jueves, diciembre 17

Unos curas guipuzcoanos se ponen farrucos

No pensaba hablar del asunto, la verdad. Más que nada porque otros lo han hecho ya y estupendamente. En la columna de la izquierda de esta bitácora, donde dice "Lo que otros cuentan" y también en la sección "Las 10 bitácoras más interesantes" hay varios ejemplos. Sin embargo, algunos de vosotros me habéis pedido que lo haga, de modo que vamos allá.

No entro en los detalles que son conocidos.

La pregunta es: ¿De donde viene esta "rebelión"?. Bueno, yo creo que viene principalmente de tres sitios:

El primero de la desobediencia generalizada que hay en la Iglesia. Y cuando uno dice esto la gente en seguida piensa en los lefebvrianos o en los teólogos de la liberación o en que se yo. Y sin embargo el asunto está más cerca de lo que se cree.

Un ejemplo bastante sintomático: el asunto del "pro multis". En el año 2006 y siguiendo las instrucciones y deseos del Papa, el Card. Arinze pidió a todos los obispos del mundo que "emprendan una catequesis de los fieles sobre esta materia en el próximo año o dos para prepararlos a la introducción de una precisa traducción en lengua vernácula de la fórmula pro multis (por ejemplo, "for many", "por muchos", "per molti", etc.) en la próxima traducción del Misal Romano que los Obispos y la Santa Sede hayan de aprobar para el uso en su país. "

Se refiere claro está a la fórmula de la Consagración de la Sangre de Nuestro Señor.

Estamos en 2009, tres años han pasado. ¿Se ha procedido a dicha catequesis en alguna diócesis española?. Yo, desde luego, no lo he visto en la mía (Madrid).

El segundo factor es la incentivación de dicha desobediencia. Se incentiva cuando no se corrige adecuadamente. A bote pronto me viene a la cabeza los casos del cura abortista en Barcelona o el de la tristemente famosa parroquia de Entrevías en Madrid. En ambos casos, más que intentar corregir una situación problemática se procuró tapar echándola debajo de la alfombra.

De esos polvos estos lodos.

Y por fin, el tercer factor es de orden ideológico. Es el viejo cuento de siempre. Primero entronizan la "voluntad popular" bajando del sitial correspondiente a su legítimo ocupante (Jesucristo). Luego unos cuantos se autoasignan, por su absoluta cuenta y riesgo, la representación de esa "voluntad popular" (el sentir de nuestra Iglesia Diocesana, dicen los que introducen estas ideologías en la Iglesia) y arman el cirio (nunca mejor dicho). Ocasionalmente eso se mezcla con buenas dosis de Romanticismo dopante a base de mitos y leyendas hábilmente inventadas para dar legitimidad "de origen" a la nueva "nación" que hace unas horas no existía.

O sea, el nacionalismo como hijo legítimo del liberalismo y el romanticismo.

¿De verdad alguien se sorprende de que los que desplazaron a Jesucristo de la cabeza de la comunidad política para poner a la "nación", o sea a la "voluntad popular" bien maquillada, en su lugar, se vayan a asustar a la hora de bajarle los humos al Papa?. Desde luego teniendo en cuenta los dos primeros factores, no tienen absolutamente nada que temer.

El asunto es bastante más complejo que el de cuatro arciprestes nacionalistas que se han puesto tontos. Tiene mucho más calado y su solución no es en absoluto sencilla.

Creo que aquí lo que se impone es ofrecer oraciones por Monseñor Munilla, el cual sabe bastante mejor que nosotros que Dios y él son mayoría.

23 comentarios:

Orisson dijo...

Me has dado un buen repaso. Todo de acuerdo menos una cosa: la solución sí es sencilla, aunque no fácil (no confundir sencillo o simple con fácil ni complicado con difícil).

Y aun añado algo: en la desobediencia que muy bien has descrito hay un tufillo insoportable a la famosa libre interpretación luterana. Atémonos los machos que la que viene es buena y se exigirá de nosotros mucho.

Un saludo

PD: Y gracias por la mención indirecta inmerecida.

Embajador en el Infierno dijo...

Orisson- Estaba yo tomándome el asunto con calma cuando he visto tu entrada. Y he pensado: "¡Cagüenelturronsalao, ya me ha pisado la idea!". Digamos que la hemos compartido ¿no?.

No estoy seguro que lo que supongo tienes en mente como solución sencilla sea la apropiada. Digo que no estoy seguro.

Terzio dijo...

Discrepo del "sencillismo", porque los problemas reales no son sencillos (salvo en los manuales).

