lunes, septiembre 7

Una Voce Malaga: Hora de templar gaitas

Hace unos días se anunció el cese de actividades (entiendo que no cierre) de la página web Una Voce Málaga. Sobre el asunto de las dificultades que un grupo de fieles había tenido en aquella diócesis para celebrar la misa según la forma extraordinaria ya hablé en su momento.

En el blog La Cigüeña de la Torre se ha seguido casi al minuto los acontecimientos más recientes que han acabado en la triste decisión tomada por el responsable de Una Voce Málaga.

De todo lo que ha escrito Pacopepe me quedo con esto:

José Luis Cabrera [el responsable de Una Voce Málaga] se ha puesto en contacto conmigo. Con una petición. La de que retirara los artículos sobre su obispo. No quería ser causa de que le criticaran.

Le dije que no lo iba a hacer pero me parece una muestra más de la buenísima pasta de este joven por el que cada vez siento más admiración. Está hundido viéndose de protagonista indeseado de todo este escándalo. Porque es un escándalo episcopal.

Me dice que está recibiendo muchísimos mensajes de ánimo y me da la impresión, ojalá no me equivoque, de que Una Voce Málaga continuará. Una vez restañe sus heridas. Las injustas y gratuitas heridas.

Es inevitable no recordar aquello de Dios, que buen vasallo, si hubiera buen señor.


Efectivamente, ¡que buen vasallo!. Menuda lección nos está dando a todos. Sigo pensando, como manifesté en su día, que lo que toca ahora es oración y paciencia. Armar demasiada escandalera con este penoso asunto no va a lograr más que enconar ánimos ya suficientemente enconados. De la misma forma que, desde aquí, envío mis oraciones y mi apoyo fraternal a Jose Luis, le insto a que no ceje. Que una cosa es dejar que se asienten los ánimos, y otra distinta tirar la toalla.

La contradicción, sobre todo la de los buenos, purifica nuestra intención.

5 comentarios:

Pablo dijo...

La buena noticia es que los Obispos, cuando quieren, tienen capacidad de presión. Por ejemplo para cerrar una web que no les gusta. La mala es que ese poder no lo usan contra los malos, y sí para callar a los buenos que les caen mal.

El asunto es lamentable y yo creo que sí se debe protestar. Aunque el juez no tema a Dios ni respete a los hombres, tal vez haga justicia a la viuda por miedo a una bofetada.

Intercambié unos mensajes con Cabrera en relación con la Misa tradicional que celebraba un sacerdote extranjero en la iglesia parroquial de Torrelodones (Madrid). El párroco le requirió que quitase de su web la mención a aquella Misa, porque era "privada", y Cabrera le hizo caso. Combrobé que le afectaban las quejas de un cura y que hablaba de él con gran respeto y caridad. La Misa se dejó de celebrar. No voy a decirte lo que pienso del párroco de Torrelodones y del Obispo de Málaga. Pero me revienta el abuso de autoridad.

AMDG dijo...

Estás desatao. Te ha venido bien la cura de silencio :)

Terzio dijo...

El tema se ha estropeado más, mucho más, por los impertinentes y ofensivos comentarios de Cigoña y sus "comentaristas". Aunque le guste a algunos, el blog de Cigoña daña mucho. Así no se hace "crítica", sino demolición. Es un caso típico del tópico tan español de "¡al suelo que vienen los nuestros!".

'

Plaza de San Lorenzo dijo...

Los enemigos de la Iglesia están dentro.
En mi parroquia nos quieren obligar a todos a comulgar en la mano, con la excusa de la gripe.
Yo no pienso tocar con las manos el Cuerpo de Nuestro Señor, y deseo comulgar.
¿Qué hago?

Embajador en el Infierno dijo...

Pablo- Me parece a mi que tienen capacidad de presión solamente con aquellos que los toman en serio, como ha sido toda la vida. La diferencia es que antes les tomaban muchos en serio y ahora pocos. El error es que no se atreven a ejercer su autoridad con aquellos que no les toman en serio, porque les da miedo, vergüenza o vaya usted a saber que. Con lo cual cada vez menos gente les toma en serio. Es un círculo vicioso.

Terzio- Tiendo a pensar así tambien, pero no lo tengo claro del todo. No se hasta que punto una mosca cojonera como Cigoña no viene bien para despertarles un poquito.

Plaza Te sugiero hacer lo que yo haré si se dan las circunstancias: a) hablar con el párroco en buen plan, b) si no hace caso cambiarme de parroquia, c) seguir cambiando de parroquia hasta que se acabe la psicosis de la gripe A.