miércoles, enero 13

España, mañana...¿será republicana?

Para hacer corta una larga historia: No, España es republicana hoy.

- Ya, oye, pero ¿Y Juan Carlos?
- Un presidente de república, sin poderes y que se supone que lleva corona. Digo que se supone porque de momento no se la hemos visto puesta.


Andan Terzio (yo pensaba que era tronovacantista), Fray Fanatic ((sorprendentemente) y AMDG muy preocupados porque la iniciativa de pedir a Juan Carlos que no firme la ley del aborto puede desgastar a la "monarquía" e incluso acabar con ella.

Pues yo niego la mayor (como odio esta expresión de tertuliano radiofónico con pretensiones). Aquí, ni hay rey, ni hay monarquía. El "peligro" se reduce a desokupar la Zarzuela (seguro que dan menos problemas que los del Patio Maravillas) y posiblemente a hacer algunos cambios de nombre a determinadas instituciones y procedimientos. Ya está.

A lo mejor algún exaltado pretende cambios en los nombres de determinadas poblaciones, ya se sabe, "Don Benito" por "Camarada Benito" y "Ciudad Real" por "Ciudad Leal". No creo que el nivel de radicalismo llegue a pretender que el "Real Madrid" se convierta en "Leal Madrid" o el "Corte Inglés" por "El Corte Venezolano", porque con las instituciones que vertebran España no se juega, señores. ¡Hasta ahí podríamos llegar!.

De modo que no hay que preocuparse. La Monarquía española vive en el exilio desde hace 175 años, y si me apuran se la cargó Carlos III (el Maestro Gellimer tiene algo que decir sobre esto)

Por cierto que contra el tan negativista "majestad NO firme", algunos hemos adoptado una posición mucho más positiva y festiva (aunque sin globitos porque no da el presupuesto), pidiendo desde Facebook al Cardenal Rouco Varela que SI firme. Concretamente que SI firme la excomunión de Juan Carlos. Pinchando aquí lo podeís ver y apuntaros si teneís cuenta en Facebook. Al contrario que los profetas de desgracias y radicales del "majestad NO firme" nosotros declaramos no estar en contra de Juan Carlos, sino a favor de la Monarquía.

39 comentarios:

rojobilbao dijo...

Sólo una cosa me impide ver con regocijo la caída de Juan Carlos, el placer de tantos izquierdistas y/o nacionalistas.

Juan Carlos I y último a este paso.

Gonzalo dijo...

Es la primera vez que lamento no tener cuenta en el caralibro ese.

Se lo mando a mi santa.

Terzio dijo...

Las pasiones ciegan; si son atávicas, más; si están sujetas al ardor de de las circunstancias, mucho más.

Coherentemente, por aprecio a la institución, ser (ilusa y virtualmente) "tronovacantista" (especie que no existe "oficialmente" y que no sé si ha sido invento propio o ya existía, no me consta), por aprecio a la monarquía entiendo que hay que librarla de ataques que, más allá de la persona concreta que la encarna, van contra la institución misma.

A JuanCarlos no le quiere nadie; por una razón u otra, y siendo opuestas razones, suma los desafectos de las dos bandas extremas, y ya sin siquera el célebre "Consejo" que le prestigiaba, sin Pemanes ni otros mentores de ese lustre que, por lo menos, le daban genio y figura "aúlicas".

Insisto en que tirar al Borbón es minar el trono, que si se va ya no volvería dejando a España sin su monarquía, con republica-ca, y con dos Borbonerías pretendientes y destronadas (una con más entidad que la otra, tan fantasmal se reconozca o no).

Conque Uds. verán. Pero debieran advertir que si quieren y/o esperan rey, deben salvaguardarle el trono. Porque un trono existente siempre se puede ocupar, y no importan periodos "tronovacantistas" - como nuestra historia reciente demuestra - si existe y se mantiene el trono; ya llegará quien lo ocupe con mayor o menor mérito, dignidad y competencia (o legitimidad).
Pero si el trono se fuera, ya no volvería, ¿o esperan ustedes que de una republicaca sociata-neoliberal salga un trono real? Ya no quedan (ni tendremos) Pavias y MartinezCampos para pronunciarse; ni un Don Francisco que guarde el trono 40 años, tampoco.

De todas maneras, me parece que estas cosillas, en ciertos ambientes, no habría ni que explicarlas porque se suponen sabidas. Pero entiendo que supongo demasiado, ¿no?

p.s. Con permiso, voy a publicar esto en mi blog, a propósito.

'

Laus Deo! dijo...

