lunes, septiembre 21

Si la abortista es víctima, la asignatura de EpC tiene sentido

Del roussoniano (y pelagiano): "el hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe" se sigue con toda lógica la necesaria reforma de la sociedad para volver a hacer bueno al hombre. Y de ahí a la no menos roussoniana propuesta del monopolio estatal de la enseñanza va un paso bien corto.

El monopolio estatal de la enseñanza pasa por encima de la familia, como no podía ser menos en una concepción totalitaria del Estado como es la de los revolucionarios franceses. Lo cual tiene una consistencia interna aplastante: si la familia es la célula básica de la sociedad, para reformar la sociedad nada como empezar reformando la familia, quitándola de enmedio para ser exactos.

El argumento típico del defensor de la asignatura de Educación para la Ciudadanía viene a recurrir a la transmisión de actitudes y comportamientos eticamente deficitarios dentro de la misma familia y se suele poner el ejemplo del racismo en el sur de los Estados Unidos, como muestra definitiva.

Vease, por ejemplo, este vídeo del debate entre Jose Antonio Marina y Jaime Urcelay. Se comprobará como ya en su primera intervención el Sr. Marina hace referencia específica a como la EpC tiene el objetivo último de corregir "disfunciónes sociales" como, por ejemplo, el embarazo adolescente. Vaya, vaya. (Incidentalmente, el hecho de que nosecuantos años de educación sexual progresista no solo no haya acabado con el problema sino que lo ha exacerbado no parece preocupar demasiado).

Concluyendo, las declaraciones del Sr. Benigno Blanco a las que me refería en la entrada anterior adolecen, cuanto menos, de una falta de rigor verdaderamente espeluznante y muestran un complejo de inferioridad inaudito ante el pensamiento débil dominante. Las consecuencias lógicas de dichas declaraciones es que de hecho, y posiblemente sin haberse dado cuenta, está dando la razón a los defensores de Educación para la Ciudadanía.

La actitud claudicante del Foro de la Familia ante la decisión de la Comunidad de Madrid (en manos del PP, no olvidemos) de obligar a los objetores de conciencia a asistir a clase no ayudan, desde luego, y a la luz de las últimas declaraciones a tener una opinión positiva sobre los verdaderos objetivos del Sr. Blanco y su Foro de la Familia.

PD. Me cuenta mi hermana el caso reciente de una chica hispanoamericana conocida suya que se quedó embarazada. Durante el embarazo diagnosticaron noseque enfermedad a la hija que llevaba en su seno que según parece sería origen de tremendas malformaciones. Las presiones que ha recibido la chica para abortar han sido considerables, pero no tanto de su entorno como los médicos (de La Paz, para ser exactos) que la atendían. La chica ha dado a luz a una niña preciosa que tuvieron que operar de digestivo al nacer y que tiene algún problema de tolerancia alimenticia, por lo demás estupendamente. Digo yo que a lo mejor quien necesita de educación y formación no son tanto las madres, sino médicos, políticos y medios de comunicación. Claro que este es un tema pelín más espinoso, sobre todo porque es inafrontable con el pensamiento débil.


PD II. Orisson sobre las víctimas.

12 comentarios:

Orisson dijo...

Gracias por el detalle, amigo Embajador. Pero te vaticino que todo esto no servirá de nada: todo el mundo sinceramente provida irá a la mani del 17-O y los falsamente provida, o sinceramente promuerte, que tanto monta, se saldrán con la suya.

Que paren España que yo me bajo...

Un saludo

Reginald Pole dijo...

Hay no sé que, en tu artículo, que me ha hecho pensar mucho, lo que significa que tu reflexión es inteligente, pero sigo haciendo comentarios sobre este tema porque me parece irresponsable no apoyar esta manifestación contra el aborto. Creo que las palabras de Benigno no tienen ninguna connotación roussoniana, sino que es una forma de decir de manera bastante inteligente que la actual sociedad es una sociedad enferma, depravada, engañada, manipulada...lo que no significa desresponsabilizar a nadie de sus actos. Si no creemos que esto sea así, entonces bendigamos y brindemos por la sociedad repugnante en la que "habitamos". Por otro lado, en cuanto a la famosa frase de Benigno, creo que el decir que una persona sea víctima de sus actos no significa que esa persona no sea responsable y culpable de sus actos. Por otro lado, y para quitar un poco de responsabilidad a Benigno, te preguntaré una cosa: ¿crees que benigno Blanco es el que está detrás realmente de esta manifestación? ¿Crees que si fuera por benigno Blanco éste haría una manifestación con Hazteoir, y viceversa? Creo tener el nombre del obispo que está detrás de todo esto. Y por último, me parece bastante injusto hablar sobre el futuro de Benigno Blanco, sobretodo expresando con bastante mala intención que a éste en un futuro le darán el ministerio de la familia. Yo no veo el futuro, así que no hablaré definitivamente sobre este asunto, ahora bien, yo le he escuchado decir en la televisión, más concretamente en la Noria, que él no aboga por un ministerio de la familia, y que no lo defiende como lo defendió antes de las elecciones Rajoy, y que cree que este ministerio no tiene sentido. Un saludo

