miércoles, febrero 3

"¡Se empieza cruzando por el paso de cebra y se acaba.... (ACTUALIZADO)

....jurando la constitución!".

Fue este un lema que surgió espontaneamente en una famosa, masiva y relativamente reciente excursión carlista por los Ex-tados Pontificios. Lo soltó uno que iba en un nutrido grupo al que otros correligionarios recriminaban (en el mejor de los espíritus) por ignorar olímpicamente los pasos de cebra y cruzar las calles por donde Dios les daba a entender. En el fondo era una manera de reclamar el derecho de la sociedad sobre el Estado hipercontrolador e hiperregulador. O algo así. El caso es que el lema ha hecho fortuna y ahora se utiliza a todas horas y con cualquier propósito.

Actitud hispana, actitud carlista. O el famoso: "España y yo somos así, señora" de Foxá.

Háganse todas las acotaciones, reconvenciones y llamadas al "realismo" que se quieran. Al final esto no es más que una pequeña muestra anecdótica de cierto espíritu inconformista que resulta absolutamente necesario para sobrevivir al post-modernismo.

Es como cuando los posibilistas de guardia nos espetan aquello de: "Lo primero que tenéis que hacer si queréis tener algún éxito en política es cambiaros el nombre ese de carlistas". O lo de: "Es que las cosas que decís son muy radicales, para hacer llegar el mensaje deberíais de quitar toda referencia religiosa, etc, etc..". Al final se trata de "adaptarse a los tiempos" adulterando por completo el mensaje.

Y claro, uno empieza declarándose anti-confesional (por ejemplo) para "adaptarse a los tiempos" y acaba utilizando a la Iglesia para sus fines, y de postre manipulando de forma descarada y lamentable lo que la Iglesia hace o dice.

Viene todo este rollo a cuento de la fundamental entrada de Seneka desenmascarando detalladamente las más que deplorables tácticas de agit-prop utilizadas por los señores de HazteOir en su obsesión por someter la vida a referendum.

Y ¡ojo! si que creo que se puede adaptar el mensaje, pero en ningún caso eso pasa por renunciar a la esencia. No confundamos la pereza mental con una buena estrategia de comunicación.


ACTUALIZACION: Seneka vuelve al ataque está vez por razón de nuevas manipulaciones de los de HO sobre el primado de México.

27 comentarios:

Gonzalo dijo...

Jajajajaja. Esta frase me la apunto.

Esta mañana cuando he leído a Séneka he preferido no comentarle por no escribir palabras malsonantes allí, pero tiene... bemoles la cosa.

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Hace unos días acudí a una reunión preparatoria de un nuevo partido político (sí, uno más...)de impronta católica. Acudieron dos carlistas, una pareja joven, a reventar el acto haciendo las tipicas observaciones-pregunta-trampa que suele hacer un chaval progre en la uni para llamar la atención...

Entre ellas me llamó la atención la propuesta que hacían de un Estado confesional. Al respecto los carlistas pueden ponerse como quieran, pero las cosas están así:

Punto 556 del compendio de DSI: « Vivir y actuar políticamente en conformidad con la propia conciencia no es un acomodarse en posiciones extrañas al compromiso político o en una forma de confesionalidad, sino expresión de la aportación de los cristianos para que, a través de la política, se instaure un ordenamiento social más justo y coherente con la dignidad de la persona humana »

Para los que crean que es la Iglesia de hoy la que se equivoca, recomiendo la última encíclica del Papa en la que dice:

No hay dos tipos de doctrina social, una preconciliar y otra postconciliar, diferentes entre sí, sino una única enseñanza, coherente y al mismo tiempo siempre nueva. Es justo señalar las peculiaridades de una u otra Encíclica, de la enseñanza de uno u otro Pontífice, pero sin perder nunca de vista la coherencia de todo el corpus doctrinal en su conjunto. Coherencia no significa un sistema cerrado, sino más bien la fidelidad dinámica a una luz recibida.

Es decir, que hay que dar el callo en la política, yendo con la verdad por delante -cosa difícil- pero ante todo, siendo humildes para admitir el error y además entendiendo que a veces la mejor estrategia se da de cabeza con la táctica que aconseja el sentido común.

Un saludo.

Enneas dijo...

