lunes, enero 11

Fray Rabieta ataca de nuevo

Se ve que le supura la úlcera gástrica. De modo que cuidadito con esta entrada que no es apta para cardíacos, sobre todo los del género buenista:

Pero los cristianos de hoy no molestan a nadie, fíjense un poco. Pónganse en lugar de los comunistas o de los liberales, de los masones o de los judíos, del Rotary Club, o de la Trilateral Comission, lo mismo da… la verdad es que los cristianos de nuestro tiempo molestan bastante poco. Es cierto que algunos embroman con el tema del aborto, que hay otros que se las tienen con los homosexuales o la forra cuestión de los condones… pero, con todo, bien mirada la cosa, no molestan demasiado. Se los puede tolerar, digerir. Se puede convivir con ellos, siempre y cuando se mantengan así de dóciles. Así ve el mundo a los cristianos de nuestro tiempo: unos tipos bastante dulces—como los de la parroquia de acá al lado—, bastante mansitos, bastante tranquilos y, para decirlo todo de una buena vez, bastante boludos.

1 comentario:

Piedra dijo...

Claro que si, hacen falta mas hogueras, ¡ejercito al poder! una cruzada, una nueva cruzada y a matar herejes que es lo que se merecen, arder en el infierno.
Aleluya y bendito sea por siempre el señor. :)

(viva la caridad cristiana)