sábado, mayo 9

Sobre la comunión en la mano

"La Santa Comunión recibida en la lengua "significa la reverencia de los fieles hacia la Eucaristía... provee que la Santa Comunión será distribuida con debida reverencia... es más conducente a la fe, reverencia y humildad... La [Comunión en la mano] conlleva ciertos peligros con ella que pudieran surgir de la nueva manera de administrar la Santa Comunión: el peligro de la pérdida de reverencia por el Augusto sacramento del altar, de profanación, de adulterar la verdadera doctrina."


(Pablo VI en su instrucción Memoriale Domini (29 de Mayo, 1969))

Tomado de aquí.

En Italia se empiezan a poner las pilas

Un interesante experimento.

25 comentarios:

Al Neri dijo...

Yo comulgué muchos años en la mano, hasta que un día me explicaron el tema y dejé de hacerlo (en la mano).

AMDG dijo...

Pues yo la recibo siempre (desde que dejan) en la palma, que limpio antes con la otra mano. La tomo con los dedos y le doy un beso a la Hostia.

Lo que sí estaría bien es hacerlo de rodillas.

Lo del riesgo de profanaciones sí es cierto, a mi me ha contado gente que ha visto que se la meten en el bolsillo. Si veo yo a alguien hacerlo no se olvida de la hora en muchos años.

AMDG dijo...

Por cierto que no sé si será regular, pero a mí me conmueve poder hacerlo.

pepa dijo...

estoy de acuerdo con no recibir la comunion en la mano ,es mas ,deberiamos recibirla de rodillas

Andrés Marín de Pedro. dijo...

Querido embajador:

Es cierto que las formas son importantes, pero lo verdaderamente importante es el corazón.
Amar a Xto; Todo lo demas pasara.

Un fuerte abrazo.

brigante dijo...

Las formas no son gratuítas ni están totalmente desligadas del fondo.

Hernandarias dijo...

Donde vivo somos cada vez los que comulgamos de rodillas y en la boca -a ejemplo del Papa, dicho sea de paso-.
Como dice Brigante, la forma tiene que ver con el fondo.

Coronel Kurtz dijo...

Lo que dice el Sr. Marín es cierto. Pero una cosa no quita la otra.

Anónimo dijo...

Las formas no son aleatorias, sino que se corresponden con el fondo. No creo que esto necesite argumentación, a estas alturas.

Acogerse a la teoría de que el "formalismo" tiene algo de farisaico, eso sí que es verdadero fariseísmo. Pues las censuras de Cristo en el Evangelio van contra el mero formalismo, no contra las formas; es decir, contra quienes simplemente se quedan en las formas.

Tengo para mí que, precisamente, la admisión de la comunión en la mano tuvo más que ver con ciertos "agiornamientos" que con lo que supone la comunión. Es decir, con las formas. Por aquello de "modernizarse".

¿Quién se preocupa, pues, por las formas? ¿Quién es, pues, el formalista?

CASUARIO.

Félix dijo...

Yo a lo mejor soy muy simplista, ¿pero quienes somos nosotros para tomar al mismo Dios con nuestras manos? Independientemente de los peligros que supone (posibles trozos que se desprendan y que se pierdan, sacrilegios, etc...), ¿por qué existía la costumbre ya en desuso de besar la manos del sacerdote?, pues era y es el único que puede consagrar. Las cosas tienen su razón de ser, reforzado por siglos de experiencia, ¿a cuenta de qué tenemos derecho a cambiarlo?

Mendrugo dijo...

Atinadísimo, Félix. La actitud de comulgar en la mano demuestra no haber comprendido, más que el sacramemnto de la Eucaristía, el del Orden Sagrado. Sólo esa unción convierte las manos del sacerdote en lugar digno para el cuerpo de Cristo.

Mendrugo dijo...

Y ahora que con motivo del viaje del Papa a Tierra Santa se habla mucho de la gloria del olivo, yo diría que la más alta gloria del olivo es que mediante la unción con su aceite se confieren varios sacramentos, y el mayor el del Orden. Entonces, la gloria del olivo podría significar la diferencia esencial del sacerdocio ordenado. Y también la "unción" con que en consecuencia debe oficiar el sacerdote. En este sentido, el magisterio de BXVI está versando mucho "de gloria olivae".

Mercuzzio dijo...

Yo, la verdad, defiendo a ultranza la comunión en la mano. Por qué:

- No es un deshonor, menos aún, un agravio hacia Cristo el recibir a Nuestro Señor, ENCARNADO-MUERTO-RESUCITADO, Sacramentado en la mano. Claro, eso sí, sabiendo como recibirlo. Para ello se hace obligatorio hacer catequesis o explicaciones previas.

