sábado, abril 4

¿Donde está el Duque de Alba cuando más se le necesita? (ACTUALIZADO)

No hace mucho que Bélgica estuvo unos cuantos meses sin gobierno porque sus políticos no eran capaces de ponerse de acuerdo para asegurar que el país no se quedara simplemente al pairo. Se ve que con el asunto "solucionado" no tienen mejores cosas a las que dedicarse que a hacer el gamba. Vease:

El Parlamento belga aprobó recientemente una resolución que pide al Gobierno protestar contra las "declaraciones inaceptables" del Pontífice sobre la lucha contra el SIDA y el uso del preservativo. Según los diputados, las palabras del Papa son una "ofensa hacia los compromisos de la comunidad científica para prevenir y luchar contra la propagación del SIDA".


No saben gobernarse a ellos mismos y ahora se dedican a atacar al Papa. Claramente están echando de menos al único que acertó a meterles en vereda (pista: el de la foto).

¿Como era aquello de la separación Iglesia-Estado?. Yo pensaba que era un camino de doble dirección. Debe ser que cuando se trata de atizar al cura entonces no cuenta.


ACTUALIZACION: Gracias a D. Terzio por llamar mi atención en los comentarios sobre este interesantísimo artículo que efectivamente pega donde más duele. La táctica es más vieja que la tos, consiste en refractar culpas propias arreando con aplomo al chivo expiatorio más cercano:

Una terrible verdad cada vez más reconocida es la culpabilidad criminal de Bélgica como nación en la sangría que asola el corazón de África ("su" Congo Belga) desde el siglo XIX. Si hubiera tribunales para las naciones y penales para los estados, Bélgica estaría condenada a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad imputables no a una nación del siglo XV o del XVI, sino a un estado del siglo XIX y el XX.

6 comentarios:

Terzio dijo...

Lee esto que ha escrito un com-padre:

Bélgica, profiláctica en África

En Bélgica sufren una invasión islámica escandalosa. Pero a ver quién pía contra un ayatolá!

Merecen que se los trague la peste que están generando: Han sido 98 diputados los que han votado la "protesta" y sólo 18 se han negado.

¡Miserables!

'

JC dijo...

Genial

RADIOMARIANO dijo...

Que esperar de una nación que expone sus verguenzas en los escaparates (va para veinte años que camino de Polonia para un Encuentro Mundial de la Juventud paramos en Bruxelas y vimos a las prostitutas expuestas en escaparates como mercancía legalizada).

Pero en España vamos camino de ser como ellos y al final no nos quedará más remedio que hacernos todos americanos de USA.

Buena Semana Santa y Feliz Pascua del Señor Resucitado.

Maestro Gelimer dijo...

Desde que no está el Duque de Alba, el de la foto (claro), aquello es una "merienda de belgas".

En promiscuidad, homosexualidad y pederastia es difícil encontrar países "más bajos".

Que se acuerden de aquello que les cantaban sus abuelitas:

"Duermete, niño, que vienen los españoles".

AMDG dijo...

El de Alba no actuó con prudencia. Mira esta serie sobre Egmont:

http://laterminalmirror.blogspot.com/2009/03/egmont-o-la-eviterna-busqueda-del_20.html

En todo caso, sí, ahí duele. Es probablemente el colonialismo de rapiña más vergonzoso de la historia:

http://layijadeneurabia.com/2008/08/10/historia-de-belgica-%E2%80%9Ca-throne-in-brussels%E2%80%9D-de-paul-belien-el-s-xix/

Embajador en el Infierno dijo...

D. Terzio- Muchas gracias por la referencia. Muy clara y aprovechable.

JC- Gracias por el apoyo.

Radiomariano- Yo ya he pedido el pasaporte maltés. La última muralla.

Maestro- Yo tenía un gran amigo holandés que me decía que allí en su tierra en vez de asustar a los niños con el "hombre del saco" o similar, los asustan con el Duque de Alba. Me lo contó un poco como diciendo "fíjate que bruto debió ser" y se frustro un poco cuando yo hice evidentes signos de alegría.

AMDG- Si posiblemente no fue prudente, o sea, que se quedó corto. La prudencia no es sinónimo de pusilanimidad, como la mayor parte de la gente cree.

En cualquier caso del vínculo que me mandas me quedo con:

"“Los herejes quemaron los templos, los buenos no hicieron nada en contra, por lo tanto deben todos ser ejecutados”"

¡Que extraordinaria alegoría de nuestros tiempos!