Estoy con don Terzio; y añado:

Cierto es que la monarquía que tenemos es de las más des-monárquicas que pudieran darse, porque ni es uno ni tiene poder. Y que lo más deseable para la restauración nacional sería un rey como Dios manda, según el adagio isidorino tan manido con este tema: si recta facies; pero en el orden actual de las cosas, parece un imposible.

Por eso, atentar contra el monarca es atentar contra la monarquía. Mi generación logseizada es incapaz de distinguir entre sujeto e institución, máxime cuando no se sabe la historia de España más allá que cuatro tópicos.

Y que conste que firmé, inconsciente de mí...

Laus Deo! dijo...

¿Que la conferencia qué de qué....?

Ja, eso es imposible.

No se hizo en 1985, ¿porqué hacerlo ahora?

rojobilbao dijo...

Pero monarquía ¿para qué? S no sirve para nada tal como está España. Firma lo que le presentan, admite que su heredero case con quien le plazca, su vida privada apesta a kilómetros y sólo sabe cazar y mandar callar a los gorilas. ¿Qué haría fetén otro borbón en el trono?

Anónimo dijo...

Buenas, soy un católico que cada vez está estudiando más historia y acercándose al carlismo.

En un principio siempre me he considerado monárquico, por estética y por tradición.

En segundo lugar me desconcertaron las críticas hacia la Monarquía por parte de Losantos y sus adláteres. Todas estas críticas han hecho que muchos liberales derechosos se hayan convertido en republicanos de facto, que lo sepais. Todo eso me hizo en un principio sospechar y hacerme más juancarlista si cabe... Pero amigos,uno empieza a profundizar en su fe, a leer historia ya a simpatizar con el carlismo y empieza a pensar en monarquías legitimas y tal....

Aún así entiendo a Terzio...miedo me da este país con una República con todas las letras.

Rise.

Terzio dijo...

La historia ha demostrado que no hay "borbones fetenes"; los supuestos "pretendientes" están en el mismo nivel de los reinantes o incluso dos niveles o tres por debajo (con disimulo). Y no son peores porque no tienen asignación y andan a dos velas, que si no le echarían la pata a sus reales primos.

Guste más o menos o no guste nuestra monarquía está como las demás que existen, incluso con varios grados de cierta dignidad por encima de otras casas y familias reales. Eso es lo que hay y así están los tiempos.

Tiempos que - a pesar de sus estridencias - se diferencian relativamente poco de otros. Por ejemplo - y es un ejemplo entre mil - el affaire super-escandaloso del puterío de la Tour de Nesle que acabó a la larga con una dinastía y fue causa remota de la Guerra de los Cien Años, ocurrió en pleno siglo XIV.

Tiene toda la gracia que molesten en el siglo XXI las rijosidades de una corte "moderna" y se olviden las basuras de alcoba de los siglos pasados: Putear puteó hasta Don Felipe II (ente auto y auto de fe, eso sí, muy católico).

Me veo obligado a decir que ser católico y monárquico en el año 2010 no significa que uno sea mentecato de enagua beata o tonto de baba sin paga, muy señores mios.

'

Fray_Fanatic dijo...

Lo de "profeta de desgracias" me ha dolido. Porque desgracias económicas sí que profetizo a diario desde mi blog, pero para desgracias republicanas no me hace falta profetizar nada: Se trata simplemente de aprender de la Historia.

Somos una Nación en la que, con contadísimas excepciones puntuales, combina los peores dirigentes posibles con el pueblo más pasivo y tragasables que se pueda imaginar. Miedo me da -y la Historia de las Repúblicas españolas me da la razón- la combinación de ambos elementos sin el freno estabilizador de la Monarquía.

Lo que no parecéis entender es que la izquierda española está volviendo a 1931. ¿En serio queréis prestarle auxilio debilitando la figura de la Monarquía? ¿Estais seguros?

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- Pues fíjate que yo creo que sería precisamente lo contrario.

Gonzalo- Tu agita que es lo que cuenta.

Terzio- Muy en desacuerdo. Como ya he mencionado a Rojobilbao a Juan Carlos le quieren muchos, simplemente porque les da un maravilloso barniz de legitimidad a todos sus desmanes. A Isabel, la llamada segunda, le hicieron exactamente lo mismo. Con la diferencia que aquella era una pobre niña a la que pervirtieron y este es un hombre hecho y derecho que se ha pervertido él solito (y no hablo de temas sexuales).

E insisto, no hay trono que minar porque no hay trono. Y España no se queda sin monarquía porque no la tiene.

Si, como usted y Laus Deo sugieren, lo que hay es una ilusión de trono que simplemente vive en la imaginación de las buenas gentes me están dando la razón.

Y vuelvo a insistir, los que apoyamos el famoso "SI" lo que de hecho hacemos es, lejos de minar la inexistente monarquía, darle una oportunidad para que renazca por la vía de los hechos contundentes y el ejemplo.

