lunes, febrero 8

Las cosas cambian, vaya que si cambian

Leo en el blog italiano Messainlatino el anuncio de la celebración, un domingo al mes, de la misa según la forma extraordinaria del rito en la Basílica de San Eugenio de Roma. Esta basílica está fuertemente vinculada al Opus Dei, tal como se puede leer aquí.

Hay comentarios sobre el particular en Rorate Caeli y What does the prayer really say?

Los signos de los tiempos están cada vez más claros, pero hay algunos que siguen sin enterarse. Luego vendrán las prisas y se pasaran de frenada, que es lo que suele ocurrir.

23 comentarios:

Jorge P. dijo...

¡Gran noticia! que a algunos nos alegra especialmente, por venir de donde viene y a quien uno debe mucho.

Saludos

Fonso dijo...

Pues la verdad, no sé con qué espíritu lo dice.
Ni el Papa ni el Opus Dei son tradicionalistas.

Seneka dijo...

Bueno, no creo que los que siguen "sin enterarse" vayan a rectificar más adelante.

Lo de la Obra se veía venir, estaba cantado. La celebración en latín (aunque novus ordo) y versus oriens en infinidad de oratorios por todo el mundo dice mucho sobre el amor a la tradición litúrgica en el Opus.

Eso si, ya veremos como cambia la cosa en España.

Seneka dijo...

¿Hay que ser tradicionalista para celebrar según el rito extraordinario?
Por lo demás, no se de ningún Papa "tradicionalista" en la historia de la Iglesia.

Embajador en el Infierno dijo...

Seneka- Yo creo que todos los católicos somos "tradicionalistas" por definición. Eso en lo religioso, en lo político cada uno es cada uno.

Jorge P.- Sabía que te iba a gustar.

Fonso- Lo digo con el espíritu del que ve como las cosas van volviendo a su ser y a la vez observa como otros se empeñan en nostalgias absurdas de cosas que ya han demostrado su ineficacia y esterilidad.

Tal como le digo a Seneka, yo creo que todos los católicos y por tanto todos los Papas son "tradicionalistas" por definición, en el sentido religioso, es decir, en el sentido que creemos que la Tradición es uno de los canales por los que se manifiesta la Revelación. Por eso pienso que etiquetarse o que te etiqueten como "católico tradicionalista" es una absurda repetición.

En el sentido político unos somos tradicionalistas y otros no. Y además hay muchos tradicionalistas políticos que no tienen apego por la liturgia tridentina. Otros si que lo tenemos.

Nicolás Astigarraga dijo...

Gratias tibi, Deus, gratias tibi!

Hoy más que nunca podemos decir:

"No somos los últimos de ayer... ¡somos los primeros de mañana!

Fonso dijo...

He de decir que yo en religión no sé qué es exactamente tradicionalismo. La primera noticia que tuve fue hace más de un año, cuando inicié mi blog, aprox., me encontré con blogs que se decían tradicionalistas.

Los que siguen "sin enterarse" supongo que temen que vuelva el latín y la misa de espaldas. Yo pienso que está claro que el rito extraordinario es extraordinario y el ordinario, ordinario.

Si tradicionalista es tener las cosas claras, pues el Opus Dei será tradicionalista. Pero supongo que preferirá quedarse en el tener las cosas claras.

Si no ha habido noticias antes del rito extraordinario en iglesias públicas o privadas llevadas por sacerdotes del Opus Dei, supongo que será por conocer bien antes el rito y preparar convenientemente los misales correspondientes.
No creo que si en San Eugenio celebran una vez al mes una Misa según el rito extraordinario, con el permiso correspondiente, sea un avance o un retroceso de nada.

Embajador en el Infierno dijo...

Nicolas- Precisamente.

Fonso- No la cosa tiene bastante más enjundia que miedos a que quiten la Misa de espaldas a Dios o de que se haga caso a lo que dijo el Concilio Vaticano II y por tanto se recupere el latín en la Misa, o de que estos o los otros tengan no se que cosas claras u obscuras.

