domingo, enero 10

¿Para qué sirve un radical?

¿Alguien se acuerda del episodio del Dr. Aquilino Polaino?.¿Alguien ha oído hablar recientemente del Sr. Alcaraz, antiguo presidente de la AVT, o de la AVT misma?. Al primero lo llevó el PP al Senado cuando se discutía el asunto del homomonio. Casi no había terminado de salir de dicho edificio cuando ya era tildado de "radical" en declaraciones públicas de los mismos que le habían invitado a hablar en sede parlamentaria. El Dr. Polaino no entendía nada:

" (...)Mi tiempo de exposición fue 27 minutos y luego el diálogo de 35 minutos, un diálogo abierto, cordial; los senadores quedaros tranquilos, sosegados, no oí ningún fru-frú de crítica amarga".

Pescaito, pescaito....

A Alcaraz se la liaron parda, desde dentro de su propia organización, en cuanto empezó a conseguir mayor protagonismo social del deseable. Los calificativos de "radical" y "poco dialogante" no se hicieron esperar por los mismos que le apoyaban sin fisuras media hora antes.

Un radical es útil esencialmente para una cosa: para que ayude a los de siempre a mantener la poltrona.

Esto se consigue mediante la utilización del radical en tres cometidos distintos:

1. Juntar al rebaño cuando se disgrega o amenaza con disgregarse, desactivando a otros radicales que ya se saben la película.
2. Agitar socialmente en contra del adversario político sin desgaste para el propio partido y sus líderes. Dar de comer al rebaño, basicamente.
3. Mostrar lo centrados, moderados y dialogantes que son los líderes del propio partido cuando llega el momento de legislar en comparación con las imposibles y poco realistas demandas (esto es clave) del radical. Es decir, tranquilizar al rebaño una vez devuelto al redil.


Este es el papel asignado a la derecha del sistema, o sea, neutralizar las demandas de un tipo de cambio social en orden a dejar desbrozado el camino para que la izquierda pueda realizar tranquilamente el cambio social que verdaderamente anhelan unos y otros. Como os habréis dado cuenta en seguida, el modelo explicado más arriba no se aplica a la izquierda. A sus radicales la izquierda los llama "agentes de cambio social".

Y no, no me vengas con historias de complejos. Las cosas se hacen como se hacen porque se quieren hacer así y no de otra manera.

16 comentarios:

Gonzalo dijo...

Amén

Museros dijo...

Amén también.

Ahora apliquemos este conocido esquema a la "ley Aído" y ya podemos ir anticipando lo que ocurrirá...

No porque en este asunto en concreto las movilizaciones hayan sido organizadas por "radicales" (todo ha estado siempre bien controladito), sino por lo de que, presumiblemente, se legislará de forma "realista" y ciertas demandas se considerarán inasumibles.

Embajador en el Infierno dijo...

Museros- Es que aquí he descrito el papel del radical "tonto" (poco realista, ya sabes), el "listo" pasa por el aro, se traga la rueda de molino y consigue su propia poltrona. Que es de lo que se trata. Con excelentes intenciones, of course.

Museros dijo...

Es verdad.

Maite C dijo...

Un radical en estos tiempos se entiende que es el que no es politicamente correcto, porque dice las verdades como puños.

En realidad un radical es una persona tajante e intransigente.

¿Para que sirve un radical?
Para poner las cosas en su sitio.

Y casi te diría que me siento identificada.

rojobilbao dijo...

Decía en Agosto el Papa:

El papa Benedicto XVI dijo este miércoles que el mundo actual vive una "especie de dictadura del relativismo", que "mortifica la razón, porque llega a afirmar que el ser humano no puede conocer con seguridad más allá del campo científico".

Es lo que hay. Si afirmas algo con rotndidad, eres un radical o un facha o un cristiano, que todo parece lo mismo.

Maestro Gelimer dijo...

Excelente reflexión, Embajador. El sistema se monta, ante la masa, con la referencia a un punto céntrico no sólo invisible, sino utópico. No hay nadie en el "centro"...

Por su cínica tendencia al centro, todos -derecha e izquierda- son excéntricas, pues lo reclaman, pero no llegan a él.

Es una suerte ser integrista: somos los más concéntricos de todos.

Al Neri dijo...

El término radical me encanta. Describe en realidad a la gente que a busca la raíz de las cosas.

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

¡Brillante entrada!

Radical dijo...

El día que un tío, un partido o una asociación anuncie a los cuatro vientos que es 'radical', se acabarán todas estas tonterías. En la España de la Cruzada hasta estaba bien visto ser un radical. Los radicales son los que al final sacan las castañas del juego a los demás, porque son los únicos dispuestos a dar su vida por Cristo, por un ideal y por la Patria.

Gonzalo dijo...

Precisamente tengo un compañero de trabajo al que conozco hace 17 años y con el que no pasa medio día sin que discutamos por algo.

Él solía "dejarme por imposible" con la misma frase: "Es que eres un radical".

Ya dejó de hacerlo, porque yo siempre le contestaba "Gracias, y espero seguir siéndolo".

Perlimplín dijo...

Un radical es un elemento necesario del contexto demócrata-revolucionario.

Es el lobo amaestrado que envía el pastor al rebaño que no halla pasto.

Dhavar dijo...

" No se aplica a la izquierda"...efectivamente.Pero nadie dice de dónde le viene a la izquierda su " superlegitimidad", a saber:Ostenta el monopolio de una de las líneas principales del cristianismo, la lucha "por los pobres, el denuesto a los ricos,el comunismo originario, los ebionitas,etc.
La prueba:Sólo en occidente tiene fuerza esa idea.En la India, por ejmplo, o en la Grecia y Roma paganas nadie considera que sea virtuoso "estar y luchar por los pobres, ni que éstos tengan dignidad alguna, ni que la revolución en su nombre sea estimable".
Al final, la identificación roqueña y básica es esa:Derecha, partido Patricio.Izquierda, partido Plebeyo.Y como es un mito moral,es una presunción iuris et de iure.

Maestro Gelimer dijo...

A mí, por "radical", también perdí unas cuantas novias.

¿Sirve para quedarse soltero?

brigante dijo...

En otros países -por ejemplo: Italia- se distingue entre centro-derecha, derecha y derecha radical. Y lo de "radical" no es tanto un mote puesto desde fuera como una definición utilizada por los propios militantes para distinguirse de los otros.

Enneas dijo...

Radical=Coherente.

Que por su proia raíz etimológica afrotna los problemas desde la raíz.