martes, julio 14

Con sincera emoción

Queridos todos:

No soy una persona particularmente emotiva y mucho menos emotivista. A lo mejor un poco en la muy estricta y reservada intimidad, pero nada más. Aún así vuestras muestras de afecto y apoyo en los comentarios de la entrada anterior han llegado a emocionarme sinceramente. Muy sinceramente.

Mentiría si dijera que no se me ha pasado por la cabeza la intención de abandonar, pero lo cierto es que no pensaba hacerlo. Releyendo la entrada me doy cuenta que se da esa impresión muy claramente cuando en realidad no es así. Disculpadme por la confusión.

Esta bitácora es un desahogadero para mi, primero en cuestiones políticas pero también en cuestiones personales cuando las cosas tocan ciertos límites. Os agradezco muy de veras que me prestéis vuestros hombros, y sobre todo vuestras oraciones.

El futuro, sobre todo el más inmediato, sigue bastante oscuro, pero los ánimos renacen. Está uno sumido en una especie de montaña rusa emocional que en estos difíciles tiempos es sensación demasiado familiar a tantísima gente. Y mi situación personal es objetivamente envidiable comparada a la que muchos están pasando y todavía han de pasar. No puedo quejarme.

Ni tampoco puedo tirar la toalla si con mis neuras publicadas puedo arrancar una sonrisa, dar un momento de descanso o de paz, algo de esperanza a los que pasan por aquí, en tiempos tan difíciles. Es un deber.

Sin duda el Espíritu Santo, por vuestras oraciones, me ha hecho entender algunas cosas.

Me perdonareis el irreverente parafraseo: La Embajada no se rinde.

Gracias a vosotros.

18 comentarios:

Orisson dijo...

Vale, te perdono.

Un saludo

bitdrain dijo...

No nos falles Embajador. Vuestra usia prometio un anio para dar esperanzas desde su bitacora personal.

Dicen que Dios aprieta pero no ahoga, asi que a esperar mejores tiempos.

Un saludo.

Álvaro dijo...

¡A por ellos Embajador, que son pocos y cobardes!

Ceriñola dijo...

Mandé un larguísimo mensaje en la entrada anterior que no se publicó (algo haría mal).

Ahora, aprovecho el mensaje de bitdrain, para decirte que "Dios aprieta, pero no suelta". Esta corrección del dicho popular es una de las muchas cosas que uno ha aprendido leyendo tu blog.

Así que a seguir. Un abrazo y por supuesto que cuentas con las oraciones de nuestra familia.

Kabeltz dijo...

Sobre todo no te sobrecargues de responsabilidades ni de jamacucos, date algún capricho. Cuida a tu dueña y sonrie a las embajadoras.
Y p'alante.

El Carlista dijo...

Embajador, cuente con nuestras oraciones.
Un abrazo.

Pablo dijo...

Querido Embajador: Hace poco hablabas de tus «responsabilidades religiosas, familiares, profesionales y políticas». Esa es la jerarquía. Pido por tí en los cuatro aspectos, y que estés muy sereno. Te animo a no cambiar las cosas que funcionan bien... más que si hace falta. El blog andará junto con la política. Como la política, es un apostolado. Y también un ejercicio excelente: encauza las «neuras», te ayuda a pensar y a conocerte mejor. Que el Señor te ilumine en todas tus decisiones. Perdona que me haya metido a darte consejos pero te está bien empleado.

esteban falcionelli dijo...

¡Bien!,
"Ansina" se arremete Embajador!.
Y si va a actuar en política va a ser requete divertido el Blog.
Saludos en Xto,

Orisson dijo...

(Por cierto, dicho esto entre paréntesis, la próxima muestra de narcisismo te costará unas cañas. Creí que había quedado claro que el único narcisista del club era yo. Ponme a los pies de tu señora).

Me alegro de que hayas recapacitado, amiguete. Nos vemos por los bares, como decían Celtas Cortos.

Un saludo

Anónimo dijo...

Mucho me alegra que la Embajada no se rinda, como El Alcazar.

Llegaá la liberación, seguro.

Animo, pedimos a Dios por ti y tu familia.
Saludo en Cristo Rey

Cristiano Viejo

Anónimo dijo...

Me alegra la clarificación de este post.
Desde la "divergencia y el disenso" (je,je), mis saludos, y por supuesto, has tenido mi oración y recuerdo.

Fuerte. Semper fidelis!

Veritas liberabit vos...

Anónimo dijo...

¡Cómo saben asustarnos! En todo caso, apuntado en la lista de plegarias prioritarias. El Señor es bueno con nosotros y Vd. con sus prójimos, así que le ayudará en las duras y las maduras.

AMDG dijo...

Emba, un blog no es un diario privado... ¡No nos des mas sustos!

Loc@ dijo...

que la Embajada no se rinda, como El Alcazar...
Pese a no coincidir en mucho con tus postulados ni los de tus comentaristas, te digo que: hoy te he mencionado con ocasión de Luis Romero y su libro "Tres días de julio".
Te deseo lo mejor, pero, no a base de oraciones. PAQUITA

Loc@ dijo...

COMO VEO QUE NO SALE EL DÍA DE PUBLICACIÓN LO DEJO escrito: 18 de julio.
PAQUITA

Crispal dijo...

Siempre llego tarde pero en el fondo me alegro porque parece que la cosa se suaviza. De todas formas es bueno saber que el Embajador es un ser humano como todos nosotros. ;-)

Ánimo y recuerda el dicho de mi padre (Q.E.P.D) mencionado más arriba. Pidámosle todos al Señor que nos dé fe como un grano de mostaza.
Un abrazo desde la distancia.

Maestre_de_Campo dijo...

No creo necesario aclarar que las oraciones no se le niegan a nadie:

"Bienaventurados los que lloran, porque recibirán consuelo"

NonServiam dijo...

Siempre fieles!. Eso, eso..pocos y cobardes:

http://www.youtube.com/watch?v=x6vwggmhCUU