sábado, enero 9

Bienvenida al club, Gloria

A Gloria Lago le han propinado la tradicional palmadita derechoide, igual que le ocurrió a María San Gil.

Lo cuenta Museros:

Doña Gloria (y nunca es tarde si la dicha es buena) ha descubierto, de un par de semanas a esta tarde, cómo los mismos medios de comunicación (y algunas webs) que hace no tanto reproducían con entusiasmo (y en grandes titulares) hasta el más pequeño de sus estornudos, se han olvidado completamente de que existe. Ahora que a ella también le quieren colgar el cartel de paria de la democracia, se preguntará, quizás, cuántas de las personas a las que ella ha considerado "extremistas" (entre otras cosas, porque llevaban colgado el mismo cartel que llevará ella ahora) no tienen, o tenían, toda la razón del mundo (igual que ella en lo que respecta al asunto de la libre elección de idioma de escolarización de los hijos).

Si Gloria no se calla y consigue altavoces (que, como dice Museros, han desaparecido más rápido que sobre de "mordida" en faltriquera de concejal) es de esperar que empiecen a utilizar palmaditas algo más contundentes. A lo mejor aparece uno o una de su propia organización acusándola de "autoritaria", o pidiendo las cuentas, "que no están claras", de la última manifestación, o acusándola de fumar a escondidas. Al final la largarán sin más contemplaciones y neutralizarán su asociación. Sospecho que existe la posibilidad de que Gloria Lago acabe de candidata a esto o aquello por UPyD.


3 comentarios:

Museros dijo...

Escuché la entrevista que le hace Luis del Pino y se la ve muy decidida y muy sincera. Y no tiene reparos en hablar de cómo están poniendo en marcha la maquinaria para destruirla y cómo se le están cerrando puertas.

Desde luego, a pocas personas he oído hablar así; ni siquiera a María San Gi. A ella, como muy bien cuentas en la otra entrada, le hicieron lo mismo, y, sin embargo, ejerció la omertá como si fuese una virtud y nunca se le ha oído decir nada contra su partido (y eso que hasta la "acusaron" de ser una enferma psiquiátrica).

rojobilbao dijo...

Lo de san Gilal PP le costó varios votos, por lo menos el mío. Lo de Lago tendrá sus consecuencias, todo lo tiene. Y así, suma y sigue hasta que el PP explote (o implote, que sería más gracioso)

Embajador en el Infierno dijo...

Museros- La verdad es que a mi me dejó bastante sorprendido lo de María San Gil. Aunque yo creo que no es que dejara de dar la tabarra sino que simplemente la quitaron de enmedio por el expeditivo método de ordenar a sus terminales mediáticas que no se le diera cancha ninguna.

Rojobilbao- Lo de San Gil costó votos y afiliaciones, pero sospecho que la gente tiene memoria más bien corta y que llegado el momento volverán a pasar por el aro. En cualquier caso espero equivocarme.