miércoles, diciembre 16

¿Se va entendiendo?

A través del blog de Mark Shea he dado con un interesante artículo escrito por John Zmirak, que entiendo es un conservador "tradicional" o lo que en España tendríamos por un "derechista de toda la vida", contra un sujeto llamado David Frum que según parece es una especie de miembro "centro reformista liberal ma non troppo" del Partido Republicano, tipo Gay-ardón, vamos.

Las cosas que cuenta en el escrito de marras resultan considerablemente familiares, pero lo mejor es este párrafo:

"Frum’s ascendancy doesn’t surprise me. You see, one of the most dominant motives in any socially stigmatized group – such as conservatives were at Yale and still are in the opinion-making circles Frum now inhabits – is self-purification. One tries to wash away the taint that your opponents have attached to you by finding someone within your own movement who is more distasteful, more extreme, more socially maladroit, then denouncing him. Best of all if you can lead the chorus of ostracism. That renders you yourself ritually pure, at least for a while – and joins you securely to the community that has now been purged."

Dicho en cristiano:

"El ascendiente que tiene Frum no me sorprende. Verán, una de las fuerzas dominantes en cualquier grupo socialmente marginado - como por ejemplo lo eran los conservadores en la Universidad de Yale y todavía lo son en los círculos de opinión influyentes en los que habita Frum- es la auto-purificación. Uno intenta limpiar la deshonra que te han asignado tus oponentes encontrando a alguien dentro de tu propio movimiento que es más desagradable, más radical, más socialmente inepto, y denunciándolo. Mucho mejor si además puedes dirigir el coro de ostracistas. Esto te convierte en ritualmente puro, al menos durante un tiempo, y te permite formar parte sin problemas de la comunidad que ha sido purgada"


Se va entendiendo ¿no?. Gracias, Dios mio, por no hacerme como los demás hombres, etc, etc.....

Por cierto, que el artículo del tal Frum que ha provocado esta respuesta, también suena (sobre todo en la forma) tremendamente familiar.

12 comentarios:

pcbcarp dijo...

¿Gallardón?

Museros dijo...

Al final, resulta que los "puros" son ellos, oye.

Me recuerda un poco al mecanismo mental de los "kapos" que colaboraban con los nazis para que les perdonasen la vida, mientras les echaban la bronca al resto de los judíos por no comportarse "adecuadamente" ("¡Dáis mala imagen de nosotros!").

Unos artículos de lo más ilustrativos, Embajador.

Fernando dijo...

Querido Embajador:

Venía a tu blog convencido de que habrías hecho un post justamente furioso contra los clérigos sediciosos guipuzcoanos, alzados en armas (metafóricamente) contra su Obispo. Me he quedado un poco sorprendido al no encontrarlo.

Esperemos que no pasen de la metáfora a la realidad.

ugl1820 dijo...

Esto que nos cuentas viene a corroborar el dicho de que en todos los sitios cuecen habas.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en la otrora España, veremos cuanto tarda el partido republicano en desactivar las posiciones de este gay-ardón useño. Mientras aquí se promocionan ese tipo de declaraciones por parte de su propio partido, allí tienen bien claro que es lo que quieren defender, y eso que la disciplina de partido no es ni de lejos como la española.

Museros dijo...

Creo, Ugl1820, que en el partido republicano, de un tiempo a esta parte, andan más ocupados en desactivar a los "Palin" que a los "gallardones" (McCain, sin ir más lejos, es del ala "gallardonita" del partido).

Como bien dices, en todas partes cuecen habas. Pero a mí me parece que en EEUU y España (y a lo mejor en otros sitios) alguien lleva tiempo haciendo el mismo experimento; también se pueden encontrar similitudes entre las campañas de Zapatero y Obama las ideas sobre las que se fundamentaron -"Bush malo,todas las guerras son malas"- para luego hacer, entre otras cosas, lo mismo que Bush -o Aznar-, mandando soldados a porrillo a Afganistán (ahora que mandan ellos, las guerras son "necesarias").

Museros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ugl1820 dijo...

Museros,

Con respecto a eso que me comentas y que, en principio puedo compartir, tenía pensado escribir un post -hoy o mañana- en mi blog con respecto a un documento de 24 de octubre de 1823. Inquietante por lo que de verdad tiene y por la forma en que muchas de las cosas que recoge se están cumpliendo. Baste decir que la masonería -en concreto la francmasonería- anda detrás de ello.

Pepeluis dijo...

Gallardón en el PP, Benigno Blanco entre los católicos, al final son meretrices que se venden por cuatro perras y, a la vez, miman su vanidad. Tanto amar al mundo, los Benigno Blancos acaban acostándose apasionadamente con el mundo, sin recato alguno.

Embajador en el Infierno dijo...

Pcbcarp- Si, bueno...el mismo.

Museros- ¿Tiene gracia verdad?. No te acerques que me manchas con tus radicalismos...

Fernando- Es curioso que más de uno me ha dicho lo mismo o similar. Sobre Mons. Munilla escribí cuando le hicieron obispo de Palencia. Reconozco que el asunto es fastidiao pero también ha habido muchos otros (Seneka, Luis Fernando en Infocatólica, ...) que ya han escrito muy bien sobre el tema. Yo la verdad es que tengo poco más que decir que no hayan dicho ya ellos.

Creo que lo que toca es rezar.

ugl1820- La verdad no creo que haya que recurrir a la masonería para explicar estas cuestiones (eso no quiere decir que tenga que ver y mucho). Simplemente si uno se fija en el devenir de la revolución desde 1789 observa a las claras que el desvio es siempre, siempre hacia la izquierda.

Lo que ocurre en España, o en USA o en Inglaterra (donde David Cameron está pasteleando a base de bien, como no podría ser de otra manera) es paralelo. Siempre hacia la izquierda.

Por eso uno no se declara "de derechas", sino "contrarrevolucionario".

Dicho lo cual tengo cierta confianza en el catolicismo yanqui. Creo que ellos todavía tienen algo que nosotros perdimos hace tiempo: Esperanza (y no la Aguirre, precisamente).

Pepeluis- Si, resulta que radicales hay en todos sitios. Que cosa más curiosa.

Seneka dijo...

Los políticos yakees me aburren hasta la saciedad. Que encima se puedan encontrar parecidos razonables con los políticos españoles ya es la caraba.

Joder, qué aburrimientoooo...

Embajador en el Infierno dijo...

Seneka- Yo lo que veo es que en la superficie la política yanqui no es diferente de la española, o la inglesa, o la francesa. Por tanto si, aburrida.

Pero me anima ver que por ahí debajo pululan grupúsculos interesantes con el denominador común de la Esperanza. Y eso es lo interesante.

Anónimo dijo...

Mejor la hiperactiva sociedad civil yanqui, que el cuasiquietismo católico europeo y español, cruzado de brazos esperando el fin de los tiempos.