jueves, septiembre 3

Contra el Islam: seriedad moral (TRADUCIDO)

Stuart Reid ha escrito un artículo para el Catholic Herald (Dress code for the beach) donde hace una serie de consideraciones sobre la actitud hacia el Islam en Occidente que me han parecido interesantes. Desde luego el artículo empieza (¿curiosamente?) con el asunto de las vestimentas playeras. Hacia el final dice:

What I do believe, however, is that the only sane approach to Islam is one of moral seriousness - the Pope's approach - and that Anglo-America has failed in this respect, too often descending into sentimentality and hysteria.

Sentimentality leads to false liberalism - in particular, to the absurd notion that we must never discriminate against any minority religion - while hysteria leads, or has led, to the slaughter of Arabs in the "war on terror".

It is still hard to see this war as a Catholic war. In its most egregious manifestation, in Iraq, it has been condemned both by John Paul II and Benedict XVI.

No Catholic is bound to accept a pope's view on whether a particular war is just, of course, but perhaps in the light of all that has happened since the launch of Operation Enduring Freedom in 2003 - the scores of thousands of Muslim deaths, the terrible suffering of the Church in Iraq (see page four), the strengthening of the mullahs in Iran - hawkish Catholics might consider that they were wrong and Rome right.

Even on the right, there is cafeteria Catholicism.


Vuelvo a pedir disculpas por la falta de tiempo para traducir.

ACTUALIZACION- El Coronel Kurtz se ha tomado amablemente la molestia de traducir el artículo. Se puede leer en los comentarios a esta entrada.

5 comentarios:

Eduardo Cabrera dijo...

Por lo menos los norteamericanos aún se reconocen con naturalidad la capacidad de la reacción histérica. Aquí en España no salimos, o no nos dejan, del sentimentalismo con falsos amagos/poses de indignación efervescente y pasajera, y así nos va. Reconocer la mera posibilidad de una reacción histérica rotunda en España, no sólo en una guerra sino en una postura de política exterior rotunda, bélica o no, es tan políticamente incorrecto que creo habrá pechofríos que hasta les ruborice sólo pensarlo.

Con todo, es posible (sería bonito) que se esté cocinando a fuego lento una ira larvada en la población de manera subconsciente. La gente no será transigente eternamente con una situación que le impide ver e ir al fumbol, tomarse sus cañas, veranear, y le obliga a trabajar sol a sol meramente para subsistir, viviendo realquilado como en los 50, que es donde quizá vamos y muchos (compatriotas, diré) desgraciadamente ya están. Eso es tener a las personas postradas como animales y cuando uno levanta la cabeza y se ve así, ya ha despertado.

Pienso que en esas vacas flacas que han de llegar esa ira podrá ser utilizada para el bien o el mal, según quien la dirija. Esperemos que Dios tenga algo previsto, y no sea la resignación. Perdón por la digresión :P

Coronel Kurtz dijo...

Mi traducción a vuela pluma:

"Lo que creo, sin embargo, es que el único acercamiento sano al Islam es la seriedad moral --el acercamiento del Papa-- y en el que Angloamérica ha fracasado, descendiendo con demasiada frecuencia al sentimentalismo y la histeria.

"El sentimentalismo lleva al falso progresismo --en particular, a la absurda noción de que nunca debemos discriminar ninguna minoría religiosa-- mientras que la histeria lleva, o ha llevado, a la masacre de árabes en la 'guerra contra el terrorismo'.

"Es aún difícil ver esta guerra como una guerra católica. En su manifestación más egregia, en Irak,
fue condenada tanto por Juan Pablo II como por Benedicto XVI.

"Ningún católico está obligado a aceptar la idea de un Papa sobre si una guerra en particular es justa, por supuesto, pero tal vez a la luz de todo lo que ha pasado desde que se lanzó la Operación "Enduring Freedom" en 2003 --las anotaciones de miles de muertes musulmanas, el terrible sufrimiento de la Iglesia en Irak (ver página cuatro), el endurecimiento de los mulás en Irán-- los católicos belicistas deberían considerar que estaban equivocados y Roma no.

"Incluso en la derecha, existe el catolicismo a la carta."

Muy buen artículo. Gracias por la recomendación, querido Embajador.

Embajador en el Infierno dijo...

Eduardo- Cada día tengo menos fe en la capacidad de reacción de la gente. Cuando con el jurgol no valga legalizarán las drogas. Eso ya lo hicieron los sociatas hace 20 años y les fue estupendo.

Coronel- Muchas gracias por tomarse la molestia.

AMDG dijo...

Yo defendí la intervención en su día, reconozco mi error.

La política que critica es la de Invade them and invite them. Invade su casa e invítalos a la tuya, una locura, ciertamente.

Coronel Kurtz dijo...

Cuando con el jurgol no valga legalizarán las drogas.

En la Argentina acaban de hacerlo :(