miércoles, diciembre 2

Juan Carlos y el aborto

Interesante iniciativa de Religión en Libertad, donde han preguntado a diversas personas de relevancia en el campo social, cultural y político su opinión acerca de la posible sanción por parte de Juan Carlos de Borbón a la nueva ley del aborto.

A mi entender el razonamiento más sólido (de lejos) es el de Javier Mª Perez-Roldan, responsable del Centro Juridico Tomás Moro y correligionario carlista. Dice:

«No debería firmarla por los siguientes motivos:

* Porque el aborto es la mayor iniquidad, y ratificar la Ley supondría convertirse en colaborador necesario.
* Porque no puede escudarse en obligación alguna derivada de su cargo, ya que nadie está obligado nunca a colaborar con un crimen.
* Porque el no firmarla, y arriesgarse a las consecuencias de su negativa, sería el ejemplo más edificante que se puede dar a una sociedad relativista y materialista.
* Porque el firmarla es contradecir el principio monárquico, que es la autoridad, y pierde toda autoridad aquel que la ejerce contra el bien común.
* Porque no cabe alegar la posible fractura institucional que supondría firmarla, ya que el no firmarla creará algo más grave: la fractura social y la pérdida de la mayor parte del apoyo popular que sustenta a la monarquía , y que es contrario a la Ley».


Como de costumbre la opinión del pepero de cuota resulta bastante lamentable. El clásico waste of space que dicen los ingleses.

10 comentarios:

Seneka dijo...

"Si lo hace, por mi parte dejaré de ser monárquico con todas sus consecuencias, rompiendo una tradición familiar de muchas generaciones"

Esto suena como: "Juanqui, si juegas a las chapas con los niños malos no te ajunto más. Y me chivaré al padre Porretas, ¡que lo seeeepasssss!"

No, en serio ... la amenaza de este tipo me tiene en tensión.

Lamentable.

Museros dijo...

La verdad es que, leyendo el artículo, no sabía muy bien a qué "pepero" se refería Embajador, ya que parece haber varios.

Con lo que ha escrito Seneka me he aclarado un poco más.

Claro que tampoco tienen desperdicio los positivistas jurídicos que se escudan en la sacrosanta constitución como autoridad última, o los que le proponen, sibilinamente, una puertecita de salida simbólica para poder aplaudirle.

Porque el sacrificio de abdicar 24 horas para no firmar una ley...¡guau! ¡Qué sufrimiento no poder esquiar en Baqueira o montarse en el yate ese día!.

Hurssel dijo...

Embajador, por todos esos motivos el Borbón firmará, y lo hará encantado.

No te quepa duda. A un servidor, al menos, no le cabe...

Lamentable, pero es así.

Embajador en el Infierno dijo...

Seneka- Yo lo vengo diciendo y nadie me hace caso: el problema del peperismo no es ético, es estético.

Museros- Comprendo perfectamente la confusión. Ahora bien, como del interfecto se señalaba específicamente su pertenencia al partido de los buenos pensé que no habría excesivo problema en discriminar.

Y muy de acuerdo con lo del positivismo jurídico. En el blog de Pacopepe ha puesto un comentario D. Antonio Lasierra en este sentido que por lo menos está considerablemente currado. Ya le he respondido.

Hurssel- Uno tiene la esperanza que el día de marras, el asesino de Mitrofán, se levante aburrido y tenga ganas de divertirse un poco a costa del pueblo soberano y sus legítimos representantes. Creo que es la única esperanza que nos queda de que no firme.

Museros dijo...

Lo de los peperos varios era una pequeña ironía, nada más. Imaginé que te referías, en concreto, al señor diputado.

Museros dijo...

Una pregunta (que no sé si soy yo el que se ha hecho un lío):

En el 5º punto de los argumentos de Pérez-Roldán, imagino que, en realidad, debe decir:

"Porque no cabe alegar la posible fractura institucional que supondría NO FIRMARLA, ya que el FIRMARLA creará algo más grave, etc, etc".

bitdrain dijo...

Porque el no firmarla, y arriesgarse a las consecuencias de su negativa, sería el ejemplo más edificante que se puede dar a una sociedad relativista y materialista.

Completely agree ;)

pepa dijo...

El rey ,tiene precedentes para no firmar la ley,(Gustavo de Suecia,y el de Luxemburgo)pero una cosa son los precedentes y otra muy distinta los reaños!!!!!!!

Seneka dijo...

Eso no vale. Tener reaños no es constitucional.

Perlimplín dijo...

Efectivamente, creo que hay una mala transcripción de los argumentos de Javier M.ª.