A la "descomposición" de la Iglesia post-concilar con todas sus complejidades se suma la trampa vasca con todos sus peligrosos cepos, como bien dice el autor de este blog. Y además un plus intra-eclesial hispano.

Un caso fifty-fifty nunca es simple, y en este no hay dos mitades sino varias piezas en cada mitad, todas en litigio.

Personalmente, pienso que el nombramiento ha sido precipitado. Y ruego para que la cosa no pase a mayores ni tenga ulteriores repercusiones.

'

Orisson dijo...

Puede que tengas razón y lo que propongo como solución tampoco lo es, sino tan sólo una consecuencia de ella. Pero está claro que la rebelión es contra la Iglesia, no sólo contra Munilla, y afrontar el problema con los enormes lastres autoimpuestos por muchos obispos no conducirá sino a un empeoramiento.

Terzio, tienes razón en lo de la trampa. Sin embargo, el nombramiento ha sido perfectamente acorde a las reglas. Y confío plenamente en el Papa Benedito (un saludo, Alejandro y Cristina).

Un saludo

Maestro Gelimer dijo...

El asunto, por muchos factores que lo hagan más o menos fácil de resolver, tiene una sola explicación:

El pecado capital de la soberbia.

Pues, la obediencia es atributo de la humildad y quien desobedece a su autoridad es un soberbio rematado, nacionalista o internacionalista, da igual.

Un saludo

Enneas dijo...

1. Me parece interesante la distinción de Orisson entre sencillo y fácil.

2. Lo que más me ha molestado es que califiquen a esos curas de "trabucaires".

3. Interesante también la reflexión de que el nacionalismo es hijo del liberalismo. Se que he bajado el nivel del debate unos cuantos peldaños pero es curioso ver que muchos otros, desde su ignorancia, entienden lo contrario.

Orisson dijo...

Enneas, con permiso del Embajador y otros próceres del carlismo que por aquí andan, el nacionalismo es hijo del romanticismo, y el romanticismo del liberalismo, y el liberalismo es antropocentrismo, y por eso es anticristiano. Así que el nacionalismo, estrictamente, es nieto del liberalismo. Rizar el rizo.

Un saludo

Seneka dijo...

Embajador: lo de "conviene que un hombre muera para que se salve el pueblo" y aquello otro de "caiga su sangre sobre nosotros y nuestros hijos" son lecciones que tienen muy aprendidas.

Orisson: en casa de la puta, puta la madre, puta la hija y puta la manta que las cobija.

Anónimo dijo...

De todas formas si el clero vasco está muy envejecido, si dicen que entre los jóvenes son mayoría los que apoyan o no han firmado el manifiesto, carta o lo que sea, y si la diócesis no cuenta con vocaciones a las que hayan podido envenenar o deformar, el problema, con serlo, y ser serio, es menos problema.

Juvenal

rojobilbao dijo...

No voy a debatir por enésima vez vuestra desviada opinión sobre el liberalismo, la parroquia es carlistona y a ello me atengo.

Pero matizaréalgunas cosas del post de mi amigo embajador.

Respecto a la desobediencia. Yo he reclamado a mi sacerdote de cámara (al que ayuda en la misa)que se atenga al "pro multis" con los papeles de Arinze impresos en la mano.Su respuesta me desarmó, "Yo celebro siempre según el libro, ni pongo ni quito. Cuando lo cambien diré pro multis, que además tienen toda la razón". Investigando el tema he visto que Hats la fecha el cmabio sólo se ha producido en Hungría (creo) y esta anunciado en los USA. En España el tema está parado en la CEE, estando al cargo de liturgia un enemigo del pro multis, nada de extrañarse. Y aquí quería yo llegar, para desobedientes los obispos.Y es que encima (añadiendo a lo segundo dicho por el futuro cónsul en el purgatorio) los obispos son desobedientes y no castigan a nadie. ¿Recuerdan a un parroco bilbaino que dijo a una cámara oculta que ETA tenía mucha cantera y que el se alegraba? Me he informado y 1º siendo cura colaboró con ETA. 2º El obispo no le quita de la parroquia por ser un tema muy complejo y además porque le pillaron con cámara oculta. Quiero mucho a mis obispos, pero "manda huevos" los pocos cojones (con perdón) que tienen tantas veces.

El punto tres no lo voy a valorar, sólo apuntarñe que confundís al dar el padrinazgo de error de la introducción del concepto de democracia y voluntad popular en lo religioso al liberalismo. El padre es el socialismo y su deseo de apropiarse de todo lo humano.

Buenas noches, que soñeis con los angelitos.