Llevado a sus últimos extremos luchar por ciertos valores conlleva estar siempre en el bando de los perdedores (aparentemente).

Los que luchan por la libertad (entiéndase bien el uso del término), están condenados a estar siempre al otro lado del poder, independientemente de quien gobierne.

Puede ser menos efectivo, pero desde luego es más romántico. Ánimo.

Jorge P. dijo...

Daniel, ¿tienes la obligación, tú como persona, de amar a Dios, obedecerle y adorarle? un católico (y tú lo eres) respondería que sí.

Tú y dos más, ¿tenéis la obligación de amar a Dios, obedecerle y adorarle? un católico (y tú lo eres) respondería que sí.

Tú y todos tus vecinos, ¿tenéis la obligación de amar a Dios, obedecerle y adorarle? un católico (y tú lo eres) respondería que sí.

Tú y toda tu ciudad, ¿tenéis la obligación de amar a Dios, obedecerle y adorarle? un católico (y tú lo eres) respondería que sí.

Tú y toda tu región, ¿tenéis la obligación de amar a Dios, obedecerle y adorarle? un católico (y tú lo eres) respondería que sí.

Tú y toda tu patria, ¿tenéis la obligación de amar a Dios, obedecerle y adorarle? Eso es la confesionalidad y, como dices, la doctrina de la Iglesia, ahora y siempre, se ha mantenido coherente en este punto.

Lo incoherente sería decir que en alguna de las escalas anteriores no se tiene obligación de amar, obedecer y adorar a Dios, y eso es el aconfesionalismo.

Además, sólo por sentido práctico, ¿qué ha pasado con todos los partidos “cristianos” que han renegado del confesionalismo? Pues que han renegado del cristianismo.

Saludos

Seneka dijo...

Embajador: no creas que ha sido plato de buen gusto escribir el artículo. Menudo cabreo. Eso si, te lo aseguro: esto es para mí el punto de inflexión en lo que se refiere a consideración y respeto por la actividad que en adelante se desarrolle desde HO.

D. Daniel: ya me perdonará el Embajador que me explaye, pero permítame alguna observación:

0.- No sé a que vienes el off-topic, pero personalmente me alegra comprobar su evidente desahogo.

1.- lo que tiene que tener ese partido del que habla es ESENCIA y FUNDAMENTO católico. La impronta ya se la dará la praxis ... si Dios quiere.

2.- El punto del compendio al que hace referencia es, exactamente, el 566. Sobre esto, dos puntualizaciones:
2.1.- El texto extractado no contradice en absoluto la posibilidad del estado confesional.
2.2.- No encontrará en toda la DSI un sólo punto que entre en contradicción con la confesionalidad del estado. Es más, el párrafo del mismo punto 566 que usted ha omitido apunta más bien en el sentido contrario:
" Los cargos de responsabilidad en las instituciones sociales y políticas exigen un compromiso riguroso y articulado, que sepa evidenciar, con las aportaciones de la reflexión en el debate político, con la elaboración de proyectos y con las decisiones operativas, la absoluta necesidad de la componente moral en la vida social y política. Una atención inadecuada a la dimensión moral conduce a la deshumanización de la vida asociada y de las instituciones sociales y políticas, consolidando las « estructuras de pecado »"

3.- Efectivamente, en lo que SS Benedicto XVI ha dado en llamar la hermeneútica de la comtinuidad es donde está la clave para sostener lo que he apuntado antes.

4.- Por supuesto que hay que actuar con humildad. Ahora bien, reconocer el error no significa asumirlo ni tolerarlo. Y eso cuenta para todo quisque.

Enneas: ¿romántico? Non xodas, home!

Seneka dijo...

Muy bien explicado, Jorge. Me quito la boina.

Anónimo dijo...

Decía un amigo mío, suizo para más señas, que respetar los pasos de cebra, máxime cuando no se acerca ningún vehículo, era cosa de alemanes.

Ahora gracias a usted tengo una nueva frase relacionada con el urbanismo regulador de papá Estado.

Rise.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

En Roma, además, es mucho más fácil cruzar por cualquier sitio que por el paso de cebra donde un buen romano nunca se detendrá. Y, si no, que se lo pregunten a los turistas japoneses.

Enneas dijo...

