un par de cosas sobre el comunismo no necesita demasiada propaganda, con lo cual este libro se convierte más en un capricho que otra cosa.

Lo dicho: los hay mucho mejores.

3 comentarios:

Villeguillo dijo...

¿pero no fundó el PCOE? (hoy fusionado en el PCPE)

Embajador en el Infierno dijo...

No, ese fue Ignacio Gallego.

Anónimo dijo...

Negativo. Quien fundó el PCOE fue otro general republicano, Enrique Líster.