- Es más higiénico. Me da mucho asco que te chupeteen los dedos cuando les das la comunión. Es más, hay gente que ni siquiera abre la boca y menos aún saca la lengua. También se hace necesario dar unas charlitas sobre este tema y explicarle a los fieles como hay que comulgar.

- Lo de que se pierden partículas, también está comprobado que se pierden partículas cuando se da la comunión en la boca. Por ello, es recomendable que se utilice una bandejita para recoger cualquier tipo de partícula "perdida".

- Lo de que la gente se las lleve para hacer a saber que cosas absurdas y ridículas que ponen en evidencia su maldad e imbecilidad, también ocurre cuando se comulga con la boca. Aunque es más difícil. Que le pregunten a un amigo que tengo sacerdote en Carmona (Sevilla) que un feligrés de comunión diaria se llevaba la Sagrada Forma bajo la lengua deprisa y corriendo para dársela a su perro. Se llevaba también agua bendita para dar de beber al animalito. Tardaron cerca de dos años en descubrirlo.

- Para no alargarme más. Hay gente a la que nos da unción recibir a Cristo Sacramentado en la mano. Comprobar como Alguien tan grande se hace tan humilde que no siente pudor de acercarse a un hermano suyo. Lo malo no es lo que entra por la boca... sino lo que sale del corazón. Revisémonos y revisemos a nuestros fieles y sus prácticas cristianas.

Aún así, no me pierde el sueño pensar que no me dejen comulgar con la mano. Lo importante es comulgar y hacerlo bien; es decir, sabiendo a Quién se recibe.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mercuzzio, la verdad, no entiendo esa defensa "a ultranza" y menos por las razones que esgrimes, ninguna de las cuales me parece los más mínimamente convincente -y mucho menos aún para contradecir la fórmula tradicional-.

La cuestión es: existe una correspondencia entre la forma y el fondo. ¿Cuál es, entonces, el motivo que impele a Roma a modificar la forma de tomar la comunión? ¿Por qué se cambia? Alguna razón habrá que dar para tal modificación. Seguramente la misma que para modificar el rito litúrgico...

En cuanto al argumento higiénico, pues mira, yo conozco una persona que se niega a dar la paz en Misa porque "a saber dónde habrá tenido la mano la persona que me la estrecha, ¡qué asco!" Esto es más o menos literal. Pues nada, también podemos arbitrar una fórmula que permita superar la tactofobia; por ejemplo, en lugar de estrechar la mano, saludamos a lo Borbón en día de fiesta, así, agitando la mano. Total, ¿no significa lo mismo?

Y así, poco a poco y en un par de siglos, en lugar de Misa terminamos celebrando un picnic en el campo. A fin de cuentas, es más "diver".

CASUARIO

Anónimo dijo...

>Es recomendable que se utilice una >bandejita para recoger cualquier >tipo de partícula "perdida".

Por curiosidad, que se hace despues con esas "particulas"?????

El gran K

Álvaro dijo...

Gran K - El sacerdote limpia cuidadosamente la bandeja o patena de los fieles vertiendo todas esas pequeñas partículas dentro del caliz que junto con un poco de agua se bebe antes de limpiarlo y secarlo. Un saludo al porteño y al resto del respetable.

Terzio dijo...

Increíble la historieta del perro comulgante carmonés (y si fuera cierta y no "leyenda urbana", que es lo que parece, mejor no contarlo (y menos como argumento moral)).

A parte de eso: Cuando se comulgaba según prescribían las normas litúrgicas de antes del Misal del '70, la Comunión se facilitaba al sacerdote y era menos susceptible de "accidentes" o "anécdotas". Al fiel se le pedía que estuviera de rodillas en el comulgatorio, con los ojos cerrados en el momento de la Comunión; al estar en un plano-nivel inferior al del sacerdote, era más facil poner en la lengua la Forma, teniendo menos ocasión de tocar o ensalivarse; el tener los ojos cerrados también tenía su efecto: el comulgante no hacía ningún gesto o movimiento con la boca o la cabeza, sino que "esperaba" que se le depositara en la lengua, etc.

Son detalles que no garantizan una escrupulosamente "higiénica" Comunión, pero sí la ambientaban mejor y la facilitaban.

Por lo demás, no sé que pensarían los comulgantes escrupulosos si tuvieran que Comulgar a la manera de los ortodoxos orientales: El Sacerdote toma con una cucharilla (la misma para todos) una partícula de Hostia (las partículas son vertidas previamente en el Cáliz, para que se impregnen bien del Sanguis) y la pone en la boca de cada comulgante.