Ejem... Permítaseme una objeción Jorge P.

En mi opinión la cuestión del confesionalismo no pasa del mero nominalismo.

Antes de la reforma, las naciones eran católicas y punto. No tenían necesidad de llamarse católicas porque lo eran. Es por oposición/reacción que durante una éopca en la historia algunos (ya) Estados deben marcarse como católicos frente a los que se llamaban de otra manera. Hasta entonces, todo el orbe era cristiano. Pero insisto en que lo era.

Por tanto, en mi opinión, la reconquista debe ser en orden a que España (dado el caso) vuelva a ser católica, lo que no pasa necesariamente porque vuelva a llamarse católica.

Entiendo que puede parecer de perogrullo pero creo que es una importanto distinción pues así se manifiesta la DSI.

Terzio dijo...

Bueno! No conocía aquellas fotos y me he pasado un rato (¡por tu culpa, por tu culpa, por tu gran culpa!!!) auto-cotilleando las fotitos.

Que no me negarás que iban requete-guapas las sevillanas (los sevillanos item) con sus bóinas!!!

Pero la foto que me ha llamado la atención es

esta

¿Una profecia-alegoría de la crisis avant la lettre??? ¿O es que andábais fatal de medios para pagar una pizza decente?

Verdaderamente, la foto me ha traumatizado!

'

Seneka dijo...

No es una cuestiónde de mero nominalismo. Siendo cierto que de lo que se trata es de redimir (más que reconquistar) la sociedad, el "título" de católica tendría su razón de ser en la esencia de la misma, y no en un acuerdo previo de carácter político.

Entender la centralidad del Misterio de la Encarnación es lo que está en el fondo de todo ésto. Es curioso cómo un judío como Neusner puede entender esto perfectamente, y a un católico español le pasa desapercibido.

Seneka dijo...

Pto. 383 compendio DSI

La Iglesia anuncia que Cristo, vencedor de la muerte, reina sobre el universo que Él mismo ha rescatado. Su Reino incluye también el tiempo presente y terminará sólo cuando todo será consignado al Padre y la historia humana se concluirá con el juicio final (cf. 1 Co 15,20-28). Cristo revela a la autoridad humana, siempre tentada por el dominio, que su significado auténtico y pleno es de servicio. Dios es Padre único y Cristo único maestro para todos los hombres, que son hermanos. La soberanía pertenece a Dios. El Señor, sin embargo, « no ha querido retener para Él solo el ejercicio de todos los poderes. Entrega a cada criatura las funciones que es capaz de ejercer, según las capacidades de su naturaleza. Este modo de gobierno debe ser imitado en la vida social. El comportamiento de Dios en el gobierno del mundo, que manifiesta tanto respeto a la libertad humana, debe inspirar la sabiduría de los que gobiernan las comunidades humanas. Estos deben comportarse como ministros de la providencia divina ».

El mensaje bíblico inspira incesantemente el pensamiento cristiano sobre el poder político, recordando que éste procede de Dios y es parte integrante del orden creado por Él. Este orden es percibido por las conciencias y se realiza, en la vida social, mediante la verdad, la justicia, la libertad y la solidaridad que procuran la paz.

Seneka dijo...

Esto es como el cuento de nunca acabar. Por favor, visitad
el último post

Embajador en el Infierno dijo...

Gonzalo- Si, cuando el sujeto soltó la frase la carcajada fue monumental.

Daniel- Creo que Seneka y Jorge P. ya te han contestado bastante bien a lo de la DSI de modo que no voy a volver sobre el tema. Me quedo con una duda: ¿Qué quieres decir con eso de "Acudieron dos carlistas, una pareja joven, a reventar el acto"?. ¿Armaron bulla, montaron jaleo, interrunpieron a los oradores de forma grosera?.

Enneas- Si, hubo Uno que también "apostaba por los valores" y acabó clavado en una Cruz. Pero creo que de romántico tenía poco.

Seneka- Estoy contigo. No soy fan de HO precisamente pero siempre he procurado en este blog contener mis impulsos. Resulta que la cosa ha pasado del posibilismo estéril y simplón a manipulación descarada de la Jerarquía. Cruzar esa línea muestra la desesperación que tienen en el cuerpo por la monumental cagada. Lo elegante hubiera sido retirar la caca con cuidado y no huir hacia adelante de esa forma. Al final al problema de no tener claro los principios se une el vivir del activismo. Todo vale para proteger las lentejas.

