sábado, junio 5

Este es Perez-Reverte: chusma jacobina

Entre la Derecha-de-toda-la-vida y aún entre la derecha-centro-reformista-moderada-ma non troppo los escritos de Perez Reverte, particularmente sus artículos en plan enfant terrible (otro que no pasa de pollo cabreao como el Ussia, por lo menos este último tiene gracia), causan una sensación de felicidad espasmódica que se parece mucho a eso que estáis todos pensando y que no voy a mencionar porque en el fondo soy un mojigato.

Hace ya tiempo que cuando me llega un mail de amigo emocionado con el último cabreo de Perez Reverte directamente lo mando a la basura. Y blog que publica algo de este sujeto, blog que dejo de leer o por lo menos pasa un tiempo en la nevera.

Porque Perez Reverte es el mejor ejemplo del nacionalista liberal y jacobino, o sea, la peor excrecencia de la Revolución. Y para clara muestra, un botón, tomado de una entrevista que le hicieron para El Mundo:


"¿Sabes realmente cuál es mi lamento histórico? Es que aquí nos faltó una guillotina al final del siglo XVIII. El problema de España, a diferencia de Francia, es que no hubo una guillotina en la Puerta del Sol que le picara el billete a los curas, a los reyes, a los obispos y a los aristócratas...y al que no quisiera ser libre le obligara a ser libre a la fuerza. Nos faltó eso, pasar por la cuchilla a media España para hacer libre a la otra media. Eso lo hemos hecho luego, hemos fusilado tarde y mal, y no ha servido de nada. El momento histórico era ése, el final del XVIII. Las cabezas de Carlos IV y de Fernando VII en un cesto, y de paso las de algunos obispos y unos cuantos más, habrían cambiado mucho y para bien la historia de España. Nadie lo hizo, perdimos la ocasión, y aquí seguimos todavía, arrastrando ese lastre que nos dejaron aquellos que sobrevivieron y que no tenían que haber sobrevivido."

Siendo justos hay que reconocer que en este parrafillo hace la mejor definición que se pueda del liberalismo y la Revolución: "...y al que no quisiera ser libre le obligara a ser libre a la fuerza.". En esa deliciosa contradicción está el origen de todo lo que ha venido después, porque lo que ha venido después no es sino absoluta contradicción vestida con atractivos ropajes mercadotécnicos.

Y ahora confieso que yo fui un fan de Alatriste (los libros, no la lamentable película). Y con el tiempo me he dado cuenta que el Capitán Alatriste no habría dudado un segundo en pasar a cuchillo a un elemento como Perez Reverte.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Embajador, vuelves a acertar de lleno. La pena es que muchos de los nuestros siguen regocijándose con los artículos de este personaje, que como carece de criterios de juicio para diseccionar la realidad la emprende a mandobles con todo bicho viviente. Esto regocija a la derecha burda y primaria, lila y pija; y ni siquiera se detiene a considerar quienes han encumbrado y rendido todos los honores a este farsante energuménico

Al Neri dijo...

Reverte siempre me ha parecido un auténtico progre subnormal, por mucho que su conocimiento de la historia de España y algunas de sus posturas puedan interesar puntualmente.

Dhavar dijo...

Embajador:

A mí me parece una machada más, "pour épater les burgeois".

Sin embargo, me permito recordar a aquellos que postulan su adhesión al Ancien Regime, que deberían especificar a qué Ancien Regime se refieren, a saber:
Al medieval, con los parlamentos, las ciudades libres, el rey como Primus Interpares, que acaba generando la revolución Inglesa y luego la americana.
Al Moderno, Hobbesiano,fundador del absolutismo político y la vida social como un asunto de fuerza bruta.
Acaso no veis que la Revolución francesa fue la continuidad de esa concepción monstruosa, a la que sólo le faltaba un paso para fundar el totalitarismo moderno, a saber, la muerte de los dioses, es decir, alcanzar el monismo político definitivo cancelando una Iglesia que había alcanzado cotas inimaginables hoy en día de mundanidad y corrupción?
Especialmente aquí, donde tuvimos la peor de las aristocrcias europeas - que ya es decir-,y una clerecía vinculada al 100% con dicha aristocracia y con el fenómeno político "novo" del absolutismo, tan profundamente pagano, diho sea de paso.

