martes, abril 7

Extraordinaria alegoría del tiempo presente



Lo que traducido al romance quiere decir:"“Los herejes quemaron los templos, los buenos no hicieron nada en contra, por lo tanto deben todos ser ejecutados”

(NOTA: Uno no es capaz de entender el latín, pero gusta de tirarse el pisto)

¿No es acaso eso lo que está ocurriendo con el catolicismo, incluso con el cristianismo actual?¿No estamos siendo ejecutados por no haber defendido los templos?¿No nos estamos ejecutando a nosotros mismos?.

La famosa frase de Burke cobra todo su sentido.

Y Felipe II sabía perfectamente lo que se hacía.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:

Muchas veces me he encontrado con personas que se dicen católicas pero que cada cual elegía que creer o que hacer en materia de religión.

Típicamente decir: voy a misa una vez por mes, no me confieso, pero soy católico. O no como carne en semana santa, voy a misa regularmente pero me he divorciado y vuelto a casar y soy católico apostólico romano.

Yo los llamaba Católicos Apostólicos (nombre de la persona) istas
Ejemplo: Católico apostólico Ricardista. Católico apostólico Fernandista. etc.

Viendo la película The Breach encontré una frase mucho mejor.

Uno de los personajes (catolico tradicionalista) dice:

"Nosotros no somos católicos de supermercado, de esos que toman lo que les conviene y lo demás lo dejan."

Quizás lo que usted comenta se deba en alguna medida a la gran abundancia de católicos de supermercado que hay hoy en día.

Saludos

Plus Ultra

Ignacio dijo...

Nunca fué un personaje presentable Felipe II.

La frse es así, los sacerdotes están en los templos mercadeando y haciendo política y aquí nadie dice nada y hacen política por no hablar de vicios mas preversos.

A! es verdad! si eso sale en los evangelios y ya Cristo lo denunció.

Pero claro lo tuvieron que crucificar: no era progrecísticamente correcto ni era de la jerarquía eclesial del momento.


Sigo siendo un herje excomulgado. Pero cada día es algo que me resulta más honorable.

Al Neri dijo...

Hay una escena de la peli El Padrino III es la que el cardenal Luciani (después, Juan Pablo I) saca una piedra de una fuente, la parte en dos y le dice a Michael Corleone:

-Esta piedra lleva siglos sumergida en el agua, pero por dentro está seca porque el agua no la ha penetrado. Con el cristiansmo pasa igual. Los europeos llevamos siglos rodeados de cristianismo, pero todavía no nos ha penetrado.

Por eso a la gente le da igual que los herejes chamusquen los templos. Porque en el fondo, muchos "católicos" consideran la religión como algo cultural, que está ahí, que consiste en ser buenos y poco más y que ocupa una de las últimas posiciones en su lista de prioridades.

Anónimo dijo...

Neri:

También hay mucho desconocimiento u olvido o mala formación.

Sin ir mas lejos estuve tratando de explicar a un conocido que los Cristianos NO creemos en la reencarnación.....

Y con a una prima le aclare que Cristo no es "un poco menos que Dios ya que es el hijo...."

Todo viene de la mano de "todas las religiones son iguales y todos creemos mas o menos en lo mismo"
que parece ser un articulo de fé de muchos cristianos "modernos".


Plus Ultra

JC Conde de Orgaz dijo...

Gracias por el enlace, Embajador. Es un honor que me leas.

Ahora que lo comentas pienso que se me pasó un poco la mano exaltando a Egmont. En realidad, aunque nos hubiese gustado que tuviera más éxito, Felipe II sabía –sin duda– lo que hacía.

Saludos

Anónimo dijo...

Creo que todo viene de una maniobra propagandística muy hábil del enemigo, que consiste en hacer creer a la gente (a los cristianos también) que la Iglesia Católica es una ONG; que está para dar de comer a los negritos y a los chinitos y para poco más.

Por eso los enemigos de la Iglesia, cada vez que el Papa o la Conferencia Episcopal hablan sobre cualquier tema, reaccionan airados como si la Iglesia "se hubiese salido de su papel" ("asignado" por el enemigo) de repartir comida y ropa y poquito más.

