lunes, abril 20

¡Que envidia de obispo, oyes!

La verdad es que Monseñor Robert Finn obispo de la diócesis de Kansas City-St. Joseph no se corta un pelo. En una reciente conferencia (que se puede leer entera aquí) dice cosas como estas (traducción, resaltados y comentarios míos ):

En ocasiones se escucha a cargos electos hablar de su oposición al aborto en lo personal, mientras que apoyan el derecho legal a abortar. Debemos ser claros: tales personas se ponen a si mismas completamente FUERA del entorno moral, del imperativo moral de Evangelium Vitae y otras enseñanzas de la Iglesia en estos asuntos. Estas personas no solamente NO defienden la vida humana contra las fuerzas de la muerte, sino que ADEMAS no toman las medidas apropiadas para construir una cultura de la vida. Han abandonado su lugar como miembros de la Iglesia [Esto en mi pueblo se llama excomunión]. Se han convertido, simple y llanamente, en adalides de la muerte en vez de la vida.

Las personas que toman una posición pública - y actúan directamente- en defensa del derecho a matar, ponen en peligro su salvación eterna ['Ta claro ¿no?]. Si vosotros y yo apoyamos a tales personas que tan claramente nos han explicado sus intenciones de proteger un fraudulento Derecho a la Muerte, un Derecho al Aborto, nos hacemos partícipes de sus ataques a la vida [Ahora viene lo bueno....]. Arriesgamos nuestra salvación [Este es un tema importante, aunque en España no nos lo cuenten], y lo mejor es que cambiemos. ¿Porqué?- ¿Por qué el obispo Finn os va a condenar? . No, yo debo decir lo que la Iglesia dice, pero yo no voy a ser el Juez Eterno de ningún alma humana.

Se que los católicos de nuestro país buscan el liderazgo de sus obispos [Si, suele ser el caso en todo el orbe católico]. Cuatro de cada cinco cartas que recibo sobre estos asuntos me urgen a que haga más, no menos [A lo mejor ese es el pecado por omisión de los católicos españoles]. No me fue posible asistir a la consagración del Arzobispo Timothy Dolan en Nueva York esta semana, pero vi parte de la misa a través de EWTN. Escuché la homilía y comprobé lo bien que el nuevo Arzobispo fue recibido. Pero hubo una parte de la homilía que fue particularmente dramática. Cuando el Arzobispo Dolan mencionó la defensa de la vida humana, en toda la Catedral de San Patricia atronó un aplauso espontáneo y se puso en pié [Supongo que en esas ocasiones es apropiado aplaudir en la iglesia. No tanto después de la fenomenal actuación del coro de guitarras en la Consagración]. En ningún otro momento de la homilía sucedió tal cosa.


En fin, lo bueno de la universalidad de la Iglesia es que siempre podemos encontrar a algún obispo que, verdaderamente, no tiene pelos en la lengua y habla con una nitidez extraordinaria a la hora de guiar a sus feligreses.

Via WDTPRS (De quien, por cierto, también copio el estilo de comentar el texto)

19 comentarios:

Urdax dijo...

Podríamos importar algún Obispo de USA para contrarrestar la mierda de pastoral que se gasta el episcopado español.

El Carlista dijo...

Es una gran alegría ver que aun se pueden encontrar verdaderos Príncipes de la Iglesia, que hablen y vistan como tales. Dios lo quiera hacer Papa. Lo que necesita la Iglesia es un próximo Papa joven, ortodoxo y capaz de dar la vida por la salvaciópn de una sola alma. Necesita otro Pío X, luego de este actual y buen papado. Pero, los electores no son un lujo ...

El querido Monseñor Baseotto, el único Obispo que en relación a este tema habló claro en la Argentina, terminó jubilado y "hospedado" en una pequeña parroquia de barrio del conurbano bonaerense por decirle al abortista Ministro de Salud, citando el Evangelio, que más le valía atarse una piedra al cuello y tirarse al río que seguir escandalizando y matando niños. Mientras tanto el episcopado sigue dedicado al "diálogo" y a la "asistencia social". Y no sólo eso ... hasta parecen maricas (bueno, de uno de ellos no hay dudas, salió en un video ...)

Leon XIII tuvo un sueño donde pudo ver que Cristo le daba unos cuantos años al demonio para infestar a la Iglesia. Quizá sea esto lo que estemos viendo.

En fin, cardenales como Finn nos llenan de esperanzas.

El Carlista dijo...

Perdón, Finn es Obispo, no Cardenal. Qué desgracia, tiene aun menos oportunidades ...

Ignacio dijo...