Por cierto, vía rollo pélvico no me pilla. Ya hice constar hace tiempo lo que pensaba de este tema. Mi teoría resumida para perezosos: "Es más, si hiciéramos un análisis estadístico del número de religiosos/as santos sobre el total, o del número de sacerdotes santos sobre el total, y lo comparamos con el número de reyes santos sobre el total, apuesto doble contra sencillo a que nos llevaríamos una agradable sorpresa."

Laus Deo!- ¿No le parece a usted que respecto a estas cuestiones las cosas han cambiado un pelín en la CEE?. A recientes declaraciones me remito.

Rise- Te confieso que uno entró en el carlismo sin demasiadas afinidades por el tema monárquico. El tiempo me ha hecho ir comprendiendo las cosas. Hasta el día de hoy sigo siendo, eso si, tronovacantista. Uno no puede pretender conocerlo todo, entenderlo todo y estar de acuerdo con todo desde el primer momento.

Embajador en el Infierno dijo...

Fray Fanatic- Lo de "profetas de desgracias" no lo puse pensando en ti, la verdad.

Y vuelvo a lo que decía a Terzio antes: toda esta historia la vemos no como un problema para la monarquía, sino como una clarísima oportunidad.

Perlimplín dijo...

Entiendo lo que dice Don Terzio.

Pero este asunto va más bien de la obra pública política y legislativa del aludido por contraste con la de sus antecesores, que de rijosidades varias.

En cuanto a la proscripción definitiva de la monarquía liberal si ésta cae, creo que en ello precisamente incide el artículo de Embajador, que viene a decir que el trono actual no pasa como mucho de una hamaca que parece que sostiene los árboles sobre los que se ata, cuando es más bien al contrario.

Bienvenido, Rise, por otra parte.

Terzio dijo...

La oportunidad actual es para los malos; y los tiempos venideros con sus oportunidades les seguirán favoreciendo.

Los "buenos" tienen que guardar y resguardar. Y saber y hacerse cargo que esto va para largo y para largo hay que guardar.

'

Embajador en el Infierno dijo...

Perlimplín- Muy gráfico lo de la hamaca.

Terzio- Uno que no tenga claro eso que usted dice no soportaría ser carlista por mucho tiempo.

Luego están los que ya rizan el rizo y son además del Atletico de Madrid. Creo que tienen asegurada la salvación.

Seneka dijo...

Me gustaría que akguien me aclarase algunas cuestiones:

1.- Si la soberanía no recae en la corona ... ¿es Monarquía?

2.- Si la "legitimidad" viene por vía legislativa, y ese camino legislativo es barrenado de arriba a abajo (el har-kiri del franquismo, dicen) ¿dónde va a parar la susodicha legitimidad?

3.- Si el rey cumple una función absolutamente asumible por un funcionario estatal del más elevado rango ... ¿dónde reposa la corona?.

4.- Si esto que tenemos debe salvaguardarse, porque éste es el trono que hay, ... ¿qué posibilidades reales ofrece "esto" de llegar a convertirse algún día en un trono asumible por un rey soberano y católico?

5.- Si la posibilidad planteada en 4.- no existe ... ¿quien tiene interés en mantener "esto"?.

De verdad ... no se hagan pajas mentales. Vivimos en un estado (o mejor, en una aldea global) republicano.

Igual también hay quien piensa que Expaña es una "nación católica".

Seneka dijo...

Nota bene: si hay alguien interesado en contestar, sépase que me parece particularmente interesante la respuesta al punto 2, porque podrían establecerse algunos paralelismos entre la forma en que nos dimos a nosotros mismos esta maravillosa monarquía (sic) parlamentaria y la forma en que los españoles, en el 31, decidimos que España sería una República para los restos.

aukeran dijo...

La defensa de un concepto aristotélicamente republicano del gobierno de la patria marida a la perfección con la monarquía tradicional. Siglos de experiencia de ello hubo en las Españas y todo fue perdido por el fuego de la herejía y el guiado de los falsos profetas. Lo de hoy ni es monarquía ni es república sino una tiránica timocracia orwelliana taylorista que se envuelve en falsos nominalismos y exhibe campechanos ídolos. Hemos perdido el orgullo y el sentido de responsabilidad hacia nosotros y hacia nuestros linajes y aceptamos, quizás refunfuñando, una obediencia indebida. Visca la Terra, Visca el rei i mori el mal govern.

Uno que es dijo...

Pues este que aquí firma prefiere vivir en una república antes que en una pantomima de Monarquía, la liberal, que es cualquier cosa menos monarquía. Todo sería igual, solo que no tendríamos que aguantar a la pléyade de sinvergüenzas estos en un sitio que no les corresponde. Y yo soy monárquico hasta las cachas.