Se trata de la recuperación de la identidad católica. El actual Papa va de eso, y muchos que deberían enterarse, no se enteran o no se quieren dar por enterados. Luego, como digo arriba, vendrán las prisas y el pasarse de frenada.

Y por supuesto que el hecho de que se celebre la forma extraordinaria del rito en San Eugenio es un gran paso adelante en el seguimiento de los deseos del Papa.

Los grandes edificios se construyen ladrillo a ladrillo.

Rodrigo dijo...

Cuentan que San José María, fundador del Opus Dei, mandó que sus “discípulos” guardaran los misales de la Misa Tridentina...Como esto lo ha dicho uno de los principales santos del S.XX (que por cierto, rezó la Misa Tridentina hasta el fin de sus días), empieza a oler a profecía… Por lo que vemos, algunos miembros del Opus Dei empiezan a desempolvarlos, lo cual no deja de ser una buena noticia...

Seneka dijo...

Embajador: sé que lo que voy a decir no gustará entre muchas personas de nuestro ambiente cultural y político, pero creo que en un católico cabal, fiel al Magisterio y la Tradición de la Iglesia, y por tanto al Papa, la etiqueta de tradicionalista no cabe. Porque sólo se podría entender como oposición a "progresista", que nada tiene que ver con ser católico. La Iglesia es Una, Santa, Católica y Apostólica. Esa es la brújula del cristiano, y en ella se contiene toda la secular tradición de la Iglesia. No creo que las posturas asociadas a los -ismos diversos tengan nada que ver con lo más puro y auténtico de esa tradición, ni creo que le hagan ningún bien a la Iglesia. "Tradicionalista" no deja de ser, así, una etiqueta modernista más, por más que pensemos que es una muleta semántica que nos ayude a entender las cosas.

Tengo una visión muy parecida respecto al tema de izquierdas y drechas en política: no es más que una engañifa dialéctica para desviar al personal de lo fundamental.

Fonso: ahora te entiendo. Creo que las cosas van por donde dices. En cualquier caso, en la Obra el uso del latín está muy extendido y la celebración de espaldas se da en muchísimos oratorios, en general pequeños (la disposición del altar lo hace necesario, aunque a mi no me cabe duda de que esto siempre fué un "delicioso" pretexto para hacer las cosas bien hechas ;) ). Lo que ocurre es que estas cosas se hacen siempre, o casi siempre, "ad intra".

Terzio dijo...

Pues a mí me parece "in-su-fi-cien-te". Y "tar-de".

1º: Insuficiente porque una Misa un sábado de mes...es quasi nada; menos da una piedra,ya lo sé. Pero digo yo que con tropecientos curas del Opus que habrá en Roma, una Misa un sábado de mes es poquito, poquito, poquito...quasi nulla.

Como estamos tan faltos de "signos" que nos entusiasmamos con un cohete y un globo volando, puede ser que digamos "Oooooohhhhh!!!! Pero no, no hay más, no hay más que eso: Una Misa el 3er. sábado de mes a las 10 de la mañana, que ni siquiera valdrá para el que quiera cumplir el precepto del Domingo, cuando pudiera haber más, mucho más.

2º: Tarde porque hace dos años y medio (dos años y seis meses) que se publicó el Motu Proprio. Conque aviados vamos si la obsequiosa obediencia al Papa se toma estas "prisas" para complacer, entender, prestarse y obedecer. Y, repito, teniendo medios, tantos y tan buenos medios.

Al final, con estas cosas, se me presentan/me surgen tantas dudas, tantas sospechas.

Que muy bien, que algo es algo, que por algo se empieza y que vamos a ser "positivos". Y todo eso que se dice. Vale, vale.

Pero insisto: Poquito y tarde.

'

Maestro Gelimer dijo...

Ayyy, las palabras, siempre las palabras. Estoy muy de acuerdo con Embajador y con Seneka.