Es La Algarabía embajador; entran al juego del doble sentido del relativismo; en vez de apacentar al rebaño apacigüan al rebaño....es lo mismo de la presunta derecha española, usan el nombre bajito en lo que les beneficia, y luego a machacar al disidente (yo)

La iglesia sois los creyentes;la jerarquía episcopal española da mas que verguenza; los sacerdotes son para ponerse a cubierto: de alguno conocido (nuestro) he elevado informe preceptivo al vaticano; son tiempos en los que mediante la confusión los malvados medran; así que no permitamos que el hábito nos engañe que no siempre es monje.

A cubierto,es mucho el mal y muy extendido.

Fernando dijo...

Querido Embajador:

Gracias por la traducción y por los comentarios.

Me gusta mucho lo que dice el Obispo, y más aún si lo comparo con el caso Caroline Kennedy. En los años 50, 60, los católicos USA eran gente rara, que no hacían ni pensaban cómo los demás: el abuelo y el padre de esta señora serían unos mujeriegos notorios, pero nunca se les habría ocurrido divorciarse ni defender el aborto. ¿Qué se ha hecho, muy mal, para que eminentes católicos, como esta señora, como el ex-candidato Kerry o el vicepresidente Biden estén en primera línea de las ideas liberales? ¿Por qué es ahora algo asombroso que un nuevo Obispo diga cosas fuertes sobre el aborto??

(Y no les tengas envidia: nuestro Arzobispo inauguró la Plenaria de la CEE, ayer, hablando sobre este tema, con su claridad habitual)

Embajador en el Infierno dijo...

Urdax- Dejemoslo en "suboptimo", que además queda como muy moderno.

Carlista- Estoy seguro que Dios Nuestro Señor sabrá estupendamente que es lo que necesita la Iglesia en cada momento. En Él confiamos.

Muy de acuerdo en que obispos como Mons. Finn nos llenan de esperanza.

Ignacio- Me ha gustado lo de "apacigüan" al rebaño. Es la sensación que a mi se me queda tantísimas veces.

Fernando- Interesantes las reflexiones que haces. Creo que en España todavía existe una especie de aura mítica en torno a la familia Kennedy. De hecho fueron ellos, y está perfectamente documentado, los que introdujeron el tema del aborto (a favor) en el debate político USA. Algo de eso ya mencioné aquí. Entre los católicos yanquis fieles a Roma (¿existen otros?) se ve claramente a la familia Kennedy como uno de los más inmensos caballos de Troya que se introdujeron en la Iglesia.

Discrepo contigo en que los católicos USA de los 50, 60 fueran gente rara. Muchas figuras del catolicismo yanqui de aquella era tenían enorme prestigio e influencia en todo el país, y eran muy respetados. Se me viene a la cabeza, así a bote pronto, el Arzobispo Sheen.

De modo que respondiendo a tus preguntas: Si a alguien hay que echar la culpa de tipos como Kerry y demás, es a los Kennedy y a su pequeña corte de teólogos progresistas,

Yo creo que es asombroso que un obispo diga las cosas claras porque llevamos muchos años (demasiados) en la Iglesia universal (no solamente la yanqui) donde hablar con la nitidez con la que habla este Mons. Finn no es, ni mucho menos lo habitual.

Toma, por ejemplo, las palabras de Mons. Rouco que citas (se pueden leer aqui). Mi percepción es que mientras Mons. Finn desciende al plano de lo muy concreto, de las consecuencias específicas que para las almas tienen ciertos posicionamientos, Mons. Rouco se queda en la vaguedad de los planteamientos estructurales.

A mi me parece que la importancia que puede tener para un católico la corrupción de la democracia como consecuencia de las leyes anti-vida, palidece ante las consecuencias que puede tener para su alma el apoyo o el sostenimiento de dichas leyes o de las personas que apoyan dichas leyes.

Resumiendo: que las palabras de Mons. Rouco son interesantes, las de Mons. Finn son esenciales.

Embajador en el Infierno dijo...

Fernando- Una respuesta mucho más autorizada y mucho más detallada a tus preguntas la puedes encontrar en este extraordinario artículo.

Anónimo dijo...

>el abuelo y el padre de esta señora serían unos mujeriegos notorios, pero nunca se les habría >ocurrido divorciarse ni defender el aborto

Que bueno enterarse que lo importante es no divorciarse pero que se puede ser grandes mujeriegos y buenos catolicos.

Yo hasta hace poco lo hubiese llamado hipocresia, pero bueno.

Supongo que Ese ejemplo cunde con excelentes obispos que estan (evidentemente) contra los metodos anticonceptivos como Monseñor Lugo.

El gran K

JC Conde de Orgaz dijo...

Buen Obispo. Ojalea así sea con todo lo demás...

Coronel Kurtz dijo...

Gran KK: ¿Cuál es su definición de hipocresía? Me parece que usted sólo quería opinar por decir algo y molestar.

Anónimo dijo...

Kurtz, seria o no hipocresia decir que uno jamas se divorciaria pero tener a Marilyn Monroe (entre otras) como amante, estando casado???