Perlimplín dijo...

Dhavar: claro que lo vemos. Esa distinción está archiexplicitada en toda la producción escrita del tradicionalismo por lo menos desde 1860, si no antes.

Porque lo que sucede en el caso de España es que ese Ancien Regimen medieval, de parlamentos y ciudades libres al que te refieres duró hasta prácticamente el s. XIX, con períodos absolutistas muy cortos y circunscritos a momentos concretos traídos principalmente por el despotismo ilustrado de Carlos III.

Por eso en España decir que uno adhiere al Ancien Regime necesita de muy pocas explicaciones adicionales.

Embajador en el Infierno dijo...

Me adhiero a lo que dice Perlimplin y además confieso que donde vi perfectamente clara la distinción fue en la "Historia de los heterodoxos españoles" de Menendez Pelayo.

En lo que no estoy tan de acuerdo es que la revolución inglesa fuese hija legítima de aquello. Creo que el Coronel Kurtz lo explica estupendamente.

San Isidoro dijo...

Embajador, es que usted se toma a ciertas personas demasiado en serio.

Mendrugo dijo...

Magnífico el artículo de Kurtz sobre el proceso revolucionario inglés. En efecto los ropajes tradicionales de la Inglaterra moderna son tan falsos como los ropajes católicos de su iglesia.

En cuanto a Reverte, salvando su erudición superficial, no te creas que tiene mucha idea de historia. En cuestiones de historia social y de las mentalidades es un anacronista garrafal. Lo habitual en el género. Mejor no leer novelas históricas: salvo raras excepciones tienen más de novelería que de historia.

Mendrugo dijo...

Y contra la imagen que pintan Reverte y algún comentarista, déjame decir algo sobre el perfil del clero en la Edad Moderna española.

Como bien dice Perlimplín, en España el Antiguo Régimen llega entero hasta comienzos del XIX. Y desde Trento hasta entonces, el clero español, bajo y alto, fue en conjunto excelente: culto, pío y virtuoso. (En la Baja Edad Media y hasta Trento sí cabe hablar de corrupción con alguna generalidad). Tampoco era de origen necesariamente noble. Al contrario: se promovía a clérigos de cualquier origen con un criterio de excelencia. Y todo esto gracias al Patronato Regio y no a su pesar. Ya quisiéramos, desde que los obispos los nombra Roma, un espiscopado de aquella calidad humana y cristiana.

La salud y nivel moral e intelectual del clero tuvo mucha parte en que España se viera preservada de las revoluciones que devastaron a Europa en la Edad Moderna: la protestante y la liberal. Y los cimientos de esta fortaleza los echó la reforma cisneriana.

Dhavar dijo...

Perlimplin:

Me inclino a pensar que ese absolutismo quizá fuera en perídos cortos y circuncisos, como dices, sin embargo arrampló con toda la Tradición medieval, y nuestro liberalismo fue francés, y sobre esa línea la "auctoritas", la Iglesia, tuvo que optar. (La verdad, en tan pocas líneas la cosa queda fatal, lo reconozco).

Embajador:

Soy muy consciente, gracias Chesterton - y a Marx.Sus páginas de historia de la latifundización brutal del Norte son lo único salvable del Capital-entre otros, de los aspectos "sombríos" de la Revolución Inglesa.Pero, a diferencia de la Francesa, y precisamente porque el Monarca era cabeza de la Iglesia, no fue esta cancelada como en Francia, y en vez de ser la base del totalitarismo, pudo rescatar mucho de la vieja tradición de sujeción y limitación del poder, y de los derechos inalienables de los súbditos frente a éste. aunque, de facto, acabara siendo el más falso y oligárquico de los regímenes.
Al final, uno tiende a pensar que toda la historia política europea, no es sino un crescendo de la querella de las investiduras, resuelto a favor de la cancelación definitiva de la auctoritas como instancia política eficaz.

Pablo dijo...

Tú sí que estás circunciso.

Firmus et Rusticus dijo...