Anónimo dijo...

ESTOS SON LOS ENEMIGOS DEL PAPA EN GUIPUZCOA:

Se hace pública la lista de los sacerdotes filoprotestantes amigos de los batasunos:

http://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZGVmYXVsdGRvbWFpbnxzZWNyZXR1bW1ldW1taWhpfGd4OjdhOGFiMDE4YmQ0YzIxZGM

Orisson dijo...

Rojobilbao, primero, yo no soy carlista. Pero ni de refilón. Y segundo, el socialismo también es hijo (o nieto) del liberalismo. Y lo que embrolla todo esto es el antropocentrismo liberal. Y no querer entender eso es, y lo digo suavemente, de imprudente.

Un saludo

Angelo dijo...

En Barcelona pasó lo mismo cuando pusiron a Don Marcelo, más tarde primado de Toledo. Hubo plantones en el palacio arzobispal, eran sus sacerdotes. Sufrió muchísimo, y lograron su objetivo. Tengo un amigo sacerdote, compañero de Mn. Munilla y me dijo: este los tiene bien puestos. En Palencia se arremangó para sacar escombros tras una explosión de gas. Con este acto se ganó a todos. Yo creo que será fuerte. Es un gran hombre de fe. Necesita nuestro apoyo.

rojobilbao dijo...

Mi antropocentrismo lo tengo claro, Cristo como hombre es medida de todas las cosas, su naturaleza y bienestar, son los principios de juicio según los que deben evaluarse hacia los demás seres y la organización del mundo en su conjunto.

Pero el antropocentrismo al que tú pareces remitirte Orisson nace en el renacimiento, y ahí, liberalismo, CERO.

Fray_Fanatic dijo...

Podemos pasarnos días escribiendo sobre las causas hasta cubrir el más amplio espectro imaginable de causas posibles.

Pero una vez localizadas, seguimos teniendo al Obispo Munilla con una diócesis que se antoja complicada.

¿Qué soluciones reales tiene este hombre para el problema que Benedicto XVI le ha encargado resolver?

¿Qué penas canónicas se le pueden imponer a un clérigo desobediente? Y, más aún... ¿qué penas canónicas se pueden imponer de verdad, pero de verdad de la buena, a tan amplia mayoría de párrocos rebeldes en una diócesis?

Me da miedo la posibilidad, pero es muy posible que Terzio tenga razón cuando habla de un nombramiento precipitado.

Fernando dijo...

Hola, Embajador, creo que llego tarde para comentar.

Sí, lo describes perfecto. En este tristísimo caso se unen dos pestes: la desobediencia general dentro de la Iglesia, especialmente por parte de los clérigos, y el nacionalismo, con su odioso "nosotros" y "nuestro": "este nombramiento no se ajusta a nuestro espíritu y a nosotros", "nosotros vemos esto así", "nuestro estilo propio", ...

Lo 1º (desobediencia) es grave, pero es posible que sin lo 2º (nacionalismo) se hubiera quedado en un simple enfado. ¿Hubiera podido pasar algo así en nuestra diócesis, en Madrid? Quiero pensar que no.

Seneka dijo...

Rojobilbao:

Has dado en la tecla de lleno, porque lo que sostienes es un estupendo brindis al sol.

Si hubieras hablado de tu cristocentrismo, todo estaría perfecto. Hablar del antropocentrismo tomando a Cristo como modelo es un absurdo soberano, porque Cristo es perfectus homo pero también perfectus Deus. Por tanto, lo del antropocentrismo no tiene ni pies ni cabeza.

Pero es que, además, si Cristo es el modelo y Cristo refiere TODO en su vida al Padre ... ¿dónde se queda el centrismo del antropo?. Lo siento, pero es un sinsentido.

Lo mismo ocurre con el "liberalismo cristiano". O no es liberalismo, o no es cristiano. Y ésto ocurre por la misma razón: por no poner en el centro de todo lo que es el centro de TODO.

rojobilbao dijo...

Séneka, Cristo es modelo sólo como hombre. Su divinidad no es modelo, porque es inimitable.

Por ello el antropocentrismo (con Cristo como figura) es válido. El problema reside en que muchos sustituyen a Cristo por sí mismos.

Respecto a tu idea de que el liberalismo se opone al catolicismo citaré al Papa:
"en la esencia del liberalismo se encuentra el enraizamiento en la imagen cristiana de Dios: su relación con Dios, de quien el hombre es imagen y de quien hemos recibido el don de la libertad."

Embajador en el Infierno dijo...

