domingo, febrero 28

Virutas de blogosfera (XXXIV)

"La confusión que tienen muchos entre lo escrito en un papel y la realidad es la que les ha llevado a creerse la propaganda oficial según la cual hablar todo el rato de libertad y derechos es lo mismo que ser libre y que tus derechos sean respetados y amparados por el estado. Algunos creen que somos más libres que nunca, cuando lo cierto es que nunca se ha hablado tanto de libertad como ahora. Y una cosa nada tiene que ver con la otra. Es más: hablar mucho de una cosa no es más que una forma de disfrazar la falta de esa cosa de la que tanto se habla."
(Museros en Asando la Manteca)


(...)en ese estado la gente va ansiosa y asustada; en ese estado está España: es lo que interesa, generar miedo, confusión, vehemencia y virulencia porque no tienen nada que ofrecernos, y si la gente se para, se sosiega y piensa, pueden sacarlos a tiros, que lo andan mereciendo hace treinta años.

Por eso el odio al catolicismo: en una de esas rezan un rosario y acaban dándose cuenta de que hay que cambiar el sistema urgentemente y pedir responsabilidades.


This by now is a time-honored tradition, dating back to Ronald Reagan, who convinced the public that he could finance his tax cuts by eliminating "waste, fraud, and abuse." That is, no one need fear that their subsidy was in any danger. Anybody who actually advocates a particular service cut will not be elected, and anybody who actually makes a cut will not be re-elected. But even a person who needs crib notes for simple questions can understand that you cannot cut taxes without cutting expenses. That just drives up borrowing, and borrowing is also a tax, just a tax shifted to the next generation. The Tea Baggers are perfect representatives of this mentality. While I certainly respect their righteous anger, I marvel at their incoherence.
(John Médaille en The distributist review)


Como en el mundo culinario, también en el de la liturgia la novedad ha dejado de ser novedad y se ha revelado artificiosa y engañosa. Antes, por esnobismo, cursilería o curiosidad, o simplemente por probarlo todo y estar a la última, la gente se avenía a pagar conti profumati (para decirlo a la italiana) por llevarse a la boca supuestas exquisiteces, que desnudadas de sus salsas y del artificio de las vajillas, venían a ser viandas bastante magras. Hoy parece ser que se es más exigente y no se está dispuesto a tragar con ruedas de molino por mucha firma de chef y estrellas Michelin que haya detrás. Y es que, como en todo, la tradición es la mejor consejera.
(Aurelius Augustinus en Germinans Germinabit)


Siempre que se toca este tema, aparece el primero de la clase con gafas y voz de grillo para recordarnos y amonestarnos con hastío que el Rey reina pero no gobierna, que somos nosotros el pueblo soberano el que se ocupa de eso porque nos hemos hecho mayores y podemos regir nuestro destino delegando nuestra voluntad en los políticos. Casta representativa y fiel observante de nuestros deseos para dirigirnos a la Utopía-on-the-rocks, y otras tierras míticas por el camino de Oz embaldosado por los derechos universales, fraternales, efervescentes, en una primavera de orgasmos múltiples y risa floja.(...) La verdad es que tiene mérito poseer la siniestra habilidad de encerrar todo un concepto casi inasequible, eterno, gigantesco como es España en un librillo hecho para nos ser leído y mucho menos cumplido.
(McMurphy en Talante Mesetario)


“No es lo que parece, querida”. Es la mayor contribucíón a la metafísica y a la teoría del conocimiento por parte del posmodernismo. Y no es original, sino heredada de los clásicos, aunque con una pequeña modificación. Ellos dírían: “Sí querida, es lo que parece”.
(Noeseso en Noeseso)


Pinchar aquí para leer más virutas de blogosfera

1 comentario:

Persio dijo...

John Medáille desconoce la curva de Laffer, por un lado, y por otro malinterpreta a los del Tea Party, que dicen:

Balance the budget every year. You must only spend what your taxes bring in now. New taxes can only be assessed to reduce long term deficit.

Tea Party Patriots