Me deja con la boca abierta la cita. No por venir de Pérez Reverte, por venir de cualquiera. Algo de exagerción habrá en su intención, concedo, pero en alguna entrevista he leído al sujeto decir que las "cortes" de Cádiz fracasaron por la nefasta influencia inglesa (o sea, que en sí mismas eran deseables). Por ahí tira el hombre, parece ser (pero quién no).

Sí, y a mí también me gustó Alatriste. Pese a su poco encubierta crítica social y política de la Hispanidad, contraponiéndola al valor personal y de la raza, como si lo uno existiese pese a lo otro. Juicio poco justo, creo yo.

Orisson dijo...

Pues a mí es un tío que me hace gracia. Pero no sólo eso, también me gusta cómo escribe. ¿Seré digno de hoguera, por Tutatis?

Un saludo

PD: Y Ussía tiene gracia, querido Embajador, donde tú y yo estamos pensando...

rojobilbao dijo...

Creo que la palabra "liberal" es la más polisémica de nuestra lengua. Cada día le dais una nueva acepción.

Y el verdadero Pérez Reverte es el del vídeo, no el de las columnitas llenas de mala uva, grosería y ego desmedido.

http://www.youtube.com/watch?v=kODA5Qc7GxY

Maestre_de_Campo dijo...

Iba a preguntar a qué venía lo de "jacobino", pero después de leer la entrada lo sé.
Una lástima lo del Reverte, la tentación totalitaria es demasiado común.

Juanjo Romero dijo...

Embajador, Pérez Reverte es un Gallardón jugando a ser Cela.

Y lástima, a mi "La sombra del águila" me gustó. Sus Alatriste menos, pero era un intento.

Gonzalo dijo...

Yo a Pérez-Reverte procuro verle en perspectiva. Me gustan mucho muchas cosas que le leo, y hay otras que me cabrean enormemente. Creo que hay cosas de las que escribe que pocos podrían contarlas así y otras en las que me llega a sorprender los desvaríos que suelta.

Pero sí, en líneas generales me gusta leerle.

Dicho esto, pido extrema atención a la última palabra de mi afirmación: Leerle. Porque me gusta -con excepciones- cómo cuenta lo que cuenta.

Orisson, ve quemándote tú primero que yo ya si eso voy después.

:-P

Porque además coincido contigo en que Ussía -también con excepciones- tiene la gracia ahí mismo. Reverte al menos no pretende engañar y si tiene que soltar una barbaridad, la suelta.

Ussía en cambio cuida la pose para no disgustar a según quién. Y eso dice mucho de él.

pcbcarp dijo...

No te cabrees, Embajador, que hay que vender libros. Y de paso promocionar Cai.

Pablo dijo...

Para enredar. En pocos días el Embajador ha traído a cuento a Reverte, por revolucionario, y a Prada, por su evolución contrarrevolucionaria. Y de uno y otro se ha discutido más bien el estilo literario: redicho, ágil, con gracia o sin ella... ¡Comparaciones con Ussía! Es lo que yo llamo la frivolidad de los carcas.

Claudio dijo...

Perez-Reverte: este tipo se cree Dios, se cree que ha llegado a la omnisciencia y que los demás somos gilipollas. Supongo que este alguien impresentable no tendrá nadie a su lado, porque es insoportable.

Maestro Gelimer dijo...

Una apuntación a este párrafo de Pérez Reverte, extraído de la entrevista:

"¿Sabes realmente cuál es mi lamento histórico? Es que aquí nos faltó una guillotina al final del siglo XVIII. El problema de España, a diferencia de Francia, es que no hubo una guillotina en la Puerta del Sol que le picara el billete a los curas, a los reyes, a los obispos y a los aristócratas...y al que no quisiera ser libre le obligara a ser libre a la fuerza."

No sé si está de broma el tal Pérez Reverte o es que no tiene ni idea de lo que habla.

En el siglo XVIII, gran parte de individuos de la aristocracia y también del alto clero español habían sido captados por las ideas enciclopedistas, intoxicándoles las mentes hasta grados de vertedero intelectual... Así que Pérez Reverte o ignora eso o es que está dándoselas de bocazas.

