martes, marzo 24

¿Se atreverán?

Todo el mundo se fijó en el presidente Tavaré, pero lo cierto es que el pasado mes de Noviembre ante la votación de una ley abortista en Uruguay ocurría lo siguiente:

El Arzobispo de Montevideo, Mons. Nicolás Cotugno, declaró al diario El País que los diputados que mañana voten a favor de la legalización del aborto incurrirán en excomunión automática, y precisó que "los valores del ser humano no se plebiscitan, son anteriores a la razón humana, a la libertad".


Las manifas, manifiestos y demás están muy bien. Son necesarios, no hay que dejar de hacerlo. Pero tales cosas no son substitutos de la responsabilidad que tienen los obispos a la hora de guiar su rebaño.

¿Se atreverán?.

Ahora como nunca vienen a la cabeza las palabras de Nuestro Señor en Juan 6, 60-66. El Papa, desde luego, no se corta un pelo y les está señalando el camino.

Pidamos que el Espíritu Santo les de fuerzas.


Lea lo que otros dicen sobre:, , , ,

5 comentarios:

rojobilbao dijo...

Mis obispos de Bilbao dando ejemplo:
Recurrir al aborto nunca es la solución, ni puede considerarse como un derecho, pues el derecho fundamental, que sustenta todos los demás derechos, es precisamente el derecho a la vida. Constituye una enorme paradoja que una sociedad acogedora e integradora como la nuestra, con multitud de recursos humanos, materiales, económicos y sociales, sea incapaz de arbitrar mecanismos adecuados y respetuosos con la dignidad humana que acompañen a toda mujer gestante y, al mismo tiempo, tutelen la vida del nuevo ser. La anunciada reforma de la ley con respecto a la práctica del aborto, consiste principalmente en la ampliación de la facultad de abortar. Lejos de suponer un progreso, constituye un retroceso en humanidad y civilización.

RADIOMARIANO dijo...

Y no solo excomulgar, sino pedir explicitamente que no se vote a tal o cual partido (por supuesto los de izquierda e incluyo al PP), por su apoyo del aborto o connivencia con el aborto). Que se dejen de diplomacias y saquen aunque solo sea una vez cada 4 años el latigo para echar a los que mercadean con el templo que es el cuerpo humano en general y el cuerpo de la mujer en particular.

Creo que esta polémica ya la tuvimos Embajador y yo en otro blog, pero creo que ahora me he explicado mejor.

Saludos en Cristo y en María.

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- Muy claro el pronunciamiento, y como he dicho, muy necesario. Pero se puede ir más allá.

Radiomariano- ¿Donde tuvimos esa polémica?.

RADIOMARIANO dijo...

La polemica tuvo lugar hace siglos, en noviembre de 2008, en Todoerabueno.

Te refresco la memoria:

http://todoerabueno.blogsome.com/2008/11/13/p440/#comments

Y me disteis sopas con honda, aunque me reafirmo en lo de que los obispos deberían nombrar claramente qué partidos no se deben votar y porqué y los cristianos (los que dicen que la Iglesia no debe hacer política, pero ellos bien que viven de la subvención y de la adulacion al poder) que se quieran borrar que se borren, ya volverán cuando hayan gastado su herencia.

Un saludo en Cristo y en María.

Embajador en el Infierno dijo...

Radiomariano- Leyendo el vínculo he recordado. Yo es que soy un "anticlerical" acérrimo y me conformo, que no es poco, con que los obispos señalen adecuadamente (subrayo el adecuadamente) el camino. Lo cual incluye el asunto de las excomuniones que menciono en esta entrada. Ya ves que no hace falta señalar con el dedo, bastaría con que hicieran uso de su responsabilidad de pastores.