Rise- Pues nada hombre, sírvase a gusto.

Subdirector- Claro, Roma sigue siendo católica hasta en los pequeños detalles.

Terzio- No se líe usted. Esa foto es de después de la batalla y a la hora de la siesta y el cafe. La comilona ya había tenido lugar sentados en el suelo contra la tapia del río enfrente del Castillo de Sant Angelo. Muestra el cansancio de los esforzados guerreros, los cuales, por cierto, estaban perfectamente sobrios.

Y si, las sevillanas son muy guapas y además la boina sienta estupendamente, sobre todo a las que la saben llevar con gracia y salero (not me).

Terzio dijo...

Venga-enga-nga!!!

Si teneis cara de tedium vitae y un bote de bicabornato en la bandeja!...(y un culín de agua en las botellas!!!).

,

aukeran dijo...

Sr. Ballesteros:

1.- Lo que dice el punto 556 es que cuando un político católico trabaja con temas en los que tiene libertad de conciencia, no debe actuar como un "iluminado" que actua como si Dios le dictara al oido las decisiones que va tomando. Este punto 556 debe leerse en el contexto de explicación del concepto de laicidad que proporciona el compendio de la DSI, donde se detalla en que ámbitos el político debe actuar en conciencia y en cuales debe actuar en obediencia.

2.- En Europa existen varios Estados confesionales (algunos confesionalmente religiosos y otros confesionalmente laicos). En muchos existen expresas menciones a Dios en sus constituciones. No se tiene que tener complejos al respecto; nuestros oponentes han lavadocerebros para que esta demanda parezca una demanda propia de "extremistas peligrosos" cuando no es cierto.

3.- El carlismo ha seguido y sigue siempre fielmente y con fidelidad a Roma desde hace 176 años, obedeciendo siempre.

4.- El carlismo da el callo en política como el que más y va con las verdades por delante, sin ningún complejo. Los dos carlistas de la reunión seguramente expusieron las contradicciones que aparecen al pastelear con el Sistema, lo cual seguramente le da un escozor a más de uno. Me han dicho que el hemoal es cojonudo.

5.- El rollo este de ser mininapoleones con tácticas, estrategias no produce ningún resultado, vease los últimos 25 años con los Rajois/Zapateros y los anteriores 150 años con los Canovas/Sagastas de turno, que acaban sistematicamente endiñandola a los crédulos, con/sin mantequilla, depende.

6.- Nuestros oponentes políticos no son humildes y no reconecen sus errores. Imponen sus posiciones amedrentando, achantando, expulsando, manipulando, engañando, legislando abusivamente, depidiendo, encarcelando y aumentando su represión día a día con más policia, más multas, más vigilancia sobre nuestros correos, sobre nuestros dineros y sobre cualquier aspecto de nuestra vida. Si ellos juegan a ese juego yo no ire de humilde tontín bondadista reconocedor de errores.

rojobilbao dijo...

Citaré al Cardenal y que cada cual saque las oportunas conclusiones:

“Se han burlado de la sociedad, la familia y los valores del pueblo mexicano, al rechazar la solicitud formulada tanto por instituciones como por personas, quienes exigieron realizar un referéndum entre la población”
(...)
" y se haga lo necesario para defender constitucionalmente a la familia, comprometiéndose los fieles laicos a evitar, por cauces legales, estos atropellos contra la sociedad misma y sus valores más preciados."

rojobilbao dijo...

"En el fondo era una manera de reclamar el derecho de la sociedad sobre el Estado hipercontrolador e hiperregulador."

Yo cambiaría "individuo" por sociedad, que la sociedad puede ser también hipercontrolador e hiperregulador y asfixiarnos igual.

rojobilbao dijo...

Daniel, ¿pueden los sauditas desear un estado aconfesional? Pues no pidas peras al Olmo. El carlismo es lo que es y está definido hace mucho.

Embajador en el Infierno dijo...

Rojobilbao- Si acaso diría "persona", lo del individuo es una entelequia ideológica que no existe en la realidad. Y en cualquier caso puestos a asfixiarnos hasta los propios individuos se las pueden pintar solos para auto-asfixiarse.

rojobilbao dijo...