Hacer pasar esto de Don Juan Carlos por monarquía es como pretender que un jamón de esos de Teruel pase por un ibérico, de un cerdo harto de bellotas, y curado en la Sierra de Aracena. Pues mire, no. Yo prefiero hartarme de mortadela con aceitunas a tener que decir que lo otro es "pata negra".

He dicho.

Orisson dijo...

Pues a mí, Emabajador, el tema de que se declare formalmente una República me parece muy bien. De hecho creo que no nos vendría mal partirnos la cara de nuevo, que ya son muchos años sin movida.

Un saludo

rojobilbao dijo...

2.- Si la "legitimidad" viene por vía legislativa, y ese camino legislativo es barrenado de arriba a abajo (el har-kiri del franquismo, dicen) ¿dónde va a parar la susodicha legitimidad?

Los borbones se hicieron con España por via legislativa (sui generis)su legitimidad venía de... vaya usted a saber.

La monarquía como elemento de solera y turísitco (modelo anglosajón) ese sí que me gusta.

rojobilbao dijo...

Tema zanjado me temo:

Ana Rosa Quintana: 'No soy monárquica, soy republicana'
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/01/13/television/1263401914.html

Embajador en el Infierno dijo...

Pues si, Rojobilbao: Ana locuta, causa finita.

Después de esto a Juan Carlos le quedan tres cortes de pelo. Y no estoy de coña.

AMDG dijo...

En mi caso solo repiqué una idea que me pareció interesante.

No soy monárquico, pero si vuelve la república, lo primero que tenemos que hacer es armarnos hasta los dientes, porque sabemos cómo acabará. ¿O no?

DYN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Orisson dijo...

Joder, Embajador, estoy de acuerdo contigo: si hasta las cortesanas piden la cabeza del rey sufriente ya no habrá nadie dispuesto a defenderle.

Pero en esto también está la versión moderna: la no cortan cuellos regios sino que los mandan, a los cuellos y a los regios enteritos, a vivir a Londres, un suponer. A costa del gasto público, por supuesto.

Éramos pocos y parió la Quintana.

Un saludo

Perlimplín dijo...

"España es una timocracia orwelliana taylorista".

Voy a ponerlo en Arial tamaño 48, imprimir 30 folios y ponerlo en toda pared a la que me arrime.

rojobilbao: "Los borbones se hicieron con España por via legislativa (sui generis)su legitimidad venía de... vaya usted a saber."

-------------

Bueno, de "vaya usted a saber", no. Venía de Pelayo, Fernán González, Íñigo Arista, Ramiro y todas esas buenas gentes.

rojobilbao dijo...

Si hombre si, de Pelayo le venía a un Borbón francés el derecho a reinar en España. Felipe V era nieto de la hermanastra de Carlos II. Eso y nada lo mismo.

Perlimplín dijo...

rojobilbao: Claro que le venía de Pelayo.

La legitimidad no viene de la nacionalidad, sino de su origen (la ley sucesoria), y de su ejercicio.

Seneka dijo...

Por favor, no se agolpen todos para responder las cuestiones que expuse ayer, :D ...

Como comenté a D. Terzio en su blog, me parece que asimilar la Monarquía o el Trono a los esperpentos pseudomonárquicos europeos actuales es como comparar los estados pontificios con el palmar de troya. Con perdón.

Embajador en el Infierno dijo...

Seneka- Nadie pretendería que atacar a Clemente significara poner una bomba al Papado ¿verdad?.

Seneka dijo...

Si, por ahí van las bombas. Digooo ... los tiros.

Perlimplín dijo...

Bueno, aukeran: ¿Te gusta cómo ha quedado?:

http://farm5.static.flickr.com/4015/4274530348_bc07efb1c5_b.jpg

Están en un par de sitios bastante transitados.

Perlimplín dijo...

Mierda. Embajador, arregla el enlace, anda.

Embajador en el Infierno dijo...

¿Que quieres que arregle, se ve estupendo?¿Lo puedo poner en una entrada?

Perlimplín dijo...

Ah, ya veo. Ponlo donde quieras. El copyleft es de aukeran, eso sí.

aukeran dijo...

Formidable. Y ahora que el conocimiento ha llegado a las zombimasas declaro inaguradas la Bagaudas2010.

Anónimo dijo...

pues Si de reyes se trata
y populismo en ultranza
prefiero un rey que me late
a algún presidente tranza
que al cabo es de chocolate
le bratan mieles muy manzas.

Anónimo dijo...

Viva la República! Viva la Democracia!
Yáñez

Anónimo dijo...

Por que no:)