Y a esos que digo no había que darles guillotina (por ser infame instrumento extranjerizante), sino más bien hoguera, esas hogueras del Santo Oficio, de las cuales hablan sin saber los redichos liberales. ¡Lástima que fueran pocas las que se hacían en el siglo XVIII!

Los jacobinos de todas las épocas son los mejores candidatos para las mazmorras de la Inquisición, y luego: a pasear con el sambenito y el caperuz hasta la pira pública.

Un saludo en Cristo Rey.

brigante dijo...

Yo a este tío le tengo calado desde hace mucho tiempo. Sin embargo, es sorprendente el predicamento del que goza en ambientes "patrióticos". Yo creo que en realidad la gente no lee o no comprende lo que lee.

Maestro Gelimer dijo...

Brigante, creo que la gente "junta letras" y está tan afanosa de la palabra "España" y "Patria" que se traga todo lo que le echan.

Por cierto, menudo humor se gasta el Pérez Reverte en la vida real, que pareciera que es un "diosecillo". Lo vi comiendo en un famoso café de Madrid (creo que era el Café Gijón, y tenía hecho un cerco alrededor de su persona -me dijeron que por tener fama de borde y recibir con cajas destempladas a cualquiera que lo molestara.

Intelectualillos no nos faltan.

Anónimo dijo...

Sr. Perlimplín:

"Porque lo que sucede en el caso de España es que ese Ancien Regimen medieval, de parlamentos y ciudades libres al que te refieres duró hasta prácticamente el s. XIX, con períodos absolutistas muy cortos y circunscritos a momentos concretos traídos principalmente por el despotismo ilustrado de Carlos III."

No comprendo lo que escribe usted. España en el momento de la Unión de Reinos (F&Y) tenía uno de los sistemas participativos más avanzados de Occidente. En el caso de Aragón, incluso necesitaba un severo correctivo, pues los catalanes, como siempre, en sus cortes no paraban de j..., con perdón, al estado al que pertenecían, en este caso la corona de aragón.

La representación de las ciudades en las cortes de Castilla, y a su vez de los estamentos sociales en los ayuntamientos de realengo (con estatuto otorgado por el Rey), no tenían parangón en Europa.

Todo eso se fue al carajo con los Austrias en 1521, que intervinieron dramáticamente los ayuntamientos, con la creación de "Alcaldes adjuntos" (corregidores). Y los Borbones se limitaron a aplicar el descabello a los Usatges catalanes.

Desde entonces no se ha habilitado en España un sistema democrático eficaz, a pesar de que los regeneracionistas lo explicaron muy clarito: Libertades municipales, Mancomunidad de municipios en comarcas, mancomunidad de comarcas en regiones.

Ruego que lean al profesor de derecho constitucional D. Ramón Peralta, de la Carlos III, sobre todo su estudio sobre la Ley Perpetua dictada en Avila en 1521 por los comuneros. Un ensayo contitucional tan avanzado que es citado por la Convención de Philadelphia de 177..? en la cual se sentaron las bases de la constitución de los Estados Unidos.

Coronel Kurtz dijo...

No he leído mucho a Reverte, así que me van a perdonar. Leí el pasaje unas cuantas veces y se me ocurre preguntar: ¿no será que Reverte está diciendo una ironía o, es más, una boutade? Algo así como si dijéramos en plan contrahistoria, "lo que faltó a España es que los liberales cortaran unas cuantas cabezas". Como diciendo que gracias a que la sangre no llegó al río, al menos de forma tan neta, existen las confusiones que existen.

Si lo pienso para el caso argentino, lo afirmaría rotundamente: en este país faltó que cortaran las cabezas a unos cuantos obispos y curas. Si así hubiese sido, el pacto tácito entre la Iglesia y el liberalismo del que hablaba Castellani y que lleva dos siglos, no hubiese existido y, quizá, tendríamos una Iglesia más vigorosa y menos tibia.

En fin, tan sólo un intento para mirar la frase desde otra perspectiva.

AMDG dijo...

Pues espero que le guste al Sr Embajador: Reverte, permítame que le insulte: embustero, pretencioso, lenguaraz.

Anónimo dijo...

Cuanta verdar, Perez-Reverte, cuanta verdad