Suelo preferir individuo a persona, porque personas hay físicas y jurídicas (me asquea que ambas puedan ser consideradas "persona" en ámbito alguno)

Seneka dijo...

Je, esto me recuerda lo que decía uno del pueblo de mi madre:
"Pase que me llamen hijoputa, pero eso de que me llamen "ndividúo" no lo soporto".

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Ya rojobilbao, lo sé... pero lo de la confesionalidad del Estado está completamente fuera de la DSI.

Embajador: sí, han dado respuesta, podría hacer una contrarréplica, pero no sé por qué me da que no serviría de mucho, así que dejo que cada cual saque sus propias conclusiones de lo que yo he escrito y lo que ellos han replicado. En todo caso, la confrontación con el Magisterio Eclesial me trae a la mente aquello de (lo digo de memoria) "pobres como mendigos, puros como ángeles, soberbios como demonios" que le dijo el enviado para investigar a los jansenitas, Bossuet, al Papa Clemente XI. Punto y aparte del excelente nivel intelectual y fe de los carlistas, que admiro profundamente.

Por otro lado, sí: trataron de reventar el acto, haciendo preguntas infantiles y extemporáneas. Por no hablar de su supuesta "valentía" cuando ocultaban su rostro ante el cámara que estaba grabando el acto, ante las fotos, cuando se marcharon antes de que finalizase el acto, cuando soliviantaron a todos los católicos de la sala en su contra... bueno, menudencias.

Embajador en el Infierno dijo...

Daniel- Tu primera frase del último comentario es directamente falsa. Creo que antes de hacer esa clase de afirmaciones deberías estudiar un poco la doctrina de la Iglesia.

Para no cansar mucho llamo tu atención sobre el punto 2244 del Catecismo de la Iglesia Católica que dice: "Toda institución se inspira, al menos implícitamente, en una visión del hombre y de su destino, de la que saca sus referencias de juicio, su jerarquía de valores, su línea de conducta. La mayoría de las sociedades han configurado sus instituciones conforme a una cierta preeminencia del hombre sobre las cosas. Sólo la religión divinamente revelada ha reconocido claramente en Dios, Creador y Redentor, el origen y el destino del hombre. La Iglesia invita a las autoridades civiles a juzgar y decidir a la luz de la Verdad sobre Dios y sobre el hombre:

Las sociedades que ignoran esta inspiración o la rechazan en nombre de su independencia respecto a Dios se ven obligadas a buscar en sí mismas o a tomar de una ideología sus referencias y finalidades; y, al no admitir un criterio objetivo del bien y del mal, ejercen sobre el hombre y sobre su destino, un poder totalitario, declarado o velado, como lo muestra la historia. "

Hay mucho más sobre este asunto, incluso encíclicas enteras con las que sospecho no estás muy familiarizado. Te animo a que las busques y las leas.

No me parece muy elegante, por decirlo finamente, que renunciando al debate elijas el camino del insulto personal. Dice muy poco sobre ti. Se puede renunciar al debate muy legitimamente sin necesidad de escupir a la cara.

Finalmente, tu respuesta a mi pregunta sobre la joven pareja carlista confirma lo que muchos ya pensábamos: hicieron preguntas "incómodas" pero perfectamente legítimas en un católico, que no tuvieron respuesta, porque la respuesta es todavía más incómoda que la pregunta. A esto, es decir, a poner al personal delante de sus contradicciones se le suele llamar eufemísticamente "crear mal ambiente". Por lo menos tu has sido sincero y has evitado el eufemismo. Y si, fueron valientes por saltar al ruedo. Lo que no son es tan idiotas como para dejarse "fichar" estupidamente. Pero supongo que jode ver como hay gente que es capaz de saltar al ruedo ellos solos y sin apoyo de ninguna masa, por eso lo mejor es denigrarlos. Queda como muy católico.

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Embajador: no pretendía insultar, sino ilustrar con un ejemplo histórico que hasta los católicos más fervorosos se pueden equivocar por orgullo o cabezonería o simplemente por pretender -con toda la buena voluntad del mundo- ser más papistas que el Papa. En todo caso os pido disculpas por la frase elegida y en mi descargo te recuerdo que también he soltado algún que otro reconocimiento al carlismo. Supongo que si haber soltado la primera frase habla mal de mi, estas disculpas y lo último que escribo lo harán mucho mejor.