"Tradicionalista" en lo político es para mí una actitud contra-revolucionaria. Nada de conservador, mucho de reaccionario. Pero también reconozco que con estos términos -"etiqueta modernista" dice Seneka con mucha razón- siempre vamos a remolque de quienes hacen la "revolución", de quienes causan la acción contra la que reaccionamos... Ufff: parezco filósofo, me pierdo con las palabras.

No empleo "tradicionalista" en lo religioso, pues en lo religioso un católico -como bien apunta Embajador- no puede ser otra cosa que tradicional.

Sería, para empezar, muy oportuno hacer un diccionario. Digo yo. Así muchos se pondrían de acuerdo con lo esencial. ¿O pasaría todo lo contrario? ¿Qué piensan ustedes?

Embajador en el Infierno dijo...

Seneka- Estamos hablando, tu y yo, de lo mismo desde perspectivas distintas y complementarias.

Los únicos modificadores que acepto para mi catolicismo son los de "Apostólico" y "Romano". Ya está. No hay más. Todo lo demás son intentos de aplicar a la religión categorías que no le corresponden.

Rodrigo- En eso mismo estaba pensando yo.

Terzio- Bueno, es el viejo dilema de la botella medio llena o medio vacía. Es la segunda iniciativa de este estilo que toma el Opus Dei en Roma. En el artículo en italiano describe la otra, la primera.

¿Podrían haber hecho más?. Desde luego que si.

Maestro- Yo creo que el diccionario lo debemos hacer nosotros con el uso ¿no le parece?. Eso de imponer cosas desde arriba es un asunto bastante liberal.

Terzio dijo...

¿Medio llena???? ¡Pero sin dos gotas!!!

Y la otra "iniciativa" no ha sido "iniciativa". Ha sido iniciativa de curas piadosos que han pedido celebrar, motu proprio (nunca mejor dicho), en Sant'Apollinare; estudiantes de la Universidad de la Santa Cruz que han conseguido que se les deje celebrar la Misa, en privado, sin horario, sin fieles previstos, sólo los ocasionales o casuales que se presenten. Nada más.

(Y no me digan Uds. que nada menos).

Con cuentagotas, digo yo, como si estuvieran administrando un licor letal, con pulso y tino, no se vayan a pasar en la dosis y mueran los pacientes por "intoxicación tridentina". O algo así.

¡Bendito sea Dios!!!

Y si estos están así de "restringidos", figúrense cómo estarán los del "espíritu" vaticanosegundero, los aggiornamentistas, los bugninistas y demás tropa liturgico-moderna-ista.

'

Embajador en el Infierno dijo...

Terzio- Por lo menos estamos de acuerdo en que hay dos gotas en la botella, ya no está vacía.

En fin, D. Terzio que no le puedo quitar la razón en lo que dice, pero a mi en el ambiente del Opus Dei en el que he vivido toda mi vida me enseñaron aquello de la fortaleza que se conquistaba no con un asalto frontal, sino por la puertecilla que se abría en un lado perdido de la muralla y por la que se introducía un niñito escuchimizado.

Pues eso, que a mi no se me habría pasado por al cabeza ver al Sr. Prelado de la Obra montando una pontifical por todo lo alto, así como de buenas a primeras. Si no lo hizo ni nuestro ex-primado, ¿quién lo va a hacer?.

Contra-oportunista dijo...

El sr. Vinuesa hace referencia a esta información en el artículo que titula: «Paso a paso (II): El Opus Dei en Roma»
http://infocatolica.com/blog/epistolasmatritensis.php/1002091257-paso-a-paso-ii-el-opus-dei-en

Es de felicitar el respeto con el que el sr. Vinuesa trata ahora al Opus Dei. Esperemos que este cambio de actitud, diferente al de cuando escribió aquello de «No negaré aquí el poder de Saurón, digo, del Opus» (“The Wanderer”, 24 de marzo de 2007) no sea una mera pose:

«Charlas de Quincho Tradicionalista II - Instituto de Cristo Rey»
http://caminante-wanderer.blogspot.com/2007/03/charlas-de-quincho-tradicionalista-ii.html

Miguel Vinuesa dijo...

