jueves, enero 14

Cadena de oración por las víctimas de Haití (ACTUALIZADO)

Angelo informa sobre la puesta en marcha de una cadena de oración por las víctimas del terremoto de Haití, entre las cuales se encuentra su arzobispo.

Os animo al resto de blogueros a repicar el asunto si no lo habéis hecho ya y a todos a uniros a la inciativa.


ACTUALIZACION: Y para quien quiera además colaborar con su dinero Infocatólica tiene una lista de cuentas corrientes de diferentes organizaciones.

16 comentarios:

José Luis Martínez Hens dijo...

Una cadenita, no está mal. En realidad son hijos de Dios, por lo que no se deben quejar ya que siempre les queda la otra vida ¿no? Oremos pues pero yo en días como éstos siento rabia, impotencia y no me creo eso de un Dios papá.

¿Le haría yo algo así a mi hija?

Natalio Ruiz dijo...

Estimado José:

Dios le hizo algo bastante peor y más humillante a su propio Hijo.... Si es que vamos a ver las cosas con esa mirada.

Los caminos del Señor son insondables y todo lo hace para bien.

Buena iniciativa Embajador...

Respetos.
Natalio

Embajador en el Infierno dijo...

Natalio- Muchas gracias por contestar. Me has evitado tener que soltar una grosería.

Seneka dijo...

Hecho.

Angelo dijo...

José Luis: Como dice Natalia y yo añado. Vete a una Iglesia ponte delante de Cristo crucificado y verás lo que hicimos nosotros como hijos. Si entendiéramos a Dios ya no sería Dios. Juzgamos con nuestra mentalidad humana, sin conocer todos los detalles.Como dices en mi blog, simpre son los pobres quien pagan. ¿No surge una pregunta ante ello? Dios ha dado al hombre lo mejor que podría darle: LIBERTAD.Corresponde al hombre construir un mundo de amor y menos de egoismo. Estoy seguro que privas a tu hija de muchas cosas, sabes le harían daño y al aplicarle un castigo sabes que es para que reflexione sobre algo que haya podido hacer mal.Y en ello pones todo tu amor paterno Estoy seguro que muchas veces en ese momento no entenderá tu actitud y podrá tacharte con grandes adjetivos descalificativos. Insisto. Solo los que confian saben que detrás de una desgracia que PERMITE (no que quiera)está un bien mucho mayor. Y si no puedes entenderlo, te vas a la casa de Dios y allí solo, te quejas ante EL. Protestar sin mas es pegarse contra un muro. Este mundo necesita mucha oración. Dios no es el amiguete de turno. Es un Padre que ama de verdad. Mucho más que el amor que sientes ante tu hija.

Gonzalo dijo...

Replicado

Maestro Gelimer dijo...

Me sumo como el eslabón más torpe a esa cadena.

Anónimo dijo...

Que pena leer el primer comentario. Odiar a tu padre ebe ser una sensación de frustación y rabia con la que no se puede vivir.

POR CIERTO:

¡¡Que Infocatolica no pida dinero para la Cruz Roja!!

Es vergonzoso que pongan sus cuentas para recaudar donativos de los catolicos.

Embajador en el Infierno dijo...

Anónimo- La verdad es que eso mismo estaba pensando yo sobre Cruz Roja.

Embajador en el Infierno dijo...

Y muchas gracias al Maestro y Gonzalo por hacerse eco y apoyar.

Angelo dijo...

Ha sido consolador, encontrar tantos blogs y tantos lectores, aportando cada uno su grano de arena a esta tragedia. La Iglesia una vez más ha estado en primera fila. Las noticias no han podido obviar que la mayoria de patriotas en Haití son sacerdotes y religiosos. Y el Papa ha hecho un llamamiento a la generosidad material.Muchos se han quedado de brazos cruzados protestando por el "silencio de Dios". ¡Que bien viene a las conciencias , dejar la responsabilidad sobre la espalda de Dios, mientras las imágenes tocan las nuestras!

Orisson dijo...

Repicado.

Un saludo

AnaG dijo...

Me sumo a la cadena de oración.
Hoy he leído que además del Arzobispo, han fallecido todos los seminaristas. ¡Qué tristeza!
Y qué tristeza que haya personas que se atrevan a echarle la culpa a Dios...
Lo de las catástrofes naturales que afectan a los más pobres es siempre un círculo vicioso. Nosotros, en Europa, nos enriquecemos a costa de empobrecer a muchos países... Si en esos países hubiese dinero y recursos, los terremotos no causarían tantas víctimas, porque podrían construir con medidas de seguridad, y porque no se verían obligados a construir en zonas de riesgo.
Pero es más facil echarle la culpa a otro, aunque sea a Dios mismo, que asumir la propia responsabilidad.

Un saludo

Embajador en el Infierno dijo...

AnaG- Esa noticia, la de la muerte de los seminaristas, la dio una agencia de noticias católica hace un par de días. Posteriormente la desmintió. ¿Ha sido confirmada?¿Donde?¿Por quién?

Natalio Ruiz dijo...

Le copio una parte del cable del nuncio allí que me enviaran por mail donde cuenta la situación:

"Puerto Príncipe está completamente devastada. La Catedral, el Arzobispado, todas las grandes iglesias y todos los seminarios han sido reducidos a escombros. El párroco de la Catedral, que logró salvarse, me ha dicho que el arzobispo habría fallecido bajo los escombros, junto a centenares de seminaristas y sacerdotes", dice el nuncio.



"El Palacio Nacional (sede de la presidencia del país) está por los suelos. En la mañana fui a expresarle mis condolencias y mi solidariedad al presidente que se salvó gracias a que se encontraba fuera del Palacio junto con su familia. Su casa privada ha sido también destruida. Todos los ministerios, menos el de Cultura, están destruidos. El Parlamento con los senadores, las escuelas con niños, los supermercados, todo ha sido reducido a escombros. El Cuartel General de la Minustah (sede de la ONU para la ayuda a Haití) se ha convertido en un cerro de cemento y centenares de personas han quedado atrapadas, incluyendo el jefe de la delegación Hedi Annabi, según me han informado algunas personas que viven frente al cuartel general", continúa.


"He encontrado sacerdotes y religiosas en la calle, sin casas. El rector del seminario se salvó, también el decano de Estudios, pero muchos seminaristas han quedado atrapados entre los escombros. Por todas partes se escuchan gritos bajos los escombros. El Cifor (instituto de estudios para religiosos y religiosas) se derrumbó con varios estudiantes dentro que estaban participando en una conferencia. La Nunciatura ha resistido, ¡ningún herido pero todos estamos muy impresionados! Muchas cosas se han roto, incluyendo el sagrario, pero hemos tenido suerte dentro de todo. Muchos familiares del personal han muerto y sus casas han sido destruidas. Todos piden ayuda. Dentro de poco vamos a tener problemas de agua y alimentos. No podemos entrar o estar mucho rato dentro de la casa pues la tierra sigue temblando, así que estamos acampando en el jardín", concluye.

Respetos
Natalio

Anónimo dijo...

fotoartepinarOremos por el pueblo Haitiano, pidamos fortaleza para todos los que hoy sufren para que con amor puedan superar estas duras pruebas y no olvidemos que todo lo que le sucede , hoy a un hermano mañana nos puede suceder a nosotros ,Oremos con fervor y mucho amor