lunes, julio 27

Siempre en el ojo del huracán

" Ars se había convertido en un verdadero hogar que irradiaba santidad por todas partes, Para sentir tan saludables influencias, muchas personas fervorosas se habían establecido o pasaban allí largas ternporadas: las señoritas Pignaut, Lacand, Berger, de Belvey; las hermanas Ricotier, Marta Miard; los señores Faure de la Bastie y Pedro Oriol, Hipolito Pagés (de Beaucaire), Juan Claudio Viret (de Consance, en el Jura), Sionnet (de Nantes), Sánchez Remón (oficial carlista desterrado de España). Muchos se habían retirado a aquella humilde aldea, con la esperanza de ser consolados por el santo Cura en sus últimos momentos; en efecto, si era dulce vivir en aquella parroquia privilegiada, mucho mas dulce había de ser morir en ella. "


(Tomado del libro "El cura de Ars" de Francis Trochu)

miércoles, julio 22

martes, julio 14

Con sincera emoción

Queridos todos:

No soy una persona particularmente emotiva y mucho menos emotivista. A lo mejor un poco en la muy estricta y reservada intimidad, pero nada más. Aún así vuestras muestras de afecto y apoyo en los comentarios de la entrada anterior han llegado a emocionarme sinceramente. Muy sinceramente.

Mentiría si dijera que no se me ha pasado por la cabeza la intención de abandonar, pero lo cierto es que no pensaba hacerlo. Releyendo la entrada me doy cuenta que se da esa impresión muy claramente cuando en realidad no es así. Disculpadme por la confusión.

Esta bitácora es un desahogadero para mi, primero en cuestiones políticas pero también en cuestiones personales cuando las cosas tocan ciertos límites. Os agradezco muy de veras que me prestéis vuestros hombros, y sobre todo vuestras oraciones.

El futuro, sobre todo el más inmediato, sigue bastante oscuro, pero los ánimos renacen. Está uno sumido en una especie de montaña rusa emocional que en estos difíciles tiempos es sensación demasiado familiar a tantísima gente. Y mi situación personal es objetivamente envidiable comparada a la que muchos están pasando y todavía han de pasar. No puedo quejarme.

Ni tampoco puedo tirar la toalla si con mis neuras publicadas puedo arrancar una sonrisa, dar un momento de descanso o de paz, algo de esperanza a los que pasan por aquí, en tiempos tan difíciles. Es un deber.

Sin duda el Espíritu Santo, por vuestras oraciones, me ha hecho entender algunas cosas.

Me perdonareis el irreverente parafraseo: La Embajada no se rinde.

Gracias a vosotros.

domingo, julio 12

El estado de la cuestión

Hace casi 10 días que no escribo nada. Esto no suele ser habitual en esta bitácora, sobre todo sin avisar. Hay dos explicaciones que se funden en una:

La primera tiene que ver con la razón de la existencia de Embajador en el Infierno. Algunos ya saben que empecé a recolectar de forma pública mis diferentes neuras más como terapia que otra cosa. Esto no es ninguna exageración o humorismo. Es exactamente así. Confirmo que la terapia ha ido bastante bien y ha servido para lo que tenía que servir: descargar la cabeza de bulliciosas ideas. Vengo teniendo la sensación que esas ideas se están acabando, por tanto bullen menos y por tanto estoy más tranquilo y más centrado en lo que hay que hacer más que en lo que hay que decir.

La segunda tiene que ver con diversos aspectos de mi situación personal, algunos buenos (más actividad socio-política) y otros malos (muy turbio panorama laboral, lo cual se está convirtiendo en algo demasiado habitual para demasiada gente, no soy muy original en esto).

El resultado es que donde antes bullían ideas teológico-político-social-humanísticas ahora hay graves preocupaciones sobre el futuro de muchas cuestiones de carácter estrictamente personal. Y resulta que cuando me preocupo lo hago con inusitada intensidad, lo cual me roba tiempo y energías.

A los que hayáis pasado algún buen rato leyendo esta bitácora, a los que hayáis aprendido alguna cosa útil, a los que Embajador en el Infierno os haya conducido a descubrir algún asunto interesante, en fin, a los que simplemente pasáis por aquí, os pido oraciones. La situación no es ni mucho menos crítica, pero las necesito. Os lo agradeceré muy sinceramente.

Omnia in bonum!

domingo, julio 5

Seguidismo o liderazgo, mimetismo o tradición

Por la bitácora de Pacopepe me entero que el Sr. Obispo de Málaga, contraviniendo las instrucciones del Papa, niega a los fieles su derecho a que se celebre con regularidad una Misa según la forma extraordinaria del rito.

Mi comentario en La Cigüeña de la Torre ha sido:

Hace por lo menos un siglo que España dejó de estar en la vanguardia de la Iglesia Católica. Nuestros padres conciliares no se enteraron de por donde les venían las tortas en el CVII y desde entonces ha sido todo una cuesta abajo acelerada por el afán de no "quedarse atrás" y consecuente seguidismo de corrientes "teológicas" y "pastorales" que poco tienen de católicas y que, por tanto, están condenadas a la extinción más oprobiosa.