Muy señores míos,
Retomando el porqué el ICR no se estableció en la Argentina, existe una tésis que dicta que el Opus Dei no quiere tener "a nadie a su derecha" para que ellos aparezcan, a ojos de la sociedad, como un grupo afincado en la tradición...
No negaré aquí el poder de Saurón, digo, del Opus, pero tengo que decir que, si bien no hay rastro de ellos en Buenos Aires, tengo entendido que, por lo menos existen en la ciudad de Rosario.
Todo esto lo confirmaré a la mayor brevedad, pues tengo que consultar a uno de los sacerdotes del ICR que, además de Argentino, vive aquí en Madrid.
Mis más respetuosos saludos,

MVM.

29 de marzo de 2007 12:06

Terzio dijo...

A lo mejor es que son "homeopático-litúrgicos".

Esto es, que deben tomárselo como la homeopatía, con micro-gramos del principio medicinal disueltos en mucha agua. Pues por el estilo, o una cosa así.

Poquito a poco y despacito y buena letra. Total, si al final todo va resolverse en la Eternidad, ¡para qué tanta prisa!

¿No?

'

Embajador en el Infierno dijo...

Bueno, es una manera interesante de verlo y posiblemente no demasiado desencaminada.

Fonso dijo...

Por lo que veo, a algunos les gustaría que el rito tridentino, al cual deseo conocer, fuera el ordinario.
Pero es una "devoción" no derogada "rescatada", no reinstaurada (o como fuera o fuese). Y pareciera que nos gustara ponerla de moda.
Igual confundimos al Opus Dei con el SFPX (o como se llame). Y tienen poco que ver. O quizás algunos se piensan que son más opusistas que el opus.
Lo que sí puedo decir, ya que esto previo no es más que un embrollo mental, es que en el Opus Dei no se ven las cosas asín.
No me preguntéis mucho porque no soy portavoz de nadie, ni mucho menos legitimado.
Pero si no lo digo, reviento. jejeje

Embajador en el Infierno dijo...

Fonso- No quiero sonar áspero pero si que creo que debo advertírtelo para que evitar que metas la pata por simple desconocimiento de los comentaristas de esta bitácora, a los cuales yo si que conozco.

Creo que ni a ellos ni a mi, por diferentes y poderosas razones, nos vas a descubrir nada nuevo sobre como se ven las cosas en el Opus Dei.

Pienso, además, que tu mismo pecas de ser más opusista que el propio Opus cuando afirmas tal cosa.

Como suele ocurrir en estos casos (organizaciones humanas) la multiplicidad de puntos de vista es proporcional al crecimiento de la organización fuera del núcleo duro inicial. De modo que afirmar si las cosas se ven de un modo o de otro dentro de esa organización es algo arriesgado.

Si quieres conocer la Misa tridentina y vives en Madrid puedes darte una vuelta cualquier domingo a las 11.00 de la mañana (o los días laborables a las 8.00) por la iglesia de las Salesas en San Francisco de Sales, 48 . Verás que a menudo uno de los sacerdotes que confiesa durante esa Misa y que posteriormente ayuda a repartir la comunión es un cura del Opus Dei.

Por lo demás la palabra "extraordinario" no quiere decir que solo se deba celebrar en contadas ocasiones. El Motu Proprio del Papa (Summorum Pontificum) es bastante claro con esto. Dicho lo cual, te confirmo, que me gustaría tener la oportunidad de asistir todos los días a Misa según la forma extraordinaria del rito. No veo nada censurable en esto. Por desgracia las disposiciones de nuestro ordinario en este sentido no son todo lo generosas, por decirlo finamente, que nos gustaría.

Fonso dijo...

Núcleo duro inicial!
Ok!

Embajador en el Infierno dijo...

Fonso- ¿Que hay de sorprendente en la expresión "núcleo duro inicial"?

Perlimplín dijo...

Fonso: pues a mí el Opus Dei me pareció y me sigue pareciendo nefasto en su semipelagianismo galopante, y lo que dice el Sr. Vinuesa, contestando al contraoportunista, será porque tiene constancia de ello.