miércoles, mayo 6

Conversaciones en la embajada (XVI): Las bdujas

Total que liamos el petate y nos fuimos a Valladolid, a ver a las monjas.

Nos recibió la comunidad en pleno (18 monjas) con la sorprendentemente joven madre superiora al frente. Nada más aparecer las monjas al otro lado de la reja la #5 (casi 2 años) puso una tremenda cara de susto y echándose en mis brazos soltó en tono perfectamente audible para todos:

- ¡Papá, mira, bdujas!


Se lo tomaron estupendamente, a chacota, incluso cuando al cabo del rato y habiendo comprobado que en el fondo no eran tan malas, la pequeña garabateó un precioso dibujo en un trozo de papel y pasándolo por la reja a la monja más cercana le dijo:


- ¡Toma bduja!


La madre superiora nos mandó un correo de agradecimiento por la visita y entre otras cosas dice:

Todas las "bujas" quedaron muy contentas y agradecidas por vuestro cariño y compañía.


Aunque la #1 fue largamente aplaudida cuando relató el esfuerzo recaudador que ella misma ha liderado, y la #2 y #4 tuvieron sus momentos de gloria cuando relatamos algunas Conversaciones en la Embajada, fue la #3 la protagonista indiscutible, por razones obvias. Pero todos nos quedamos verdaderamente conmovidos, y la #3 muy aliviada al saber que los días de fiesta las monjas pueden tomar leche condensada. Esta hija mía no concibe la vida sin leche condensada.

Si podéis echar una mano no dejéis de hacerlo. Y si podéis ir a visitarlas menos, os aseguro que hay pocas experiencias como esta.

Más conversaciones en la embajada.

7 comentarios:

Terzio dijo...

Tu hija es una intuitiva, muy aguda. ¿Sabes? Eso de dejar (y vender) un convento del XVII en Medina y hacerse uno nuevo en Valladolid es algo "brujil".

'

Kahlenberg dijo...

He ido sonriendo medio trayecto del metro mientras leia la entrada en el Iphone. Muchas gracias por compartirla.

Al Neri dijo...

jajajaja, estos críos, siempre armándolas, aunque claro, se ven tan pocas monjas "de uniforme" que es normal la reacción.

Embajador en el Infierno dijo...

D. Terzio, no sea usted malo.

Kahlenberg- Me alegro sinceramente haberte podido arrancar una sonrisa.

Al neri- Si, precisamente ese era uno de los objetivos del asunto. Su madre y yo pensamos que tienen que saber que la Iglesia es algo bastante más amplio que el reducidito círculo en el que nos movemos.

Lucia dijo...

Genial la anecdota.
Por cierto, precisamente ayer me preguntaba como quedó todo el tema de la recaudacion...
Ya me contarás este fin de semana con mas detalle la visita a las monjtas que me apetece mucho.

JORGE dijo...

Los niños tienen cada ocurrencia.

Pero lo importante es que van aprendiendo (adsorben como esponjas), y esta experiencia no la tienen todos los niños (ojalá la tuvieran).

A ´mi me gustaba cuando pequeño, acompañar a mi papá a una casa para niños desamparados que la dirigía un sacerdote amigo.

Muy buena entrada, me ha hecho reir mucho la ocurresncia.

Gracias y bendiciones

Kike dijo...

Estas son bdujas de las buenas, que por supuesto, existen también bdujas "de las otras": http://www.catolicasporelderechoadecidir.org/cdd_derecho.php; http://www.manuela.org.pe/... las hay, y bien malas.