domingo, mayo 17

¡Hay que echar a Zapatero!: Versión gallega

Nos cuenta Fray Fanatic la más reciente "traición" del PP a sus votantes. Uno piensa que cuando ya van por la décima o undécima "traición" en lo que va de siglo el problema empieza a ser de los "traicionados" más que de los "traidores".

El voluntarista voto útil hace tiempo que decidió dejar de lado las cuestiones llamadas "morales" porque claro "no hay que mezclar", "no podemos imponer nuestras creencias", "hay que trabajar desde dentro". Pensaban sin duda que había temas que de verdad de la buena eran intocables, palabrita del Niño Jesús.

De las primeras decisiones del nuevo presidente de la Xunta de Galicia ha sido pegar un sartenazo en los morros de sus más fieles bilingüistas y nombrar a todo un socio-separatista como Anxo Lorenzo responsable de política lingüística.

Pero no nos despistemos, lo importante es que ¡hay que echar a Zapatero!.

Y para los incombustibles ya adelanto que la solución no se llama Esperanza.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Primero: "Después de lo de San Gil y Ortega Lara, nunca más volveré a votar al PP", o bien...

"Después de la querella que le ha puesto Gallardón a FJL, jamás volveré a votar al PP".

"Después de ver cómo votaban los del PP a favor del derecho al aborto en el Parlamento Europeo, nunca volveré a votar al PP".

O bien, "Después de la querella contra Víctor Gago -colaborador de hazteoir.org y Libertad Digital- nunca volveré a votar al PP".

Y así hasta el infinito, y más allá, que decía el otro...

Y luego: "Pero es que hay que echar a zp".

Claro, para poner al PP, que es el PSOE a cámara lenta.

La culpa de lo que pasa (y no sólo me refiero a las imposiciones de las lenguas regionales como paso previo a la disgregación total de España) no es del PSOE, ni del PP. La culpa de lo que pasa es de los que millones de españoles que meten en la urna la papeleta con el logo de estos partidos.

Fray_Fanatic dijo...

Uno piensa que cuando ya van por la décima o undécima "traición" en lo que va de siglo el problema empieza a ser de los "traicionados" más que de los "traidores".

Esta frase condensa a la perfección el problema, Embajador. La maldad del estafador se queda pequeña frente a la enormidad de la continuada estupidez del engañado.

Anónimo dijo...

Aquí es que somos del PSOE o del PP "manque pierda".

Las indignadas protestas que, de cuando en cuando, dejan oír lo impenitentes votantes peperos amansan sus conciencias. Ellos no quieren, oiga, pero no tienen otro remedio, qué le vamos a hacer, los demás son 4 michinos mal avenidos...y así.

En definitiva: se vota en contra, y los unos lo hacen a ZetaParo tapándose las narices "pá que no ganen los fachas" y los otros a marianico (o a quien les pongan, que eso es lo de menos) mirando al tendido.

CASUARIO.