No entro en vuestro interesante debate, solo quiero aportar otra cita del Papa:

"Pero son ya muchos los que, imitando a Lucifer, del cual es aquella criminal expresión: No serviré, entienden por libertad lo que es una pura y absurda licencia. Tales son los partidarios de ese sistema tan extendido y poderoso, y que, tomando el nombre de la misma libertad, se llaman a sí mismos liberales." (Libertas Praestantissimum, Leon XIII).

El mal absoluto no existe, y el liberalismo con todo lo malo que tiene no mal absoluto. Alguna cosa apreciable tiene que tener.

El hecho de que los liberales apenas puedan sacar en su favor una frase de una felicitación de un Papa a un amigo por un libro da idea del poco apoyo con que dicha ideología cuenta en la doctrina de la Iglesia.

rojobilbao dijo...

Embajador baste una cita para dejar claro que el liberalismo (lo que actualmente se entiende como tal) no es anticatólico. De la misma manera que basta una prueba para demostrar un teorema.

¿De verdad que te satisfacerían más citas? Yo no las necesito, pero las traería.

rojobilbao dijo...

Una postura particular que refleja el sentir de los católicos liberales:

"Estamos ahora en condiciones de poder evidenciar la relación entre Economía y Magisterio de la Iglesia. Tanto una como otra tratan de la acción humana. La primera, de las acciones realizadas para el manejo de los bienes económicos y la segunda de las acciones a tomar para la consecución de la salvación, de la felicidad. Como católico, mi fin último es la búsqueda de la felicidad, de la salvación, pero un católico que viven en este mundo y ha de lidiar con la escasez y la necesidad. A dicho de otro forma, tengo que dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios (Mt 22, 15-21)


Por lo tanto, ya que una determinada acción en el mercado puede tomarse de una forma u otra, el Magisterio de la Iglesia nos servirá para evaluar moralmente las opciones posibles. De esta forma, no se trata de afirmar que los principios económicos se derivan del Magisterio de la Iglesia, ni de elevar dichos principios a elementos rectores del Magisterio. Se trata de afirmar que dichos principios son compatibles con dicho Magisterio y, teniendo en cuenta el planteamiento expresado, también complementarios."
http://liberalautodidacta.blogspot.com/2009/11/liberalismo-y-magisterio-de-la-iglesia.html

Seneka dijo...

Insisto: hablar de antropocentrismo tomando a Cristo como modelo no tiene sentido, porque en Él su naturaleza humana no se presenta como en el resto de los hombres, y (para rematarlo) es también ni más ni menos que Dios mismo. Por eso no acepto el pulpo del antropocentrismo; éso no es más que una jugarreta mental, un sofisma (y perdona la posible dureza de la crítica, pero lo hago con todo cariño).

Respecto a la cita de marras, el Embajador ha contestado ya con sobrada solidez (baste añadir que además la citada frase se extrae de una carta quasi-personal sin ninguna trascendencia en lo que al Magisterio se refiere). Utilizar eso como demostración y compararlo con la prueba matemática de un teorema, es un despropósito de proporciones nada desdeñables.

Y, finalmente, no sé que pretende demostrar la última cita que manejas, pero en ella no se habla de liberalismo para nada. Ni siquiera de liberalismo económico, que es el terreno al que parece que quieres llevar por fín el tema.

rojobilbao dijo...

Seneka, agradezco tus críticas, que en nada tomo como personales, pero tampoco considero que debamos derivar el contenido del post hacia el eterno debate del liberalismo.

---------------------

Para el embajador y zanjando por mi parte el tmea de las citas, traigo dos citas sobre el liberalismo como idea no como término:

Pío XII
"La economía –por lo demás, como las restantes ramas de la actividad humana- no es por su naturaleza una institución del Estado; por lo contrario, es el producto viviente de la libre iniciativa de los individuos y de sus agrupaciones libremente constituídas”

Leon XIII:
"Los Estados Unidos, que son una república, pese a los inconvenientes que derivan de una libertad sin límites, crecen todos los días, y la Iglesia católica se ha desarrollado ahí sin tener que sostener luchas contra el Estado. Esas dos potencias concuerdan muy bien, como deben concordar en todas partes, a condición de que la una no usurpe los derechos de la otra; allá la libertad es realmente el fundamento de las relaciones entre el poder civil y la conciencia religiosa. La Iglesia reclama antes que ninguna otra cosa la libertad; mi voz autorizada debe ser escuchada para que su objetivo y su actitud no sean desnaturalizados más por ataques mal fundados. Lo que le conviene en los Estados Unidos le conviene con mayor razón en la Francia republicana."