Museros dijo...

"No existe la sociedad. Existen las personas", dijo una vez Margaret Thatcher.

Eso de diluir la responsabilidad en un colectivo ("la sociedad") me recuerda a la excusa de las madres que se niegan a asumir la verdad sobre sus hijos: "Son las malas compañías" (sin pensar que, para las otras madres, su hijo es "malas compañías" también).

La culpa siempre es de los demás ("la sociedad"), de los que se levantan a trabajar a las 7 de la mañana para pagar el piso y poner comida en la mesa para sus hijos, que conspiran contra mí y me empujan a hacer lo que no quiero. Porque no se quieren enterar que es responsabilidad suya que mi vida sea perfecta y como yo deseo en cada momento.

¿Fue Sartre el que dijo eso de "El infierno son los otros"?.

Embajador en el Infierno dijo...

Orisson- Será que soy un radical cabreado, no se, pero sigo sintiendo la necesidad de decir ciertas cosas. Aunque nadie escuche.

Reginald- Este blog está abierto a los comentarios de todo el mundo mientras se guarden unas mínimas normas de respeto a las cosas sagradas. De modo que sírvete.

Obviamente no comparto tu opinión sobre las palabras de Benigno Blanco que a mi me parecen ligeras, vanas y contraproducentes en el medio y largo plazo. En cuanto a su ligereza me remito a la evidencia de esta conversación: unos piensan que ha querido decir una cosa, y otros piensan que ha querido decir otra. Pensamiento débil, al fin y al cabo.

Con el pensamiento débil se viene cambiando la sociedad desde hace un par de siglos, pero seguramente no en el sentido que tanto tú como yo deseamos.

En las otras cuestiones que planteas no voy a entrar. Me parece que ese es un asunto muy complejo donde cada uno cree lo que quiere creer, y mediante el cual se están enmierdando las cosas a base de bien y desde luego mucho más que con mis reflexiones de fondo.

Por lo demás resulta curiosa la forma tan ligera en que juzgas intenciones, creo que deberías ser un poco más cuidadoso. Lo que hace el Sr. Blanco te parece hecho con las mejores intenciones, lo que digo yo, con las peores. Sin embargo, la trayectoria política del Sr. Blanco es conocida y evidente, y a mi me conoces poco más que por mis palabras. Deberías hacer el ejercicio de, por un lado entender la carrera profesional del Sr. Blanco y por otro investigar si mis apreciaciones sobre la trayectoria previsible de las personas han sido acertadas o erróneas. Así te evitarías la desagradable tarea de juzgar la conciencia de las personas, que en cualquier caso, a ti no te corresponde hacer.

Museros Si, y por el otro lado hubo un santo muy reciente que mientras hablaba de dar la vuelta a la sociedad como un calcetín, insistía en el uno a uno. Voy entendiendo la razón profunda de su enseñanza, que resulta radicalmente anti-moderna, en el sentido de anti-revolucionaria por lo que tiene de apreciar la responsabilidad individual.

Orisson dijo...

Reginald, ya estamos con lo mismo de siempre: si no apoyas la mani hazteorinera y del secretario de Estado del PP, vas a favor de aborto. Amos anda, chaval.

Un saludo

pepeluis dijo...

El hombre es un animal social (mejor, animal político), luego no es verdad que no exista la sociedad. El hombre no es tal sin sociedad y viceversa. Tanto influyen las decisiones irresponsables de la persona en la sociedad, como el contexto social en las decisiones del individuo.

Reginald Pole dijo...

