martes, noviembre 10

Conversaciones en la embajada (XX): Maltrato infantil

Este verano y para compensar el poco tiempo que pasamos fuera de Madrid decidimos llevar a las niñas a un conocido parque de atracciones del sur de la ciudad.

Nos sorprendió desfavorablemente la inmensa cantidad de chusma que se había dado cita. A pesar de esto y el intenso calor, pasamos un buen día.

Al caer la tarde nos sentamos a descansar un poco y a comentar la jugada.

Embajadora: ¿Qué tal lo habéis pasado, niñas?.
Niñas: ¡Muy bien!


La #2 (11 años) hizo un mohín y declaró:

Embajadorcita #2: Bueno, la verdad es que he visto cosas feas.
Embajadora: ¿Y eso?
Embajadorcita #2: No se, había un montón de padres gritando a sus hijos y de hijos gritando a sus padres. Era muy desagradable. No me ha gustado nada.


En ese punto la #1 (12 años) se puso toda nerviosa y empezó a gesticular con las manos, como cuando tiene algo absolutamente fundamental que decir y requiere la atención del universo. Allá que fue:


Embajadorcita #1: ¡¡¡Si, si, si....la #2 tiene toda la razón!!!. Fíjate tú que hasta el día de hoy yo pensaba que nos maltratabais.


Dicho lo cual siguió despreocupadamente disfrutando de su helado.



Más conversaciones en la embajada.

18 comentarios:

Al Neri dijo...

¡Qué las harás a las pobres!

Mary White dijo...

Hahaha!! Sois una santos padres por aguantar ese parque-cocedero al sur de Madrid. :)))

Mary White dijo...

Hahaha!! Sois una santos padres por aguantar ese parque-cocedero al sur de Madrid. :)))

Mary White dijo...

*sois unos santos...

ignatus dijo...

Caramba, a Mary White sólo le ha faltado decir "como un puño".

Yendo al tema, notificaré la denuncia presentada por la #1 y los graves hechos que se describen en su relato ante los organismos competentes en la materia:

- torturas térmicas por exposición inadecuada al sol (confesado publicamente)
- fomentar las malas compañías de dos menores, mediante citas con "chusma" (se entiende que drogadictos, proetarras, gente de izquierdas, ladrones...) (confesado)
- declaración de la menor de que hasta el día "de hoy" se la maltrataba (pendiente de investigación)
- dar un helado a una menor, con el consiguiente daño para su salud y el riesgo que entraña de padecer obesidad en el futuro (confesado).

Sólo por esto último, Señor Embajador, creo que le van a retirar la custodia... Mírelo por el lado bueno, dinero que se ahorran y más tiempo libre.

Saludos.

Terzio dijo...

Yo que tú (y tu doña, claro) incrementaría un par de grados el intra-familiar "maltrato" malentendido, puesto que da tan buenos resultados por comparación con el maltrato/malas formas/mala educación de la "mayoría social".

Seguro que tus #afectadas# lo valorarán positivamente (si no al instante sí cuando tengan otra oportunidad de "comparar" en directo).

'

rojobilbao dijo...

Yo no le veo la gracia.Los niños no mienten y si dice que creía que antes les maltratabais, por algo sería. Seguro que les prohibiais la tele y no les dejabais jugar a la consola.

Seneka dijo...

La caña, macho. Son la caña.

Yo, cada día lo tengo más claro: si escuchasemos a nuestros hijos más y tomándoles más en serio, oiríamos la voz de Dios con una claridad absolutamente atronadora.

Nos vemos en el trullo, maltratador.

Yurremendi dijo...

Que Dios te las bendiga...

Fernando dijo...

Querido Embajador:

Gracias por la nominación, de verdad.

Siempre eres muy considerado con mi blog, mucho más de lo que él o yo nos merecemos. Así que ¡¡gracias con emoción!!

Anónimo dijo...

Sr. Embajador. Le felicito por su blog, tanto trabajo y tan bueno tiene que estar dando sus frutos, ¿o me equivoco?
Quería preguntarle si sabe del blog el embajador del yunque. Le cuento esto por aquello de la similitud con el nombre. ¿Conoce de dónde procede?, ¿es suyo como insinuan?

pcbcarp dijo...

Juajua. Lo que viene a demostrar que las pequeñas embajadoras están a un tris de caer en el relativismo. Vigila atentamente. ;)

Javier Sanchez Martínez dijo...

Amigo Embajador:

Cuando me he enterado del "Concurso (simpático) de Blogs Católicos, me encuentro, oh sorpresa:

-que estoy nominado

-que es Vd. quien me ha nominado... ¡Vd.!

Me resultó doblemente simpático.
Me siento como José Luis Garci ante una película igualmente nominada pero con dinero y promoción del Ministerio de InKultura: feliz por la nominación, aunque sé que no me tocará nada.

Un fuerte abrazo

Embajador en el Infierno dijo...

Al Neri- Si por lo menos lo supiera.

Mary White- Si señor, tu si que sabes lo que debió ser aquello.

Ignatus- Seguro que me las devolvían pasados menos de 3 días.

Terzio- Exactamente eso es lo que yo pensé.

Rojobilbao- Diste en el clavo: en casa no hay tele y a la consola se juega de vez en cuando. Y ¡ojo! estoy convencido que es eso que la niña se refería como "maltrato".

Seneka- A ver si en un par de días saco una entradita sobre eso que tu dices. Yo hice la prueba empírica y resultó ser la leche.

Yurremendi- Si, que ya va siendo hora....

Fernando- De nada, hombre. Participa y haz tu más nominaciones.

Anónimo- No tengo nada que ver con ese blog y además me ha molestado la falta de creatividad de su autor.

Pcbcarp- Tu también lo has notado ¿verdad?. Algo estamos haciendo mal, algo estamos haciendo mal.....

D. Javier- Lo leo aunque no participe. Era mi manera de decírselo.

Javier Sánchez Martínez dijo...

Nunca dejará Vd. de sorprenderme, Embajador. ¡Con lo que Vd y yo diferimos!

No obstante, dejando el humor, gracias por leer mi blog, gracias por nominarme. No sabe bien hasta qué punto me ha animado en estos días medio nublados que estoy atravesando.

Pax!

Seneka dijo...

D. Javier:

In aeternum!

¿Diferir? He empezado a leer su blog hace poco y yo no veo tanto "diferimiento".

Si eso es así de verás será, como se le dice a las chicas monas, porque usted quiere, páter ;D

Un abrazo en Cristo.

Javier Sánchez Martínez dijo...

Seneka:

Aun siendo conscientes de algunas diferencias, probablemente leves, entre Embajador y yo, esto lo repito muchas veces como guiño de complicidad.

Me divierte y Embajador me responde siempre en el mismo tono. Tampoco hemos entrado a fondo nunca ni en polímica ni discusión.

¿Debo deducir algo por su respuesta a mi exclamación pacífica...?

Seneka dijo...

Supongo que no, páter. La mía también pretendía serlo.

Un abrazo.