Como muy bien han comentado otros aquí, el daño hecho por la propaganda "buenista" de que "todas las religiones son válidas y consisten, básicamente, en ser buenobuenísimo con todo el mundo" (alianza de civilizaciones, vamos...) es inmenso.

Durante muchos siglos, la persecución al cristianismo (que llegó incluso a la eliminación física de los cristianos) tuvo como consecuencia la propagación de la Fe, regada con la sangre de incontables mártires.

Jean de Viguerie, en su libro "Revolución y Cristianismo" cuenta, cómo, la estrategia cambió, especialmente a partir de ese baño de sangre conocido como "Revolución Francesa".

Dado que matar cristianos traía como consecuencia más conversiones y más devoción, lo que se hizo fue, no perseguirlos como antes, sino apartarlos de los Sacramentos (convencerles de que se puede ser feliz y vivir estupendamente sin confesarse, sin comulgar o sin bautizar a los hijos, por ejemplo, sin ninguna consecuencia en el futuro).

Según de Viguerie, antes de la Revolución Francesa, el 92% de los franceses participaba de los Sacramentos. Pocos años después, el número había bajado al 60%.

Algo más de dos siglos después, el éxito de la estrategia del "haz lo que quieras, que da lo mismo ocho que ochenta" es innegable: ofrece el refugio de la comodidad y el del placer inmediato, ofrecidos como falsos sinónimos de la felicidad y la Salvación.

Dhavar dijo...

Dos observaciones:

a) El Consejo de Administración del Supermercado es el primero que introduce una variedad notable de productos a lo largo del tiempo, eso sí, todos, en cada momento, eternos e inmutables.
b)La Iglesia, en cuanto Jerarquía, -sacerdotes, Obispos,etc, tiene efectivamente como función "algo más" que dar de comer a lo negritos.Ese algo más es el control, administración, difusión e interpretación de la Revelación.Es un órgano fundado en "la Verdad de la Potestad", con dos problemas adicionales:
1) Su constitución es un círculo lógico:Como somos los designados, sabemos la verdad.Y somos los designados porque sabemos la verdad.
2) He escrito Potestad deliberadamente.No auctoritas.La Iglesia -su mismo concepto-produce una confusión absoluta entre ambos conceptos, introduciendo la fabulosa costumbre de establecer sanciones coactivas sobre cuestiones de autoridad.

Por último, ninguno cumple el dictum de JC según el cual el que sabe la Verdad tiene potestas (exousía)

Ignacio dijo...

Dhavar; Embajador; sólo los muertos sabemos el final de la guerra.

Embajador en el Infierno dijo...

Plus Ultra- Lo que presentas creo yo que es más una consecuencia que una causa. Y creo que es consecuencia de lo que intentaba explicar en la entrada, el no haber defendido los templos, la dejación de funciones de tantos pastores, el "¿acaso soy yo el guardian de mi hermano?". Tu mismo lo dices en tu segunda intervención: la falta de formación.

Ignacio- Si claro, pero aquí pecadores somos todos. Que a mi me parece que utilizas tu caracter de hereje como signo de pureza frente a la chusma manchada de bajezas, y eso resulta..., bueno, tu ya sabes lo que resulta.

Al Neri- Si, precisamente. Sobre todo en España se ve que necesitamos una buena desgracia cada equis tiempo para volver a asimilar el asunto. Pero eso no es nuevo, a los judíos de la Antiguo Testamento les pasaba lo mismo.

JC- De nada hombre. Es que el asunto me tocó.

Anónimo- Me quedo con la referencia de ese libro que parece interesantísimo.

Dhavar- No, eso que dices no es correcto. La gerencia no ha cambiado lo que se ha de creer para salvarse. Otra cosa es que haya mucho mando intermedio que haya hecho lo que le ha salido de los mondongos. El punto 1 es una caricaturización muy ocurrente, pero no describe la realidad. Y el punto 2 no lo entiendo, sinceramente.