miércoles, marzo 4

Conversaciones en la embajada (XIV): Las cosas claras


La #3, 8 años y a punto de hacer su Primera Comunión, lo tiene claro. Cuando le preguntan que es lo que va a ser de mayor responde sin la menor duda:

- ¿Yo?. Pues carmelita, claro.


La nena ya tenía bastante querencia por Santa Teresa de Jesús desde que leyó una biografía para niños de la santa (véase). Por lo visto la famosa película "Diálogos de carmelitas" que vimos este verano, también hizo bastante mella.

Hoy le decía a la #4:

- ¿Que te parece si nos hacemos carmelitas las dos y así estamos juntas en el convento?
- No, yo es que voy a ser astronauta.
- Por lo menos vendrás a verme a menudo ¿no?
- Bueno, yo te veré desde el cielo.


Esta última respuesta ha dejado aterrorizada a su madre, que cuando quiere es bastante supersticiosa.

La #3 venía cantando muy emocionada (le pone mucho empeño a eso de cantar aunque, por desgracia, su voz cazallera no acompaña, la verdad) uno de esos sones pseudo-protestantes que tan de moda estuvieron en las misas católicas. Yo le he enseñado el Panis Angelicus e inmediatamente ha pedido copia escrita para llevárselo a su profesora mañana.

Más conversaciones en la embajada.



Lea lo que otros dicen sobre:,

21 comentarios:

Anónimo dijo...

No esta interesado en tener eventualmente nietos?

Álvaro dijo...

Embajador - ¿Qué hay que hacer para tener una Embajada como la suya? Yo también quiero "ese cielo en la tierra" ...

Fernando dijo...

Admirado Embajador:

¿¿"Estuvieron"?? (último párrafo)

Todoerabueno dijo...

Acabaréis pareciendo "La familia que alcanzó a Dios" :)

rojobilbao dijo...

Pues si quiero el Carmelo,le propongo el convento que tienen en Zarauz. Una delicia de monjas de clausura, de convento, de misas y de todo.

El Carlista dijo...

Embajador, pero qué hermosas niñas tiene y qué hermoso recuerdo nos trae del que quizá sea el mejor libro de Bernanos, Diálogos de Carmelitas.

En un punto lo envidio sanamente: mi señora está feliz con la idea que los varones puedan meterse de curas pero no tanto con que Bernardita se meta de monja y a mí me parecen ambas fabulosas. No sé, cosas de mujeres. Ellas los conocen mejor que nosotros, eso es seguro.

Terzio dijo...

Estás rodeado!!!

Quiero decir que entre todas las mujeres etc. etc. etc.

Echaré un rezo para que la vocación de la Terzia se confirme y persevere y perfeccione (por la astronáuta reza tú, mejor).

p.s. Of course, también un rezo "global" per tutta la famiglia insieme.

'

Embajador en el Infierno dijo...

Anonimo- Pues la verdad no es un tema que me preocupe. Si, me gustaría ser un patriarca estilo Abraham o estilo mi abuelo, o estilo mi padre, pero vamos que no me pasará nada si no los tengo.

Alvaro- ¿Todavía no te han contado las "cosas" de la vida?. Lo siento, tío, me lo has puesto a huevo.

Fernando- Por un momento pensé que era una falta de ortografía (que no faltan aunque procuro poner cuidado). No me acordaba de mi propia ironía bromista...

TEB- Él lo quiera. Ojalá.

Rojobilbao- No es por dar de menos, pero tengo ya echado el ojo a uno que hay en El Escorial. Es un secreto, pero este convento tiene hasta monjas carlistas. Como lo oyes.

Carlista- Le aseguro que por alguna razón les pasa a todas, se pirran por un hijo cura, pero eso de que las niñas se metan a monjas no les hace ninguna gracia. Mi mujer me recomienda calma, que según parece a toda mujer católica se le pasa por la cabeza por lo menos una vez en la vida eso de meterse a monja.

D. Terzio- Ya ve que he seguido su consejo acerca de las calatravas. Mi mujer dice que exagero, pero yo estoy convencido que esta hija mía, precisamente esta, la #3, está tocada por el Espíritu Santo. Veremos.

Álvaro dijo...

Embajador - Disculpa mi cara de panoli pero no he empezado a enteder ni por asomo tu réplica: estoy pez en "cosas" de la vida y corto en entendederas ... ¿me lo explica, please?

