martes, abril 6

Virutas de blogosfera (XXXVI)

"La Revolución no cesa de avanzar desde aquel lejano 1793 vandeano, y lo hace a lomos de la ideología que en cada momento le sirve la oportunidad, ya sea desde el conservadurismo, el liberalismo o el progresismo de todo pelaje. A las pequeñas víctimas de hogaño no se les despedaza con los cascos de los caballos republicanos sino con el frío metal de los aparatos quirúrgicos. No son ahogados en los ríos de la comarca, sino que mueren ahogados en su propia sangre. Sus restos no desaparecen entre las ruinas del templo o en el fondo de la ciénaga, sino en una moderna estación de tratamiento de residuos. Pero el hecho sigue siendo, en lo fundamental, el mismo; la Revolución es el primer enemigo del hombre. Desde antes, incluso, del milagroso instante de su concepción. "



"Su obra daba una visión castellana, tradicional, correcta, de la vida: ésta no es algo divertido, ni amable, ni justo; uno tiene un deber que cumplir, unas responsabilidades, y no por cumplirlas va a ser premiado o feliz. Por sus novelas pasan personajes honestos, trabajadores, serios, buenos amigos, buenos hijos. Por supuesto, ya no es lectura obligatoria de los niños españoles. "
(Fernando en En Madrid)



"Cualquiera que tenga entre 40 y 50 años tiene un test claro delante: su padre más o menos trabajó, pago una casa, la vida de una familia, seguramente dio estudios a sus hijos y su mujer no trabajó nunca y aunque hubo malos momentos vivieron bien: ahora, con dos sueldos nadie llega a nada por su propio trabajo: ¿donde está el avance? "



"Una de las causas de la crisis total que sufre España en la actualidad (crisis espiritual y material) reside en la aversión que el burgués tiene contra el campo. El burgués, como desertor del terruño, vive para renegar de sus orígenes campesinos. Desprecia a los labriegos que fueron sus abuelos y bisabuelos... Y, por ende, termina burlándose del labrador como tipo humano rústico. Debido a esa animadversión propia del renegado, el nuevo rico, prófugo de los labrantíos, fingió la aristocracia que no tenía, ocultó su procedencia rural y vino con ínfulas de príncipe de los negocios. Así el campesino (que es decir el hombre rural) pasó en el imaginario social a ser el "paleto", el "cateto", el "pueblerino" y su caricatura sirvió para el hazmerreír de los "ciudadanos". Es curioso: nunca se hicieron más películas en España con el "cateto" como fuente de risotadas y burlas que en la transición democrática. Era un síntoma: nos estaban desarraigando del terruño, de las viejas tradiciones piadosa"
(Maestro Gellimer en Libro de horas y hora de libros)


"Quiero volver, para terminar a una reflexión que ya apunté hace no mucho: Hasta hace cuatro días, hablaba uno de derogar leyes abortistas, y te tachaban de "purista", "extremista" y no sé cuántas cosas más, porque, por lo visto, había que olvidarse de derogar leyes, ya que lo importante era "concienciar". Sin embargo, desde que algunos políticos del PP han pronunciado la palabra "derogar", resulta que los mismos que decían que eso era una tontería, aplauden a rabiar y celebran ruidosamente (ya no hace falta "concienciar" a millones de españoles para derogar nada, parece ser) lo mismo que, cuando no lo hacía el PP, resultaba ser una idea funesta y condenable que amenazaba con arruinar una genial estrategia (una genial estrategia que nunca ha consistido en otra cosa que en llevar al PP a la Moncloa, claro). "
(Museros en Asando la manteca)


Pinchar aquí para leer más virutas de blogosfera.

14 comentarios:

Gonzalo dijo...

La pregunta de Ignacio es absolutamente demoledora.

Seneka dijo...

Gracias por la mención, caro Embassatore.

Embajador en el Infierno dijo...

Gonzalo- Si que lo es, si.

Seneka- No las merecen.

aukeran dijo...

Todas las virutas me han traido a la mente (especialmente la del maestro Gellimer) la idea de como la construcción del Estado-nación liberal se cimentó mediante la destrucción de las sociedades rurales. La ridiculización y humillación del hombre de campo ha formado parte de esa guerra. El gran historiador Eugen Weber (no confundir con Max Weber)lo analizó, para Francia pero con una linea argumental directamente aplicable a España, en su obra "Peasants Into Frenchmen: The Modernization of Rural France, 1880–1914" obra imprescindible para entender el enraizamiento de la revolución mediante el desenraizamiento de las personas.

El hombre así desenraizado pasa a ser un animal de granja que se deja utilizar por el carpe diem de la próxima ración de soma. Tras la muerte nada queda, ni alma, ni una tierra ni una saga familiar. Así de simple.

Perlimplín dijo...

Ignacio: ¿Cómo que no hay ganancia?

Y mucha, para Trichet, Botín y cía.

Ignacio dijo...

Gracias por la consideración.

Museros dijo...

Gracias por la mención, Embajador.

Muy acertada la reflexión de Aukeran, además.

Fernando dijo...

Hola, Embajador.

Muchas gracias por la mención, y feliz Pascua, con retraso.

Anónimo dijo...

El problema es que con las técnicas actuales no es NECESARIO que haya muchos campesinos.
Hay tractores y cosechadoras que aran campos y levantan cosechas automáticamente guiados por sistemas GPS.
Una planta de ordeñe necesita unos pocos supervisores.

Nadie va a perder dinero contratando gente para ordeñar manualmente.

Lo que provoca un éxodo hacia las ciudades, pero allí tampoco hay abundancia de empleos.

Y si realmente se nos ocurriera dejar atrás las técnicas modernas entonces la producción no alcanzaría para la actual población


GK

aukeran dijo...

K, una ingenuidad habitual es pensar que el desarrollo técnico es neutro políticamente. Como si los “descubrimientos” surgieran espontáneamente. Eso no es así. La relación de dependencia entre el modelo socioeconómico y la dirección de las investigaciones y de los desarrollos técnicos es una obviedad. Desde la implantación del modelo liberal solo tira adelante lo que interesa al complejo Corporaciones-Estado. El ejemplo de los transgenicos de Monsanto es un buen ejemplo.

En España el modelo agrícola actual es la continuación de las políticas “desarrollistas” de los años 60 del siglo XX. Todos los avances técnicos han sido desarrollados para fomentar este modelo de producción. Por ejemplo las variedades de cultivo de cereal han sido diseñadas para una producción en monocultivo, con fertilización intensiva de abonos nitrogenados, con uso intensivos de mecanización y fitosanitarios, consumo de energía extraordinario, etc. Las variedades tradicionales han desaparecido. La relación de dependencia del agricultor respecto las Corporaciones es absoluta. Lo que no encaje en este modelo “no existe” (aunque si existe alternativas).

Lo que dices también es cierto, el modelo actual a conducido a una agricultura a nivel mundial que requiere unos insumos de energía brutales (fabricación y transporte de fertilizantes y agroquímicos, riego, laboreo, etc) y no está nada claro como se alimentará la población tras el oilcrunch.

Perlimplín dijo...

Oye, aukeran, déjate de historias y contesta a los amigos.

Embajador en el Infierno dijo...

Eso digo yo también Aukeran.

Anónimo dijo...

Una pregunta ¿Qué ciudad es la fotografía de la cabecera? simplemente es que tengo curiosidad.

Embajador en el Infierno dijo...

La ciudad es Kiev.