lunes, abril 26

Progreso: la revolución en evolución (ACTUALIZADO)

 Lo que va de esto:


a esto:



es que el gobierno de turno se ha dado cuenta que los casquillos en el suelo hacen feo.

O dicho más claramente:

"El foco de la revolución puede estar pasando de la esfera política exterior a la dimensión interna, a lomos de la cultura como vehículo. De esta manera, puede llegar al alma del hombre de un modo inalcanzable para los regímenes violentes que, al alienar a la ciudadanía, también la ponen en guardia. La revolución más efectiva es la que se presenta como liberación. La cultura de la negación, que tardó cuarenta años en dar fruto bajo la presión de los dictadores, ha evolucionado de modo imperceptible y eficiente en los regímenes democráticos, done ha habido muy poca presión que nos pudiera poner en guardia ante la constatación de que lo peor está pasando. Ante nuestra propia sorpresa e incredulidad, constatamos sin embargo que el enemigo no es esta o aquella tiranía sino una redefinición del concepto de persona."

(Tomado de La última escapada, de Michael O'Brien).

Mientras tanto sigamos todos muy preocupados por el pañuelito de la niña mora.

ACTUALIZACION: Por alguna estúpida causa se me olvidó mencionar que la fuente de inspiración de este comentario es esta entrada del blog de McMurphy.

5 comentarios:

McMurphy dijo...

Hola embajador, no va nada. Hemos pensado la misma imagen, indeed.
Un abrazo

P. Eduardo Guzmán dijo...

La tiranía de la democracia... quien piensa diferente a lo establecido, "es reo de muerte, crucificadlo".

Cualquiera abre el pico por lo del Valle... ¡fusilamiento políticamente correcto!

...ya vendrán los incorrectos.

Little screamo dijo...

Crucificadlo ya no, señor Guzman, ahora es "Lapidadlo"....

Embajador en el Infierno dijo...

McMurphy- Gran cagada la mía, porque de hecho ha sido tu post el que me ha inspirado. Ahora corrijo.

Eduardo y Screamo- Ahora la muerte es social no corporal, menos violenta y más aceptable.

Hernandarias dijo...

Es Gramsci. La revolución cultural mata el alma, la violenta el cuerpo.