sábado, mayo 30

Otra de ciudadelas

En una larga entrada de este blog yanqui, donde se describe la actual situación del Partido Republicano, que a muchos de por aqui les va a resultar bastante familiar, el autor dice refiriéndose a los republicanos conservadores:



They fight from within a fortress where the walls collapse every generation, leading them to retreat to another interior wall while admitting that they are now in favor of whatever they were against a generation earlier. Sometimes they are right to change their opinions and sometimes not, but the point is that they fight a receding battle. Liberals, on the other hand, are in favor of the same things they have always been and their end goal remains the same.


Traducción más o menos libre: "[Los conservadores] luchan desde dentro de una fortaleza cuyas murallas se derrumban cada generación, llevándoles a retirarse hacia otra fortaleza interior mientras que aceptan estar de acuerdo con cualquier cosa con la que estaban en desacuerdo durante la generación anterior. Algunas veces hacen bien en cambiar de opinión, y otras veces no, pero lo importante es que están luchando hacia atrás. Los izquierdistas, por otra parte, están siempre a favor de las mismas cosas y su meta permanece inalterada.".

Es un interesante resumen.

8 comentarios:

Fernando dijo...

Sí, está muy bien hecho. De alguna forma, la regla histórica sería que si vemos lo que ocurre en el presente en Estados Unidos, adivinamos lo que acabará pasando en Europa y en España, en el futuro. El matrimonio gay ha sido una excepción a esto.

Quisiera añadir que la excelente descripción que hace ese señor en temas morales o éticos sería aplicable, en sentido contrario, creo, a la izquierda en temas económicos, donde han tenido un desarme ideológico total: en cada generación ellos van tragando liberalismo, van aceptando cosas que quedan ahí ya para siempre, como ocurre a la derecha con los temas morales.

Muy bien analizado,de verdad.

(Embajador, ¿dónde está la campaña de AES? Por tus comentarios y los de algunos blog-comentaristas tuyos pensé que iban a hacer algo; en Madrid, al menos, no es así.)

Embajador en el Infierno dijo...

Fernando- Si, tienes mucha razón. A veces nos ofuscamos tanto en ver las cosas en un sentido, y se nos escapa lo que viene por otro lado.

Aunque por otro lado date cuenta que a causa de esta crisis lo que posiblemente aumenta es el intervencionismo de Estado. Digo "posiblemente" porque yo no tengo claro del todo si la historia va a acabar en bancos e industrias nacionalizados o simplemente va a ser cuestión de que los contribuyentes pongan el dinero para que los de siempre lo "gestionen".

Al final supongo que, como decía Chesterton, es irrelevante si el mamut económico es el Estado o inmensas empresas. Pero aqui nadie va a la carcel por sus desmanes económicos.

Embajador en el Infierno dijo...

Sobre lo de AES: no estoy siguiéndoles con todo detalle. Me interesan algunos aspectos de lo que hacen. Sugiero que te pases por su página web y eches un vistazo.

Jesús Sanz Rioja dijo...

No tiene nada que ver con esto, pero acabo de dar casualmente con una entrada del año pasado donde preguntas por la relación de Vintila Horia con la Nouvelle Droite y el esoterismo. Te contesto brevemente:

Hay un artículo suyo donde dice literalmente: "Reconozco la debilidad que tengo para con la Nueva Derecha. Muchos de sus planteamientos son míos, ¡y hasta qué punto en ocasiones". Luego matiza que no le gusta de ese movimiento su crítica al cristianismo, que le parece totalmente fuera de quicio.

En cuanto al esoterismo, en efecto, había leído a Guénon y a Evola y algunas de sus obras (Introducción a la Literatura del siglo XX, por ejemplo) se inspiran declaradamente en el primero. Para él, tradicionalismo y esoterismo cristiano venían a ser términos análogos, si no coincidentes. Al parecer, nunca se convirtió al catolicismo aunque bautizó a sus hijas en él. Yo lo definiría como un tradicionalista cristiano con fuerte impronta neoderechista o neopagana.

Coronel Kurtz dijo...

"La situación de los hombres es similar a la de la ciudadela. El hombre derrumba las murallas para conservar su libertad, pero entonces él es una ciudadela vacía que se abre a las estrellas. Ahí comienza la angustia ante el no ser."
--Antoine de Saint-Exupery, Cittadelle

Fernando dijo...

Hola, Embajador. Gracias por tu aclaración.

A la vista está que el proceso actual no lleva a un nuevo socialismo, sino a un compadreo por el que bancos y grandes empresas se llevan las ganancias cuando todo va bien pero no las pérdidas, cuando todo va mal. Hablo del caso español, con el escándalo de billones de pesetas para los bancos que quizá nunca devuelvan; no sé cómo acabarán otros países, donde el Estado está entrando en el accionariado de los bancos a los que ayuda.

Sobre AES: consulto a diario su página, pues me hacía ilusión ir a uno de sus mitines. Por eso te digo que, al menos en Madrid, no hacen nada.

Anónimo dijo...

Fernando:

AES celebrará su mítin de fin de campaña en la Plaza de Chamberí,en Madrid, el día 5 de Junio a las 20:00 horas.

Aunque no escribo en nombre de AES, creo que es la limitación (en comparación con otros partidos) de recursos la que obliga a celebrar sólo un mítin en Madrid, mientras se aprovechan las semanas previas para hacer actos en otras provincias de España.

De todas maneras, si te apetece escuchar algo que sea lo más parecido posible a un mítin (y por si no lo conocías), en www.quinta-columna.com están grabados las ediciones anteriores del programa "La Quinta Columna", en el que hablan casi todos los días los de AES.

Embajador en el Infierno dijo...

Jesus- Nunca es tarde si la dicha es buena. Me has aclarado perfectamente la posición de Vintila Horia y es basicamente lo que me imaginaba, una especie de ni si, ni no.

Coronel- "El Señor es mi pastor, nada me falta (...)Aunque camine por cañadas oscuras nada temo, porque Tú vas conmigo". Soy un obseso del Salmo 22 y eso es lo que tengo en la cabeza cuando escribo de guetos y ciudadelas. Creo que nos falta confianza en la Providencia, me incluyo como no podía ser menos.

Fernando- El compadreo no es en absoluto exclusivo de España. Lo de Estados Unidos es casi perverso. Allí cuando pasan estas cosas tienen el "buen gusto" de por lo menos enganchar a uno o dos chivos expiatorios. En la gran crisis anterior (la del 87) fueron Ivan Boesky (un simple ladrón) y Michael Milken (un tío muy listo que se llenó de balón), en esta ocasión el chivo expiatorio es Bernard Madoff. Pero lo de Madoff es el chocolate del loro.