Es o no hipocresia ser OBISPO y tener por lo menos dos hijos a los que ahora rapidamente se corre a reconocer y pasar alimentos??

El gran KK

(es usted un humorista Kurtz)
The horror...the horror

Álvaro dijo...

Gran K - Claro que lo que usted detalla es hipocresía, y así lo entiende cualquier católico fiel a su Fe.

Tengo la impresión de que pensó usted que algún comentarista justificaba esas actuaciones cuando -según lo entiendo yo- se refería a que antes hasta los católicos "malos" se guardaban de manifestar públicamente sus contradicciones personales entre su vida y su Fe.

Hoy en día, esa hipocresía ha evolucionado a gran cinismo en sus actuaciones públicas, en las que se enorgullecen de sus planteamientos (y acciones) contrarios a la Fe y a la Moral que afirman poseer. Saludos.

Ignacio dijo...

¿porque asumis que los católicos sois perfectos?
el que sepais la existencia del pecado no os aleja de el;y nadie por ser católico está exento de ello; y si Kennedy era católico y pecaba, era una cuestión de su conciencia:aquí se jaleó a Alfonso Guerra y se aplaudía que a sus amantes las colocara a sueldo del presupuesto (o sea, las elevaba a la categoria de putas) sin embargo si un catolico peca (¿que cosa mas rara!) se le culpa hasta el hastío.

La condicion del catolico no lo hace inmune sino simplemente busca su propio perfeccionamiento;
asi de claro era al menos antes; ahora igual cuentan otra cosa.
Nada tiene que ver el ser católico con la cursilería,la pazguatería,el gazmoñismo, los meapilas, la pacatería o el miedo a las mujeres.

Si a la gente le causa contradicción que kennedy fuera su heroe y además fuera catolico el problema está en sus contradicciones, no en el catolicismo.
A ver aquí quien se reconoce como libre de pecado,exceptuando a la progrez claro:saben todo de todo en todo momento;eso si, sin jamás haber pensado.

Fernando dijo...

Querido Embajador:

No sé si volverás a leer este comentario. Me da pudor poner, en el de la Misa de Cañizares o en el otro, que pongo un comentario aquí.

¿Los Kennedy llevaron el tema del aborto a la agenda política USA? Espero que te refieras a Ted Kennedy o a la mencionada Caroline; quiero creer, seguir creyendo, que el abuelo de Caroline y el padre de Caroline eran, en el fondo, buenos católicos: pecadores, sí, como todos nosotros, pero obedientes al Magisterio y al Derecho Canónico. Parece que lo digo en broma, pero hablo bien en serio.

Y mi adjetivo raros era elogioso, como ahora es raro un señor que ha dejado de querer a su esposa pero sigue con ella. ¡¡Bendita rareza!!

En fin, no entiendo bien tu sutileza sobre si Rouco fue esencial o sólo interesante sobre el aborto: para mí, habló del aborto y ya está. Disculpa mi simplicidad.

Embajador en el Infierno dijo...

Fernando- Yo leo todos los mensajes que se escriben en el blog, aunque no conteste a todo (la vida da para lo que da).

Vamos a acotar el asunto de los Kennedy. En el vínculo que ofrecía en mi anterior comentario se lee que en 1964 (por tanto, ya muerto JFK) fue cuando los Keneddy como clan empezaron a pastelear con el tema del aborto. En un momento en que ese asunto no estaba en la agenda política USA. Los detalles concretos los tienes en este artículo. Verás que en el artículo se menciona con claridad como la falta de esfuerzo pastoral por parte de los obispos, llevó a los políticos a plantearse el asunto por su cuenta. Esa es la clave.

Perdona que te malentendiera con lo de "raro".

Sobre Rouco-Finn: No hay sutileza de ningún tipo en lo que digo. Y del aborto no basta con hablar, así en general, eso no es lo que se espera de un obispo.

Rouco habla para eruditos de la política, Finn para el católico de la calle. Esa es la diferencia, y es mucha diferencia, puesto que mientras uno parece tener particular interés en salvar a la democracia de la corrupción, al otro lo que le importa es salvar almas. Hay "dilettantismo" por un lado, y solicitud pastoral por el otro. Si, hay mucha diferencia.

Fernando dijo...

Querido Embajador:

Gracias por tener la cortesía de volver a contestarme.

Me queda ya más claro el tema de los Kennedy.

Y ¡¡viva el Arzobispo!!, sin matizaciones.

Embajador en el Infierno dijo...

Estimado Fernando:

Tu sensibilidad nunca dejará de asombrarme.

Saludos

Embajador

Perlimplín dijo...

Por referencias directas y fiables tengo noticia de que el nuevo Arzobispo de Nueva York, Dolan, es de los buenos.

Aquí está en acción:

http://www.boston.com/news/local/articles_of_faith/Dolan1.jpg

Embajador en el Infierno dijo...

Perlimplín- ¿Está apedreando a algún hereje?