miércoles, junio 10

Educación y piara

Sucede que lo que no agrega este culto polígrafo es que la educación actual pone el énfasis en el conocimiento científico y en las técnicas y habilidades para ganarse la vida y concede espacios miserables a las humanidades que él —y Tocqueville— consideran indispensables para eludir la estupidez democrática. Es más, lo poco que hay de literatura e historia queda insumido en unas “Ciencias sociales”, que son el pretexto para analizar desde afuera, con criterios supuestamente científicos, esas disciplinas.

Por eso los cuerpos electorales se asemejan cada vez más a piaras que mastican su condumio atentas solamente a que el suministro no se interrumpa. Por eso estamos asistiendo a la posibilidad de que el jefe de la banda de ladrones sea reelecto. A muy pocos les molesta que robe (“roban, pero hacen”) o que haya hecho polvo las instituciones de la República que dicen amar. O que haya desmoralizado y destrozado las instituciones armadas. Mientras siga llegando con regularidad el pienso, todo lo demás es secundario.


Tomado de el blog de Cabildo (Via FTSM)

Esto es más o menos lo que yo quería decir en aquella ocasión que me expliqué tan mal.

2 comentarios:

bitdrain dijo...

Sr. Embajador, últimamente lo veo sembrado... :)

Embajador en el Infierno dijo...

¡Que va hombre!. Si estoy en plan cortapega.