Pero nuestros pastores no se enteran. Y todo esto es un simple reflejo de la realidad histórica de España que desde que decidió dejar de ser ella misma no es nada, ni cuenta para nada en el concierto internacional incluyendo el de la Iglesia.

Es el mimetismo enfrentado a la tradición que tan estupendamente describió Gambra.

Solo queda la oración filial y el esperar pacientemente que la marea eclesiástica les lleve a donde ellos no se atreven. Bien parece, y esto se constata con inmensa tristeza, que el "¡No tengais miedo!" de Juan Pablo II no rige para nuestros pastores. Bien parece que en vez de pastores conduciendo el rebaño sean pastores "en medio" del rebaño que son conducidos por las ¿ovejas? más vociferantes.

Ya digo, queda el rezar por ellos, para que el Señor les de fuerzas y a nosotros paciencia, mansedumbre y templanza. Que falta nos hacen.

jueves, julio 2

Rompiendo con el malminorismo

Lo cuenta Francisco José Soler en el renacido conoze.com:

Como algún lector avisado seguro que recordará, el pasado catorce de enero el parlamento europeo aprobó una inicua resolución presionando a los gobiernos, entre otras cosas, a facilitar el aborto, fomentar la experimentación con embriones frente a la experimentación con animales, y penalizar cualquier cosa que den en considerar una manifestación de «homofobia». Todo en nombre de la libertad, por supuesto. Y como era de esperar, muchos de los representantes de nuestro querido grupo malminorista votaron a favor, muchos otros se quitaron de enmedio, y al fin hubo otros que votaron en contra. ¿Y quieren saber dónde han parado, en las nuevas listas, los que votaron en contra? Búsquenlos, queridos amigos.

Bien. Les ahorro los detalles de mi proceso de reflexión, y vuelvo sobre lo importante: Por primera vez en mi vida, y sirviendo, sin duda, de precedente, he emitido un voto impecablemente inútil. Y he de decir que ello ha constituido una experiencia tan liberadora y tan grata, que escribo este artículo con la esperanza de animar a otros adictos al malminorismo a que hagan la prueba en cuanto se presente la ocasión. A fecha de hoy, estaría dispuesto a afirmar que las virtudes terapéuticas del voto inútil son poco menos que milagrosas. Por mencionar algunas: Se duerme mucho mejor sin el lastre de la complicidad. Y también disminuye la acidez de estómago al escuchar las declaraciones de tales o cuales políticos. Pues yo no los voté.


La experiencia es conocida y por tanto puedo confirmar lo que de liberador tiene. El artículo merece la pena leerse entero.

Virutas de blogosfera (XXIII)


Hasta el Concilio, la Teología Católica se fundamentaba en la Escritura y la Tradición (Magisterio, Padres, y Doctores de la Iglesia). Desde el Concilio, cualquier exegeta de última hora o el último libro del último autor tiene más "peso" que los 20 siglos precedentes. Tristemente.


(Terzio en Ex Orbe)


En progriz se busca el asunto universal: lo que hermana a todos, el rollo multiculti tiene el trasfondo de “en el fondo todos somos lo mismo…” etc. y demás rollos basados en el desarrollo logorreico de la ignorancia; ahora se pone de moda el ecumenismo, y por supuesto, “en el fondo todas las religiones son iguales” frase que cuando la dice una mujer, le dices que en ese caso, si no le importa, le vas a seccionar el clítoris y luego le darás una paliza mortal, antes de lapidarla: en ese momento te llaman facha, pero jamás conseguiréis una sola palabra de condena a los sarracenos.

(Ignacio en Este lado de la galaxia)


I recall the gay penguin story from a while back. Very silly agitprop. Basic MSM rule of thumb: If it supports the notion that we can do whatever we want with our pelvis, then we must Heed the Wisdom of Nature. If it calls us to do things not in accord with the post-modern bourgeois values of your average newsroom inhabitant, then We Must Not Behave Like Animals.

(Mark Shea en Catholic and enjoying it!)


Según he visto, los de Familia y Vida se han pasado de la raya con eso de la "aconfesionalidad" y en sus mensajes pecan, para mí, de un exceso de "naturalismo" ya desfasado que, como el toro falto de bravura saca a relucir su (mal) genio, acaba por embestir a los partidos que sí hablan sin complejos absurdos de Dios y la Iglesia.

(Jorge P. en Ser libre hoy)


La contribución musulmana al Renacimiento en Europa es más que discutible pero, si se dice rápido y convencido, puede colar. A fin de cuentas, la ocupación turca de Constantinopla favoreció la emigración a Italia de notables estudiosos cargados de manuscritos griegos. El elogio a la tolerancia del Califato cordobés (756-1031) en tiempos de la Inquisición (1478-1821) tiene tan mala defensa como elogiar la conducta del presidente Washington (1732-1799) en la batalla de Gettysburg (1863).

(El capitán Achab en El capitán Achab)


Más virutas de blogosfera.