viernes, marzo 19

"Tronos a las causas, cadalsos a las consecuencias". Episodio número 2345638819283748.......

....en el que Iñaki Gabilondo clama contra la falta de disciplina en la juventud, el "analfabetismo social" y el "desastre educativo español". No, en serio.

¿Este tío no ha leído el "Emilio"?. O a lo mejor si que lo ha leído y por eso dice lo que dice.




Por cierto que, como me señala Natalio, toda situación pésima es susceptible de ser empeorada. Y si no vean el caso que se relata aquí.

9 comentarios:

Museros dijo...

Es que ahora toca la segunda parte, Embajador.

Después de poner tronos a las causas, toca fingir que se ponen cadalsos a las consecuencias para proponer como remedio una dosis mayor aún del mal causante de la situación.

Así se aseguran de que todo siga empeorando durante unas cuantas décadas más.

Embajador en el Infierno dijo...

Muy de acuerdo Museros, de ahí la referencia que hago a si este tío ha leído el "Emilio". Posiblemente se lo sepa de memoria. Cuando uno escucha el video la conclusión es bien clara: los padres son unos inútiles y es el Estado el que se tiene que encargar de los hijos...y de los padres.

Hernandarias dijo...

Estimado Embajador: ubicación geográfica. La carta al lector en cuestión se pulicó en el Diario de Cuyo, el de mayor tirada en San Juan, provincia donde vivo (colindante con Chile).
Corrientes queda en el Noroeste de Argentina, cerca de Brasil.
Cordiales saludos,

Ceriñola dijo...

Este vídeo ya me lo habían hecho llegar por mail, y me quedé de piedra con la cara dura de Iñaki. No hay ni rastro de autocrítica a tantos progres como él, que con sus ideas sobre la educación han llevado la situación al estado en el que está.
Sinceramente, yo creo que si se pone tan duro es por la procedencia social de los protas de su sermón, que no dejan de ser familias acomodadas de Pozuelo, feudo del PP.

Carlos E. dijo...

Lo fascinante de vivir los suficiente es ver estas cosas.

Ver a Gabilondo hecho un carca es sencillamente delicioso.

Gracias, Embajador

Carlos E. dijo...

Tú que eres lector de M. Shea, recordarás aquello de que la historia sucede entre un "¿qué pasaría si...?" y un "¡cómo podríamos haberlo imaginado!"

Este está en la segunda fase

Natalio Ruiz dijo...

Ya me han hecho llorar con este tema.

Sólo quiero agradecer la mención en un blog tan distinguido y diplomático como este. De verdad.

Respetos educativos.

Natalio

Jorge P. dijo...

Ya sabrás de esta noticia, embajador: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/03/23/madrid/1269349866.html

Pero he ahí un nuevo episodio de premisas y consecuencias!

Un abrazo

Jorge P. dijo...

Se ha copiado mal, sorry:

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/03/23/madrid/1269349866.html