martes, agosto 11

Libros: El cura de Ars

Hace bastante gracia cuando uno oye decir que al fin y al cabo las religiones, y el cristianismo en particular no son más que un refugio para almas débiles incapaces de afrontar las duras realidades de nuestra existencia sin acudir a subterfugios falsamente liberadores (lo del opio, etc..). No menos curiosas resultan ciertas descripciones buenistas de San Juan María Vianney como un entrañable ancianito que fue cura a pesar de ser un poco faltusco, el pobre.

El libro de Francis Trochu cae a veces (sobre todo al principio) en el clásico estereotipo del santo que de bebé se negaba a chupar de la teta los viernes de Cuaresma, pero según uno se va adentrando descubre, primero, que la vida cristiana es un reto que ningún humano es capaz de afrontar si ayuda de lo alto, y segundo, que los sermones del cura de Ars encendían el pelo al más duro.

Me vais a perdonar el topicazo, pero nunca fue más verdad que este libro no puede dejar indiferente a nadie. Absolutamente recomendable y más en este año.

Mi conclusión es que aun cuando San Juan María predicaba abundantemente sobre el Amor y Misericordia de Dios, no predicaba menos habitualmente sobre el infierno y la condenación eterna. Creo yo que para el pecador habitual, para el que está absolutamente alejado de Dios, o sea, la persona que al fin y al cabo ha perdido la capacidad de amar, más impacto hace lo segundo (infierno) como vía para llegar a lo primero (Amor de Dios), más que nada porque de lo segundo es capaz de captar más bien poco.

7 comentarios:

Maestro Gelimer dijo...

Magnífica recomendación bibliográfica, Embajador. El libro no solo es una maravillosa hagiografía, también da idea de la persecución que sufrió la Iglesia en la Francia desnaturalizada de la Revolución.

Saludos. Pido oraciones.

Álvaro dijo...

Gracias por la recomendación señor Embajador, tomo nota.

Maestro Gelimer, cuente con las oraciones de este parroquiano de la embajada. Un saludo.

rojobilbao dijo...

Lo primero los rezos.Que cuenten con ellos.

Respecto a los grandes pecadores creo que al revés necesitan más oir hablar del amor de Dios que del infierno. No creen en ninguno de los dos, pero al menos desean creer en uno, en el amor. Una vez conocido el amor, recordemos que existe el Infierno para todos los que nos hacemos los olvidadizos.

Anónimo dijo...

Hola embajador,

Soy un habitual seguidor tuyo. No quisiera molestarte, pero me gustaría saber dónde puedo adquirir este libro que tan buena pinta tiene. Estando además en su año sacerdotal parece una más que gustosa recomendación.


Resido en Valencia ciudad y ni aquí en las librerías grandes hay buenos libros religiosos, no estoy muy puesto en cómo buscarlos.

Muchas gracias y feliz verano

Embajador en el Infierno dijo...

Maestro Gelimer- Cuenta ud. con mis oraciones.

Alvaro- De nada.

Rojobilbao- Se me había ocurrido una cosa muy larga para contestarte pero la verdad....¿que sabemos nosotros de eso?. Seguramente al final será un asunto de cada persona. Lo digo más que nada porque lo que has escrito lo comparto, pero sin estar en desacuerdo con lo mío.

Anónimo- Molestia ninguna. Encantado de ser útil. Yo probaría en esta librería: LIBRERÍA IDEAS. c/ Grabador Esteve, 33. Tfno: 963 34 83 18.

Anónimo dijo...

hola: ¿alguien tiene el libro del santo cura de Ars de Francis Trochu en pdb, pdf o word?. Me encantaría poder tenerlo para la palm. Muchísimas gracias. Un saludo

Anónimo dijo...

Me gustaría , si alguien lo tuviera, que me "prestase" la biografía del cura de Ars de Francis Trochu en formato pdb,pdf o word... para l afenda.
Si alguien lo tiene me encantaria poder tenerlo. un saludo