La cita que tú haces no habla nada de confesionalidad, la que he referido yo sí, y de forma muy explícita y clara. Creo que, en esta cuestión, el carlismo se agarra a un clavo ardiendo. Respecto a lo de HO... no estoy de acuerdo con su referéndum -aunque de hacerse todos esperamos que se haga decentemente y además triunfe- y en eso estamos juntos, poco me importa que un carlista piense diferente.

Por otra parte, no es necesario un Estado confesional para defender las verdades acerca del hombre y la fe que sostiene la Iglesia. Basta con formar un partido político católico potente que aglutine corrientes católicas y consiga llegar al poder para cambiar ciertas cosas: la primera el aborto, la segunda el modelo educativo y así sucesivamente hasta ir modelando la sociedad al modo católico.

En esas estamos algunos, otros -como aquella pareja- persiguen enfrentarse fútilmente con otros católicos en base a la cuestión de la confesionalidad. (Hago un apunte: los defiendes sin saber a qué corriente carlista pertenecían y sin hacer crítica a su maleducada forma de hacer propaganda).

Y lo mejor fue que nadie les llamó: fueron ellos los que vinieron por voluntad propia a ver si fichaban a alguien. Por último no han creado mal ambiente, sino que han salido escaldados demostrando que el "sensus fidei" de la comunidad cristiana -respaldado por la doctrina- funciona a las mil maravillas.

Por último cabe decir que la chica ya era conocida por haberla "armado" antes ¡en la presentación del libro antiaborto "Déjame Nacer"!. Y en su descargo cabe decir que, al parecer, es una mujer comprometida en la defensa de la mujer embarazada. Lo cortés no quita lo valiente.

Un saludo.

Seneka dijo...

A ver, D, Daniel ... varia cosas:

1.- El problema no es que la confesionalidad no entre en la DSI, sino que no encaja con su concepción liberal del estado. Todavía está usted por citar un sólo párrafo dela DSI en que se contradiga la compatibilidad de la Doctrina con la existencia de un estado confesional.

2.- Permítame que le haga una corrección fraterna. No se si es incapacidad dialéctica, soberbia o las dos cosas, pero es usted quien ha zanjado el debate. Ni JorgeP ni yo hemos demostrado en ningún momento de nuestras intervenciones esa soberbia que usted nos endosa gratuitamente. En el mejor de los casos podría tratarse de un estado de ignorancia del que no parece que usted esté dispuesto a sacarnos, faltando así a un elemental deber de caridad cristiana (que es lo que me lleva a mi a contestarle, porque maldita la gana o la necesidad que tengo de ello).

3.- Siguiendo su hilo discursivo acerca de la actitud de esos jóvenes carlistas (¿se identificaron cómo tales o usted dedujo que no les cabía otra etiqueta?) habría que colegir que usted no ha entrado en este hilo con otro propósito que el de reventarlo. ¿E o no e?. Yo creo que no, como tampoco creo que la pretensión de aquellos jóvenes fuese otra que la de (como indica el Embajador) hacer patentes las contradicciones constantes de quienes quieren ahormar el Magisterio eclesial a su concepción ideológica del mundo. Y, que quiere que le diga ... ojalá pudieran contar ustedes con jóvenes con ese arrojo y claridad de ideas en su nuevo partido de "impronta católica".

Ea, con Dios.

Embajador en el Infierno dijo...

Daniel- Aclarada queda la mención a los jansenistas. Y aquí nos podemos equivocar todos, eso está más que asumido, lo cual no puede ser obstáculo para dejar de decir las cosas.

Perdona que suene un poco áspero, pero si de verdad no ves que el párrafo que te pongo habla de confesionalidad de manera explícita entonces es que no sabes lo que significa el concepto de confesionalidad.

Agarrarse a un clavo ardiendo es citar ese punto del compendio de la DSI ignorando la rica y amplia doctrina de los Papas que existe a este respecto, aparte de las sustanciales razones que han aportado otros. En serio, no sigas por ese camino.

Por no ser necesario, no es necesario nada, nos basta con la Gracia de Dios.