La pregunta que me hago a veces es si el concepto moderno, tan hipocondríaco, de la "higiene" es adecuado para actos como la Comunión. Si la conciencia del comulgante está debidamente formada y activa en piedad, ¿es aceptable que se acerque con "escrúpulos" a la Comunión del Señor, Médico de las almas y los cuerpos???
¿Sabe de verdad a Quien va a recibir???
¿Cree sinceramente en Cristo presente en la Hostia???

Y más preguntas por el estilo. Sin que desdeñe la pulcritud máxima que se debe observar al comulgar, en absoluto. Pero pongo en duda la recta intención de un comulgante que anteponga el "escrúpulo higiénico" a cualquier otra consideración de piedad o de fe en el Sacramento y la Presencia.

¿Me explico?

'

Anónimo dijo...

Alvaro, gracias por su respuesta.

El gran K

Anónimo dijo...

>La pregunta que me hago a veces es >si el concepto moderno, tan >hipocondríaco, de la "higiene

Basado en ese concepto "moderno" de los "virus" y las "bacterias".

El gran K

Anónimo dijo...

Gran K: la gente como tú, no hace tantas décadas, proscribía precisamente los virus y las bacterias como "agentes melífluos de la burguesía".

Así que menos batir de alas. Pregunta por Lisenko, pregunta, "científico".

CASUARIO.

Anónimo dijo...

Casuario:

De donde saco que que soy marxista?


Ahora seria interesante el siguiente experimento:

Rociamos hostias sin consagrar con el virus de la H5N1 (la aviaria no la porcina ya que la aviaria que es mortal en el 75% de los casos)

Consagran dichas hostias y comulgan.

Supuestamente, segun ustedes, no deberia haber ningun contagio.

Pese a todo he vistio en la television sacerdotes catolicos con barbijo dando misa....... y de hecho el gobierno mexicano en su momento cerro las iglesias. Gente de poca fe sin duda.

Gran K

Anónimo dijo...

Gran K, crea lo que quiera creer. La voluntad precede a la percepción, de modo que, salvo intercesión expresa de Nuestro Señor, supongo que lo suyo no tiene arreglo.

¿Quién le ha dicho que, en el caso al que usted alude, no debería haber contagio? ¿quién le ha dicho que se suspenderían las leyes naturales creadas por Dios? ¿de dónde saca eso? Pero, hombre de Dios, ¿quién le ha contado tales cosas? ¿quién le ha convencido de que ESO es la Iglesia católica?

Desde luego, no me extraña que no crea. Antes de creer en algo así, yo también me lo pensaría. Y es que ése es el problema: que ustedes se niegan a creer en cosas que no existen. Pues mire, estamos de acuerdo: yo también me niego a eso.

Ahora sólo le falta creer en lo Único que sí existe. Y el acuerdo será completo, y todo será recapitulado en Cristo.

Una cosa le aseguro: antes o después terminará creyendo con certeza. Sólo es de desear que no sea demasiado tarde.

CASUARIO.

Anónimo dijo...

>¿Quién le ha dicho que, en el caso al que usted alude, no debería haber contagio?

Yo jamas dije que eso sea una doctrina catolica. Y desdeya que creo que habría contagio en algunos casos.
Pero no fue idea mia: Preguntele a Terzio que escribio:
------------------------------
La pregunta que me hago a veces es si el concepto moderno, tan hipocondríaco, de la "higiene" es adecuado para actos como la Comunión. Si la conciencia del comulgante está debidamente formada y activa en piedad, ¿es aceptable que se acerque con "escrúpulos" a la Comunión del Señor, Médico de las almas y los cuerpos???
-------------------------

>Ahora sólo le falta creer en lo Único que sí existe.

Creo en el universo. :)

>salvo intercesión expresa de Nuestro Señor, supongo que lo suyo no tiene arreglo.

Quizas este meditando en eso del libre albedrio.....


>Una cosa le aseguro: antes o después terminará creyendo con certeza. Sólo es de desear que no sea >demasiado tarde.

Siempre las amenazas..... jamas entendere la logica de eso.

Saludos
El gran K

Anónimo dijo...

Que alguien me diga, Nuestro Señor Jesucristo les dio el pan en la boca a los doce apostoles en la ultima cena?

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo- Yo no lo se, ¿sabes tú si hizo eso o lo contrario?.

La Tradición y la arqueología son cosas distintas.