Anónimo dijo...

Carlista:

Vaya hombre, el embajador por lo menos puede aspirar a disfrutar de los nietos de las otras hijas, pero lo suyo es mucho mas sacrificado.

Imaginese que toda la sociedad lo emulara..... todo acabaria en la proxima generacion.

No es que este en contra de la vocaciones o las llamadas espirituales pero hay algunos sacrificios que no se, se me hacen muy grandes y para ellos se necesita una gran y real vocacion.

Hay que volver a las viejas tradiciones. Cuando un hijo iba a la milicia, el otro estudiaba comercio o abogacia y el tercero se metia a cura

Terzio dijo...

¿Veremos...?

Mejor: OREMOS !!!

Es lo suyo.

'

Anónimo dijo...

A mi me pasa al revés.

Conozco muchas familias,de misa diaria, retiros espirituales frecuentes, activa participacion en todo lo social y espiritual de la iglesia, que se horrorizan con la idea de que el hijo se meta a cura.

Pobre niño. Cuando finalmente esta tan entusiasmado con ser monaguillo, cuando ansia ir al proximo retiro espiritual, cuando se ha metido a ayudar con el grupo scout de la parroquia y le dice a sus padres que quiere entrar en el seminario.... la madre pega el grito: NO!!! quiero tener nietos!

(igual faltan aun unos años para que se tome la desicion)

Villeguillo dijo...

Ey, cuando nos contarás esas historia sobre los "martillos de la herejía"??????

El Carlista dijo...

Estimado, no quiero que todos los críos salgan curas o monjas y a ninguno le impondré nada de eso. Son solo deseos de padre.
Dios dirá ...

Embajador en el Infierno dijo...

Alvaro- En una ocasión estaba yo de ejercicios espirituales con un íntimo amigo mio. Al finalizar nos pusimos a charlar entre todos, la mayoría absolutos desconocidos. Un señor ya de cierta edad nos contó a un grupo de jóvenes que tenía 11 hijos. Mi amigo, que estaba en pleno éxtasis místico queriendo ser simpático con todo el mundo, le dijo poniendo una cara de enorme asombro (mi amigo tiene 8 hermanos ¡ojo!):

- ¡Que cosa más impresionante!. ¿Y como lo ha conseguido usted?.

El hombre se le quedó mirando con cara de sorpresa y le espetó:

- Pues acostándome con mi mujer, claro.

Como es lector de esta bitácora no me dejará mentir.

Terzio- Eso se da por descontado, hombre.

Anónimo II- Si, yo también conozco cada vez más de esos. Claro, estas cosas que yo las cuento aqui en plan gracia, tampoco se pueden tomar a la ligera. Pero tengo la firme conciencia de que los padres tenemos el deber grave de ayudar a nuestros hijos a descubrir y seguir su vocación sea esta la que sea.

Villeguillo- No se a que te refieres. Dame pistas.

Álvaro dijo...

Embajador - No iban por ahí los tiros de mi pregunta, lo de la cigüeña y lo de los Reyes Magos hace tiempo que me lo contaron. Eso sí, gracias por la información, espero me sea muy útil :D

Más bien lo decía porque conozco muchas familias numerosas formadas por padres ejemplares pero no a todos les salen "ejemplares" los hijos. Y digo yo que algo harán unos que no hacen los otros para tener más éxito en "el negocio más importante de sus vidas".

Laus Deo! dijo...

Me se han saltao las lagrimicas...!!!

Sr. Embajador, prepárese, que puede llegar a Santo... ¿o no pide eso con las palabras de Merry?

Embajador en el Infierno dijo...

Alvaro- Todavía hay mucha tela que cortar hasta que yo pueda decir que mis hijas son "ejemplares", te lo aseguro.

Laus Deo- Usted si que sabe...

Kike dijo...

Enséñele a incensar también a la niña, doctor, y así completa el círculo.

Hablo en serio, ¿eh? Y enséñele también a la otra, y que incense desde el espacio sideral.

Capuchino de Silos dijo...

A partir de YA rezaré por ella. Tengo a varios niños en mis oraciones. ¡Mochilita nueva!

Embajador en el Infierno dijo...

Gracias Capuchino, si bien el calentón inicial se le ha ido pasando, humildemente pienso que si una de mis hijas tiene vocación religiosa, será esta. Luego ya tendré ocasión de equivocarme estrepitosamente y tal...