Embajador, no sé a que te refieres exactamente cuando dices que guarde respeto por las cosas sagradas, en serio. Si con cosas sagradas te refieres a lo dicho sobre lo del obispo, lo retiro, de verdad, pero mejor sería en ese caso decir persona sagrada, aunque suene un tanto contradictorio, ya que no es bueno cosificar a las personas, y menos a las sagradas.
En cuanto a lo de juzgar tus intenciones nada más lejano de la realidad, simplemente pienso que es injusto predecir el futuro de nadie, respetemos en ese sentido también las cosas sagradas. No me parece argumento razonable el predestinar a nadie por sus acciones pasadas. Si el mundo funcionara según tu forma de argumentar los casinos estarían llenos de personas llenándose los bolsillos. Negro, negro, negro, negro, y por lo tanto, el dado siguiente en la próxima tocará negro. Que manera más sencilla de enriquecerse. Por último, creo que aquello del calcetín lo dijo San José María Escriva de Balaguer, el fundador de la única prelatura existente en la Iglesia, a la cual pertenece el señor Blanco desde hace muchos años (conozco al menos su carrera espiritual), lo que nos podría aclarar, por lo menos para nosotoros, lo que realmente dijo este señor con sus palabras. Y Orisson, no he dicho que el que no vaya a la manidestación esté a favor del aborto, no pongas palabras en mis dedos que no he escrito, simplemente me parece irresponsable no acudir, pero lo que a mi me parezca...no os debe importar. Un saludo a ambos

Orisson dijo...

Desde que el Opus se ha vuelto moderno...

Un saludo

Embajador en el Infierno dijo...

Reginald- Lo de las cosas sagradas era un comentario general sobre la más importante de las pocas reglas que tiene este blog. Si hubiera pensado que no habías mantenido el respeto debido te habría borrado sin más, en caso contrario te habría dicho: "sírvete a gusto".

Es interesante que pongas el ejemplo de los casinos, donde hay dos clases de jugadores: 1) los que van a pasar el tiempo y dejarse absurdamente el dinero porque no se molestan en entender minimamente las reglas de la probabilidad y 2) los que han entendido las reglas de la probabilidad y saben aprovecharse con mucho beneficio de patrones y tendencias. Te confirmo que hay personas en los casinos que se llenan los bolsillos, por poco tiempo eso si, porque acaban largándolos y prohibiéndoles la entrada. A los dueños de casinos no les gusta que nadie les reviente el negocio.

Mis impresiones sobre el futuro no son gratuitas sino que muy al contrario están basadas en hechos concretos y verificables. No se si es peor hacer una previsión sobre el futuro fundamentada en esos hechos concretos o simplemente tener confianza ciega en la bondad y capacidad de las personas, a pesar de la experiencia.

Y por cierto, te aclaro que has juzgado explicitamente mis intenciones cuando dices: "sobretodo expresando con bastante mala intención". Aprovecho además para llamar tu atención sobre el hecho de que en mis escritos he intentado (es posible que no lo haya conseguido) salvar las intenciones de Benigno Blanco explicando que según mi parecer posiblemente este señor este haciendo esto con la mejor intención, pero que eso no le libra de equivocarse (vease el último párrafo de la entrada del domingo).

Lo que tu llamas "carrera espiritual" del Sr. Blanco es irrelevante para entender el sentido de sus palabras. Yo he escuchado al Sr. Blanco en numerosas ocasiones y puedo confirmar, sin temor a equivocarme, que tiene un cacao mental considerable sobre todo lo que se refiere a las ideas de la modernidad, incluyendo la actitud de la Iglesia hacia ellas. Que haya dicho algo implicitamente roussoniano no me llama la atención en absoluto, es consecuencia lógica de su posiblemente deficiente formación en cuestiones socio-políticas. Su pertenencia al Opus Dei no es garantía de nada. Como en toda organización formada por humanos los hay excelentes y los hay lamentables. De hecho pienso que el darle cualquier clase de voto de confianza en razón a esa pertenencia va radicalmente en contra del mensaje y enseñanza de responsabilidad individual que impartió San Josemaría.

Anónimo dijo...

http://www.aceprensa.com/articulos/2009/sep/24/el-tribunal-constitucional-ante-el-aborto/

http://www.aceprensa.com/articulos/2009/sep/21/green-insiste-el-preservativo-no-es-la-solucion-contra-el-sida/

El Último dijo...

Mira esto:

http://blog-elultimo.blogspot.com/2009/09/no-me-gustan-las-razones-de-los-que.html

Trato de VOLVER.

Embajador en el Infierno dijo...

El último- Me alegra de verdad mucho verte por aquí (la blogosfera) de nuevo. Te pongo en la lista de lecturas otra vez, anímate hombre, que todavía somos pocos.