domingo, agosto 30

Mártires y guerreros (ACTUALIZADO)

Admiramos la sangre corredentora de nuestros mártires, ella nos confirmó en la Fe, la admiramos porque ella nos trajo la Vida...;pero ¡Señor!, nos parece galardón, el del martirio, demasiado precioso para nuestra pobreza actual. Si nos lo enviaras, besaríamos tu mano. Tú nos darías la fortaleza para sufrir la acometividad de las fueras y poder dar el salto ligero de estas tinieablas a la Luz que no se extingue.

Pero los cristianos de hoy no tenemos vocación de mártires, sino de guerreros.

No es que por el mero hecho de estar en la verdad tengamos que morder al que no la conoce; pero sí, por el mero hecho de haber sido agraciados con ella, tenemos que defenderla con los dientes contra quien la ofenda.

Si los enemigos declarados de Dios creen que se van a encontrar en el Cristianismo espíritus pusilánimes y escurridizos que levantarán sus manos para que les apunten mejor al corazón, se equivocan.

Si los hombres de ese mar bermejo y amoratado por la envidia y el rencor buscan sangre que apague su mentira y su odio, que sepan que los cristianos de esta generación están dispuestos a morir matando.


Fragmento tomado del libro "El valor divino de lo humano", de D. Jesús Urteaga, sacerdote del Opus Dei. Es un comentario al punto 393 de "Camino", que dice:

"Un hombre, un caballero....transigente , volvería a condenar a muerte a Jesús".


El capítulo entero del libro de Urteaga se puede leer aquí.

Muchos comentarios me sugieren los dos textos, pero creo que por el momento los voy a guardar para mi caletre.


ACTUALIZACION: Ya se sabe que para un cristiano no existe la casualidad, sino la Providencia. Me dice Juanjo en los comentarios que D. Jesús Urteaga acaba de morir. Se puede leer la noticia aquí. Que Dios lo tenga en su Gloria.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

En el texto cambiamos cristiano por mulsumán y paredece un panfleto de Al Qaeda.
Y es que los extremos fundamentalistas se juntan.

Eduardo Cabrera dijo...

Uow! Subidón. Sobran los comentarios.

Y Anónimo, no seas tan transigente :)

Museros dijo...

Anónimo:

¿Qué parte de "No es que por el mero hecho de estar en la verdad tengamos que morder al que no la conoce" no entiendes?.

¿Son demasiado complejas las oraciones subordinadas para tí? ¿Acaso el lenguaje de los videojuegos no se parece a éste y te pilla de sorpresa?.

¿Tan acostumbrado estás a atacar a otros sin que se defiendan -tan acomplejados están- que confundes la disposición a defenderse con un ataque?

¿Tanto derecho creen algunos que tienen a abusar de los que no piensan como ellos que se toman su negativa a dejarse maltratar como una ofensa?.

No mires al cristianismo cuando busques amigos y puestas en común con Al-Qaeda. Busca en los que organizan "alianzas de civilizaciones" y saraos así, y pregúntate si no será verdad que Dios los cría y ellos se juntan.

Laus Deo! dijo...

- Hombre, lo de morir matando... ¿es una metáfora, no?

- Se refiere a que hay que dar el callo, que hay que luchar con las armas e industrias humanas para hacer valer el Reino de Cristo

- Ahh

- Digo

Juanjo Romero dijo...

Embajador, dotes proféticas, no hubiese elegido mejor epitafio para don Jesús.

Partió al cielo hace unas horas, seguro que agradece unas oraciones y que se presenta con las manos llenas y la eterna sonrisa que le caracterizaba.

Embajador en el Infierno dijo...

Juanjo- Me parece que esta noche no duermo. No tenía ni idea del fallecimiento de D. Jesús. Vamos, de hecho yo pensaba que ya había muerto hacía tiempo.

Orisson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juanjo Romero dijo...

Embajador, sí, Providencia, es bonito sentirse "usado", ¿no?

Orisson, pero ¡qué bruto eres!, seguro que don Jesús se está tronchando en el cielo. No sé por qué me he acordado, leyéndote, de otro de sus libros: "Los defectos de los Santos", te sentirías muy identificado, en serio.

Orisson dijo...

Embajador, si no te has enterado de la noticia es que no sigues el blog de don Enrique Monasterio "Pensar por libre". O que te has cargao a don Jesús y estás disimulando...

Un saludo

Orisson dijo...

Juanjo, gracias (creo). Como ves, borré mi primer comentario. Simplemente quería aumentarlo.

Un saludo

Juanjo Romero dijo...

Orisson, aunque la torpeza es parte de mi esencia, creo que esta vez sí te entendí.

De todas formas, mejor aclararlo.

Anónimo dijo...

Y, Embajador, lo mismo si cambia la fuente de la noticia por la de InfoCatólica, el "pueblo fiel" se lo agradecemos y don Jesús Urteaga también.
Mártires, guerreros... según nos conceda Dios ahí nos veremos. Pero no deje de recordárnoslo, Embajador.
PD. aún no sé cambiar mi "identidad", pero ese amigo de vos Juanjo lo mismo me ayuda

Embajador en el Infierno dijo...

Orisson- No, la verdad es que no leo el blog de D. Enrique Monasterio. Lo leí durante un tiempo, pero ya no.

Como dice Juanjo, me siento "usado". No se para que, pero es la sensación que tengo.

Anónimo-He atendido tu petición.

Orisson dijo...

Pues no seas prejuicioso y ultramontano y vuelve a seguirlo (sugerencia sólo, que conste). Y eso que estás pensando de mí, ya te digo que no.

Un saludo

Embajador en el Infierno dijo...

Aunque solo sea por una vez en mi vida, te aseguro que no fue cuestión de mi acendrado ultramontanismo, es que simplemente me aburría. A lo mejor he dicho una blasfemia, pero es verdad. Ya sabes que, como buen carca, prefiero mil veces más cabrearme que aburrirme. Porque si me cabreo aún puedo protestar, pero contra el aburrimiento no hay remedio.

Orisson dijo...

Así que blasfemia, ¿eh? En fin, que sólo era una sugerencia.

Un saludo

PD: El aburrimiento muchas veces lleva al cabreo. Aprovecha.

pcbcarp dijo...

¡Buenoo...! A mí, la verdad, lo de los mártires nunca me ha puesto y creo que es una de los motivos principales de mi alejamiento de la Fe de mis mayores. Mejor aquello de Deus vult. Ver el cura Santa Cruz, por ejemplo.

Saludos. Ya he vuelto de mi retiro extramundano.

Embajador en el Infierno dijo...

Pcbcarp- No te olvides que el cura Santa Cruz acabó sus días como misionero en la selva colombiana.

Grupo Cecilia Perrín dijo...

NOS HACE FALTA LEER Y RE LEER VARIAS VECES ESTE LIBRO QUE ES UN TESORO PARA LOS CRISTIANOS, DEBE LANZARNOS A LA DEFENSA DE CRISTO Y DE LA IGLESIA, A MILITAR LA VIDA, CADA INSTANTE, SABIENDO QUE SOMOS SOLDADOS DE CRISTO DESDE NUESTRA CONFIRMACIÓN.
¡VIVA CRISTO REY!
SALUDOS DESDE ARGENTINA.
SILVINA_