lunes, marzo 1

Socializando la culpa

Lo dice Ignacio hablando de la campaña esa donde salen una serie de multimillonarios animando al personal a arrimar el hombro:

No quiero indagar más, es demasiado evidente: ahora quieren si no culpar a la gente, que ya lo han hecho, acabar culpabilizándola porque si “no eres positivo” la culpa de la crisis es tuya, de manera que así se exculpa a los verdaderos culpables. Están huyendo de evitar responsabilidades.

No se donde leí yo hace unos días que esto había sido una especie de iniciativa altruista de un grupo de publicitarios. Bola y gorda, obviamente. Aquí cuentan de quien es la idea y quien la está pagando:

Las Cámaras de Comercio, organismo que preside Javier Gómez Navarro, ideó este proyecto con la idea de movilizar las energías del país en la lucha contra la crisis económica, y lo ha puesto en marcha a través de la ‘Fundación Confianza’.

El tal Gomez Navarro es el clásico sociata con una mansión de aúpa en zona residencial de postín. Un descamisado de toda la vida, para que nos entendamos.

El asunto debe ser serio porque a la campaña culpabilizadora-buenrollista se une el toque de José Bono quien, en fechas recientes (vease), puso las pilas a las terminales mediáticas del sistema para que relajaran el nivel de crítica hacia la clase política en general. Al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa el principal cliente de los medios de comunicación no son sus lectores, ni siquiera las compañías anunciantes, son los partidos políticos. Está bien criticar a este u otro político, está bien poner verde al partido contrario al que te paga, pero lo que no es "responsable" es atacar a la clase política en general porque eso socava el sistema.

4 comentarios:

Maestro Gelimer dijo...

Pues si socava el sistema... Pico y pala: no habría que parar ni para dormir.

Sensei Katorga dijo...

Estamos ante una política farisea que delega en el pueblo el poder de sacar a su España de la crisis mientras miran para otro lado rascándose sus oronda poca vergüenza. Un saludo y una sincera enhorabuena por el blog.

Embajador en el Infierno dijo...

Gracias Sensei (joder, me siento como Karate Kid).

Ignacio dijo...

Es que si hubieran prohibido la blogosfera, eso habría colado; es que necesitan controlar la comunicacion, es que al fin y al cabo somos la ultima trinchera.