miércoles, diciembre 30

Los simpáticos muchachos de Ciudadela

Hace unos pocos días escribí una entrada recomendando y desrecomendando algunos libros de Criteria Club de Lectores. Entre mis más fervorosas des-recomendaciones se encontraba el reciente libro de Esperanza Aguirre publicado por Ciudadela.

Comentaba:

"Aprovecho para decir que me toca mucho los trillos (más por cuestiones estéticas que éticas) que hayan publicitado un libro perfectamente prescindible de Aznar y hayan publicado (recientemente) uno a la Aguirre (o al "negro" de turno). Tanto que me estoy pensando "reconsiderar" mi relación con tan buena editorial y librería virtual (que lo son)."


Al día siguiente llamaron al timbre de mi casa y apareció un mensajero con un paquete. Yo no esperaba ninguno y me mosqueé. El chico me dijo que venía de Ciudadela. Mayor mosqueo porque no había comprado nada recientemente. En fin, que lo tomé firmé y me puse a abrirlo. Cual no sería mi sorpresa al descubrir que los simpáticos muchachos de Ciudadela habían tenido la ocurrencia de regalarme el libro de la Aguirre.

No puedo decir que esté encantado porque ahora me obligan a leerlo, claro. Pero si solté una buena carcajada al comprobar el sentido del humor y la oportunidad de esta gente. Porque no me digaís que el asunto no tiene gracia.

Junto al libro había una carta y una tarjeta. Llamé al dueño de la tarjeta (uno de los editores) para darle las gracias y me invitó a pasar por sus oficinas a conocerles. Cosa que hice encantado ayer. El dueño de la tarjeta confesó ser seguidor impenitente de este blog, lo cual demuestra su excelente criterio y refinado paladar y me anima a seguir siendo (de momento) fiel cliente de la editorial y tienda virtual. Do ut des. Obviamente tan feliz acontecimiento no nublará en lo más mínimo mi espíritu crítico (supongo).

13 comentarios:

taskforce dijo...

"El dueño de la tarjeta confesó ser seguidor impenitente de este blog, lo cual demuestra su excelente criterio y refinado paladar..."

Baja modesto que sube el embajador ;)

Feliz año nuevo a todos.

Seneka dijo...

Bueno, aún no sabemos tu precio ... pero parece que nos vamos acercando ...

characharaaa characharaaa (música de "Tiburón", o similar)

Orisson dijo...

¡Vendido!

Embajador en el Infierno dijo...

Tiempo os ha faltado a los tres ¿eh?.

Angelo dijo...

jajaja, esto ha sido bueno. Voy a seguir tu ejemplo para que siga aumentandomi biblioteca. Felicidades

Museros dijo...

Esto ya es de mucho nivel, oye (que te regalen libros y todo eso cual crítico prestigioso y tal...).

Habrá que probar a hacer un extenso comentario sobre lo poco que convencen los últimos modelos de Porsche o BMW, a ver qué pasa...

Museros dijo...

Por cierto, ¿cómo saben quién eres y dónde vives?.

¿Son amigos de Rubalcaba?

¿Es que de verdad te llamas "Embajador en el Infierno" y eso es lo que pone en tu buzón?.

Anónimo dijo...

Lo que no entiendo es la causa por la que está el Sr. Embajador obligado a leer el libro de la financiadora de abortos.

¿Ya ha propuesto a Ciudadela algún título próximo a la Tradición para que lo editen?

Santa Navidad y santo año nuevo A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD, lo que exluye a los abortistas, aunque les publiquen libros los de ciudadela.

Embajador en el Infierno dijo...

Angelo- Ya me contarás como te va.

Museros- Tronco, tu siempre dos pasos por delante del resto de la humanidad. ¿Como no se me habría ocurrido lo de poner verdes a los de Ferrari?.

Lo de saber quien soy se explica de forma sencilla pero permíteme que no de los detalles en público.

Anónimo- Porque siempre viene bien saber como piensa el enemigo. Rommel y Montgomery tenían cada uno una foto del otro enmarcada en su escritorio. Los dos fueron grandes generales.

Y si, en el pasado he propuesto libros contrarrevolucionarios a Ciudadela. Una de las recomendaciones estuvo a punto de hacerse realidad y no desespero que al final se haga. En cualquier caso si miras su catálago verás que tienen más de uno y más de dos libros de los esenciales.

rojobilbao dijo...

A ver si hay suerte y alguna editorial te envía lo último del jesuíta Masiá o de Hans Küng.

Cuando leas el de Espe, me lo pasas. ¿ok?

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- Esos dos están ya más pasaos que el miriñaque. Si hablamos de teólogos disidentes con proyección habría que nombrar a Martin Rhonheimer por ejemplo. Y te confieso que me gustaría leer un libro suyo completo y no fragmentos como he hecho hasta ahora.

Y no, el libro no te lo voy a pasar. Si me gusta será porque no presto libros, y si no me gusta será porque su destino es la hoguera para evitar la perdición de muchos. Eso si, te invitaré a la hoguera (recuerda que fuiste tu el que lanzó aquel extraordinario "meme" ¿no?).

rojobilbao dijo...

¡Coño embajador! prodigiosa memoria la tuya. el enlace a mi hoguera virtual. Tendré que hacer espurgo. ¿Primer post del año? Bien pudiera ser.

San Isidoro dijo...

Eso le pasa por imprudente....

Ya sabe, el que con niños se acuesta....